FGR ejecutó orden de aprehensión contra dos ex policías por caso Nochixtlán

La Fiscalía Especializada de Control Regional y el Ministerio Público Federal les imputaron su probable responsabilidad en el operativo que tuvo como saldo seis homicidios y 28 personas lesionadas

La FGR dio a conocer la información mediante un comunicado de prensa (Foto: Jorge A. Pérez Alfonso/Archivo)
La FGR dio a conocer la información mediante un comunicado de prensa (Foto: Jorge A. Pérez Alfonso/Archivo)

Este domingo 26 de septiembre, la Fiscalía General de la República (FGR), a través de los trabajos de investigación de la Fiscalía Especializada de Control Regional (FECOR), dio a conocer que ejecutó orden de aprehensión en contra de dos ex mandos policiales, probablemente relacionados con los hechos ocurridos en Asunción Nochixtlán, Oaxaca, el 19 de junio de 2016.

El pasado 25 de septiembre, el Ministerio Público Federal (MPF), adscrito a la FECOR, les imputó su probable responsabilidad por seis homicidios y 28 lesionados a los ex mandos policiacos Juan “P” y Carlos “G”, en relación al operativo realizado para la liberación de las carreteras federales ubicadas en Asunción Nochixtlán.

Los implicados fueron aprehendidos en el transcurso del fin de semana, de acuerdo a la información que otorgaron diferentes fuentes de seguridad. Juan P.A. fue detenido en la ciudad de Oaxaca; en tanto, Carlos G.R. en la Ciudad de México.

El próximo 30 de septiembre continuará el proceso de los ex mandos policiacos (Foto: EFE)
El próximo 30 de septiembre continuará el proceso de los ex mandos policiacos (Foto: EFE)

La fiscalía informó que los probables responsables solicitaron la duplicidad del término para que se resuelva su situación jurídica, por lo que la audiencia continuará el próximo jueves 30 de septiembre.

Asimismo, explicó que la situación ocurrió como resultado de la intensa investigación y de la coordinación de las autoridades de los tres niveles de gobierno, ya que se pudo lograr la práctica de “cientos de diligencias ministeriales realizadas, incluso en el lugar de los hechos”.

Con base en la información a la que tuvo acceso Infobae México, Juan Peralta Alavez (ex Director de la División de Fuerzas Estatales de Oaxaca) fue acusado por presuntamente haber ordenado que acudieran elementos armados al operativo desplegado en Asunción Nochixtlán, Oaxaca.

Mientras que Carlos Guerrero Romero (ex Director del 9° agrupamiento de la Coordinación de Alerta y Reacción Inmediata) es acusado por posibles omisiones durante el operativo, debido a que presumiblemente no giró las instrucciones adecuadas en el actuar de los elementos a su cargo, lo que desencadenó en el homicidio de seis personas y 28 lesionadas.

La tragedia de Nochixtlán ocurrió en 2016 (Foto:
La tragedia de Nochixtlán ocurrió en 2016 (Foto:

¿Qué sucedió el 19 de junio de 2016?

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), “la comunidad de Asunción Nochixtlán puerta de la Mixteca oaxaqueña, fue atacada violentamente por centenares de elementos de las policías municipal, estatal y federal, dejando como saldo una gran cantidad de víctimas y graves violaciones a sus derechos humanos”.

Eran las 07:00 horas cuando maestros y población civil se reunieron en apoyo del movimiento magisterial y de impulsar reformas sociales que ayudarían a mejorar las condiciones de la Mixteca, la cual se veía constantemente afectada.

“Sin previo aviso de persuasión fueron atacados por un contingente de fuerzas policiales: 400 policías federales, 400 estatales y 50 elementos de la Agencia de Estatal de Investigaciones, el cual tenía la misión de recuperar la libre circulación en las vías federales, como parte del ‘Operativo Oaxaca’ ordenado por el entonces gobernador del estado Gabino Cué” afirmó la CNDH.

Los manifestantes tuvieron que disolver el bloqueo y se replegaron al panteón que se encontraba en dirección al poblado. Fue aquí donde maestros, jóvenes, mujeres y niños se defendían con piedras y lo que tenían a mano. El enfrentamiento se extendió hasta pasadas las 15:00 horas.

El saldo de los enfrentamientos entre las autoridades y la población fue de ocho personas fallecidas, 103 lesionados y 46 afectados por la exposición a gases lacrimógenos (de las cuales 35 son menores de edad), según la Comisión.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR