Dieron prisión preventiva a cuatro policías de Jalisco: están acusados por desaparición forzada de personas que terminaron descuartizadas

Los oficiales permanecerán un año en reclusión mientras son aportados más datos de prueba y se determine su culpabilidad

El 17 de febrero pasado, la Comisión Nacional de Búsqueda reportó la existencia de al menos 82 mil 881 casos de personas desaparecidas en el país (FOTO: FERNANDO CARANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM)
El 17 de febrero pasado, la Comisión Nacional de Búsqueda reportó la existencia de al menos 82 mil 881 casos de personas desaparecidas en el país (FOTO: FERNANDO CARANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM)

A cuatro agentes municipales de Mezquitic, Jalisco, incluido el comandante, les fue dictada prisión preventiva oficiosa por un año, pues están acusados por su presunta responsabilidad en la desaparición de tres personas, así como por asesinato, abuso de autoridad, peculado y asociación delictuosa.

Dos de las víctimas fueron desmembradas y halladas en bolsas de plástico, mientras que se desconoce el paradero de la otra persona. En septiembre del 2020, los policías acudieron a un rancho de San Juan de los Lirios y se llevaron a tres ciudadanos, sin que después se supiera de ellos.

De acuerdo con la Fiscalía de Jalisco, los funcionarios fueron detenidos la semana pasada y su audiencia de vinculación a proceso se programó para el 4 de marzo reciente. Sin embargo, fue hasta este sábado que se actualizó su situación jurídica.

Una tercera víctima sigue en calidad de desaparecida y se analizan restos para dar con la segunda de ellas (Foto: Fiscalía de Jalisco)
Una tercera víctima sigue en calidad de desaparecida y se analizan restos para dar con la segunda de ellas (Foto: Fiscalía de Jalisco)

“A Fabio Lisandro ‘N’, quien fungía como el comisario municipal; J. Raquel ‘N’, Benjamín ‘N’ y Gregorio ‘N’, oficiales de la corporación, se les vinculó a proceso por los delitos de desaparición forzada de personas agravada, homicidio calificado, abuso de autoridad, peculado y asociación delictuosa”, comunicó la dependencia encabezada por Gerardo Octavio Solís Gómez.

Según las primeras indagatorias, se aportaron datos de prueba que permitieron girar órdenes de arresto contra los oficiales. En el desarrollo de la búsqueda se hallaron dos bolsas con extremidades humanas que fueron analizados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, con lo cual se confirmó que los restos eran de uno de los hombres desaparecidos.

“Actualmente la Fiscalía espera los resultados de otros peritajes que se practicaron en los restos localizados en dichas bolsas para confirmar que se trate del otro masculino por el que existía denuncia.

Los oficiales arrestaron a tres hombres de un rancho y luego no se supo más de ellos (Foto: Fiscalía de Jalisco)
Los oficiales arrestaron a tres hombres de un rancho y luego no se supo más de ellos (Foto: Fiscalía de Jalisco)

“Los operativos que desde el año pasado han implementado la Fiscalía del Estado en conjunto con autoridades federales en la zona continúan para dar con el paradero de la tercera víctima, mientras que las investigaciones en torno a estos hechos también siguen su curso”, destacó la institución.

El 17 de febrero pasado, la Comisión Nacional de Búsqueda reportó la existencia de al menos 82 mil 881 casos de personas desaparecidas en el país, cifra que contrasta con la de las 35 sentencias condenatorias de primera instancia por los delitos de desaparición forzada y desaparición cometida por particulares, de lo que se desprende que hay un nivel de impunidad del 99 por ciento.

Por regiones, los estados con mayor número de personas no localizadas son Jalisco, con 11, 503; Tamaulipas, con 11, 344, y Estado de México, con 8,777.

La entidad gobernada por Enrique Alfaro es uno de los estados con más alta influencia del narcotráfico desde la década de 1980, cuando bajo el mando del sinaloense Miguel Ángel Felix Gallardo, el Padrino, surgió el Cártel de Guadalajara, que trasegaba ya grandes cantidades de cocaína y marihuana a Estados Unidos. A la postre, en la capital del estado, familias enteras dedicadas al narcotráfico se encumbrarían como los capos más poderosos del país.

Tras la detención, la Comisaría de Mezquitic fue intervenida y la vigilancia corre a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública (Foto: Twitter@EnriqueAlfaroR)
Tras la detención, la Comisaría de Mezquitic fue intervenida y la vigilancia corre a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública (Foto: Twitter@EnriqueAlfaroR)

Dentro del mapa del narcotráfico, el estado tapatío es un territorio especial y fuertemente codiciado por los cárteles, no sólo por su ubicación geográfica, con 342.93 kilómetros de litoral al Pacífico y frontera a seis entidades: Nayarit, Zacatecas, Aguascalientes, Colima, Michoacán y Guanajuato, sino por la infraestructura carretera que conecta directamente hacia el centro del país en rutas cortas, lo que sumado a sus condiciones físicas facilita los trasiegos de droga o cualquier mercancía.

También porque en la entidad está asentado el tercer aeropuerto más importante del país por afluencia de pasajeros sólo después del de la Ciudad de México y de Cancún; pero el segundo en importancia para el transporte de carga aérea sólo después del capitalino. Las incautaciones hechas en sus instalaciones dan una idea de la incidencia en el trasiego sobre todo de drogas sintéticas.

Actualmente, la entidad es bastión del Cártel Jalisco Nueva Generación que lidera Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, uno de los capos más buscados en Estados Unidos y México. El grupo que encabeza el Mencho es considerado como tercera fuerza delincuencial más peligrosa del mundo por la Administración del Control de Drogas (DEA), solo detrás de la mafia rusa y las triadas chinas. Se trata de los principales distribuidores de drogas sintéticas a EEUU.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA