AMLO reapareció en Palacio Nacional caminando y con cubrebocas, a dos semanas de dar positivo a COVID-19

El presidente de México reapareció este jueves caminando y con cubrebocas en Palacio Nacional

Video: El Universal.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reapareció este jueves caminando y con cubrebocas en Palacio Nacional.

En un video de escasos segundos que circula por redes sociales, López Obrador voltea y saluda con la mano a quien le da los buenos días, como se puede escuchar en la grabación.

El mandatario mexicano cruzó el Jardín de la Emperatriz y el Jardín Botánico, que se encuentran en Palacio Nacional, para después regresar a sus oficinas.

López Obrador sostuvo una reunión con Alejandro Ernesto Esbach coordinador nacional del Insabi y más tarde recorrió los pasillos de Palacio.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencia vespertina de este martes, dio a conocer detalles sobre la evolución de la enfermedad de COVID-19 que presenta el presidente, aseguró que el mandatario es “prácticamente asintomático”.

“Justo hace algunos minutos terminamos la reunión semanal sobre COVID-19 y participó el presidente, muy activo, muy enérgico, muy enfático, como es él, dando un seguimiento muy cuidadoso a todo lo que hacemos y esto es producto de que continúa en muy buena evolución, sigue recuperándose, están prácticamente transcurriendo los días en los que su organismo irá eliminando el virus, pero prácticamente asintomático”, informó López-Gatell.

Este jueves, el periodista Raymundo Riva Palacio aseguró, en su columna que escribe para El Financiero, que López Obrador habló con el nuevo presidente estadounidense el viernes 22 de enero, a pesar de que los doctores les habían recomendado reposo absoluto.

(Foto: Twitter/lopezobrador_)
(Foto: Twitter/lopezobrador_)

El domingo 24 de enero el mandatario mexicano informó que había dado positivo a COVID-19, y según dice Riva Palacio, para la tarde de ese mismo día, ya tenía fiebre y se sentía muy mal.

“Los doctores le recomendaron reposo absoluto, pero el presidente no quiso cancelar la llamada con Putin al día siguiente, por la urgencia para garantizar vacunas para los próximos meses, tras los tropiezos que tenía con Pfizer, a quien no le pudieron reclamar el recorte de suministros porque habían sido dosis que le regaló el gobierno de Donald Trump, y con AstraZeneca”, destacó el columnista.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, fue una de las contadas funcionarias a quien se le permitió acceso a López Obrador la semana pasada. Además de ella, quienes pudieron acceder a él, más allá de su familia y del secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien encabeza el equipo médico que lo atiende, fueron únicamente el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Riva Palacio también dice que durante la primera semana de confinamiento, el mandatario en ningún momento estuvo inconsciente o sin la capacidad para ejercer sus funciones. “Pero tampoco en condiciones para repetir los mensajes videograbados como el que difundió el viernes 29 por la tarde, donde se le vio cansado, débil y no en las mejores condiciones de salud. Sin embargo, para ese día, el presidente ya había pasado el momento más crítico de su enfermedad y estaba en una lenta y difícil recuperación”, señaló.

Foto: Presidencia de México.
Foto: Presidencia de México.

Luego de que López Obrador informó haberse contagiado de Covid-19, el lunes siguiente, 25 de enero, y hasta este jueves, Sánchez Cordero se ha presentado en las conferencia matutinas en Palacio Nacional en ausencia del presidente mexicano, pero la secretaria de Gobernación aclaró que era exclusivamente para encabezar las mañaneras, ya que López Obrador seguía al frente del gobierno de México.

“Me haga cargo de su representación única y exclusivamente para seguir con este ejercicio de rendición de cuentas que son las conferencias matutinas”, recalcó la funcionaria.

Este lunes, Sánchez Cordero aseguró que López Obrador estaba en franca recuperación, y consideró que el próximo lunes, 8 de febrero, ya estará de nuevo al frente de las conferencias matutinas en Palacio Nacional.

“El presidente está bien, va avanzando en su recuperación, como todos lo vimos el viernes pasado nos dio muchísimo gusto que nos dirigiera un mensaje sobre todo para acallar aquellas voces que hayan estado circulando algunos temas que no eran para nada veraces”, subrayó la titular de la Secretaría de Gobernación.

Sánchez Cordero ha condenado fuertemente los rumores sobre el estado de salud de López Obrador.

López Obrador, de 67 años, anunció el domingo 24 de enero que dio positivo al coronavirus y que tiene síntomas “leves” tras una gira por San Luis Potosí y Nuevo León.

El equipo médico de expertos que cuidan de la salud del presidente de México está a cargo del médico Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: