“Ya valí”: el día que María Asunción Aramburuzabala, la mujer más rica de México, fue atacada por un tiburón

La empresaria vivió una experiencia desagradable una ocasión que vacacionó en Taití, en la que fue atacada por un tiburón tigre

Aramburuzabala es la mujer más poderosa del país. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM
Aramburuzabala es la mujer más poderosa del país. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

María Asunción Aramburuzabala, también conocida como “Mariasun”, es la mujer con más dinero en el país, y la sexta personas más rica de México, solo por detrás de Carlos Slim, Germán Larrea, Ricardo Salinas Pliego, Alberto Bailléres y Juan Francisco Beckmann Vidal.

La mujer de 58 años, cuenta con una fortuna de 5 mil 630 millones de dólares, y es heredera del imperio cervecero de Grupo Modelo, fundado por sus abuelos de ascendencia española en el año de 1924 y cursó sus estudios en Contaduría Pública en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Tras la muerte de su padre Pablo Aramburuzabala Ocaranza, asumió la presidencia del Consejo de Administración de Grupo Modelo, la primera mujer en ejercer este cargo.

En una entrevista realizada por el youtuber y podcaster Oso Trava, Aramburuzabala comparte una experiencia no muy grata que tuvo una ocasión que vacacionó en Taití en la que fue atacada por un tiburón tigre.

La empresaria califica la experiencia como graciosa. “Me encanta bucear, es uno de mis hobbies, entonces estábamos en Taití, y es una actividad en donde meten carnada, básicamente al tiburón, y la dejan ahí por horas, y entonces los tiburones vienen. Y son tiburones tigre que están grandes, en este caso era un tiburón de cinco metros”, explica la heredera de Grupo Modelo.

El tiburón tigre que atacó a la empresaria, medía 5 metros, aproximadamente.
El tiburón tigre que atacó a la empresaria, medía 5 metros, aproximadamente.

Recalca que en aquella ocasión, los tiburones con los que se encontraban no respetaban mucho los límites de distancia, pues se acercaban demasiado. “Estábamos mi hijo Pablo y yo, que éramos los que llevábamos las cámaras grandes, estábamos sentados en la arena, y los demás estaban un poco más al rededor, así entre el coral, y estaba la caja en medio, y los tiburones venían, y pues dándole la vuelta porque lo que querían era sacar el atún”.

Menciona que el day máster abrió la caja, les dio el atún, y había dos tiburones tigre, entre otros tantos, que en total daban unos treinta tiburones, sin embargo, cuando uno de los tiburones tigre se llevó la carnada, al otro de la misma especie no le agradó tanto, y se puso agresivo.

“De repente el tiburón tigre se lleva la carnada, y a este no le gustó, y se nos deja venir y entonces yo estaba tomando las fotos con un gran angular, y de repente dije está realmente muy cerca, y levanté la cabeza, y en ese instante el tiburón le pegó a la cámara, y de ahí me arrastró cinco metros hacia el otro lado, hacia el lado donde estaba la carnada, a mordidas, literal a mordidas, y entonces, como estas cámaras son bastante grandes y son de hierro, y tienen los estrobos, pues yo me iba defendiendo de las mordidas del tiburón”, expresa la empresaria entre risas.

Dice que, de repente, el tiburón comenzó a cerrar las membranas que tienen para proteger sus ojos. “En ese instante dije: ya valí. Cerró las membranas, abrió la boca, más grande que te puedas haber imaginado en tu vida, y entonces yo agarré y le metí la cámara con todas mis fuerzas, hasta donde pude, y dije, nado y me voy, pero claro que eso no es cierto porque el tiburón es tan grande que se mueve un poco con la cola e inmediatamente te alcanza”, menciona en la entrevista.

María Asunción Aramburuzabala cuenta con una fortuna de más de USD 5,000 millones.  FOTO: VICTORIA VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM
María Asunción Aramburuzabala cuenta con una fortuna de más de USD 5,000 millones. FOTO: VICTORIA VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

La empresario narra que cuando el tiburón escupió la cámara, pensó que si no se la volvía a meter en la boca, ella sería la siguiente, por lo que se regresó y le volvió a empujar la cámara, “entonces el day máster me agarró del chaleco, me jaló, y ya estuvimos ahí, la verdad nos estuvo dando unas vueltas, regresó, embistió a mi hijo Pablo y finalmente salimos y todos con bien gracias a Dios”, concluye la millonaria mujer.

Dice que a pesar de haber sido peligrosa, fue una de las buenas aventuras de su vida. Especifica que anteriormente ya había buceado con tiburones, pues tan solo su primera experiencia buceando, fue con cientos de tiburones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR