“Nada más pediría yo una cosa”: la carta de AMLO a los Reyes Magos

El presidente de México contó cuál sería el único deseo que pondría en su carta para los Reyes Magos

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

La mañana del 6 de enero, mientras que las y los niños mexicanos amanecen para disfrutar de los regalos repartidos por los Reyes Magos, en la conferencia matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, le preguntaron cuál sería el contenido de la carta que dejaría en su zapato a modo de petición a estos personajes adoptados por la población mexicana.

Como respuesta, el presidente enfatizó su deseo por que la población mexicana esté protegida contra el virus SARS-CoV-2 mediante el uso de la vacuna, puesto que, como comentó en su mensaje para el 2021, la pandemia es la principal preocupación de su gobierno para este año.

“Nada más pediría yo una cosa a los Reyes Magos: que se lograra lo más pronto posible vacunar y proteger a todos los mexicanos para no seguir sufriendo y padeciendo de la pandemia del COVID-19. Eso es lo que pondría yo en mi carta”, fueron las palabras con las que el mandatario expresó sus deseos.

Agregó que, en materia de economía, seguridad y bienestar general de la población, ya su gobierno está haciendo avances, por lo cual quedarían fuera de su lista de deseos: “A Melchor, Gaspar y Baltazar, nada más eso, que es lo que más nos preocupa y nos ocupa. La parte económica, ya lo hemos dicho, ahí va saliendo; el problema de la inseguridad y la violencia, también, vamos mejorando; van a mejorar también las condiciones de vida, de trabajo, del pueblo. Pero, sí, la pandemia es lo que más nos preocupa”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

La tradición de los reyes magos en México forma parte de la herencia cultural que dejó la época colonial española. La adopción de algunos ritos de la religión católica por parte de los pobladores originarios del territorio ha moldeado el panorama cultural del México contemporáneo. Tanto así que en Tizimín, Yucatán, región poblada por indígenas mayas, se encuentra uno de los lugares más representativos de las festividades de Los Reyes Magos de Oriente. Este fue el segundo año consecutivo en el que la misa dedicada a los Santos Reyes se realiza completamente en maya.

Allí, se celebran los Tres Santos Reyes con un desfile en el cual Melchor, Gaspar y Baltazar pasean por las calles de la localidad para repartir dulces a los niños y niñas. Además, parte de la herencia española de esta tradición, es dejar una carta con deseos al interior de un zapato la noche del 5 de enero, con la esperanza de que a la mañana siguiente, los Reyes Magos hayan cumplido alguna de las peticiones.

En la Ciudad de México se encuentra la colonia de Los Reyes en la alcaldía Coyoacán. Esta, junto con los otros 6 pueblos originarios de Coyoacán (entre los que se encuentra el Pueblo de la Candelaria), es una de las comunidades más antiguas de la ciudad. De hecho, esta colonia también es llamada en ocasiones como Los Reyes Hueytlilac, haciendo referencia al nombre prehispánico que tenía esta región, antes ocupada por la oscura piedra volcánica y cuerpos de agua provenientes de los derrames del Ajusco. Hueytlilac, en náhuatl, significa “en las aguas negras”.

Poca afluencia de compradores se observa este martes, en comercios del Mercado Sonora, en Ciudad de México. EFE/José Méndez
Poca afluencia de compradores se observa este martes, en comercios del Mercado Sonora, en Ciudad de México. EFE/José Méndez

En esta localidad, una de las celebraciones más importantes son las fiestas patronales de los Santos Reyes. Melchor, Gaspar y Baltazar son merecedores, cada uno, de sus propios festejos. Durante esos días, se ocupa alguna de las calles o avenidas de la colonia para que funcione como escenario de las diferentes agrupaciones musicales que llegan a la colonia, así como pista de baile para los habitantes del Pueblo de los Reyes, así como de los otros pueblos originarios y cualquier visitante que quiera visitar.

Antes del baile, se hacen las misas en la iglesia del Pueblo de los Reyes, además de que se colocan castillos para el uso de pirotecnia.

Esta región que, según el texto Historia del pueblo de Los Reyes, Coyoacán, D.F, antes parecía un “Xochimilco chiquito”, por la presencia de cuerpos de agua donde se podía pescar, nadar y ocupar para la floricultura y otros tipos de producción agrícola, ha tenido que defender sus recursos hídricos de las empresas inmobiliarias que han llegado a la localidad con el objetivo de construir edificios habitacionales.

Tal fue el caso del desalojo del plantón en Avenida Aztecas, por parte del cuerpo de granaderos durante el gobierno de Mancera. En ese sitio, las y los vecinos de los reyes, con apoyo de habitantes de Santo Domingo, defendían un manantial de agua amenazado por el proyecto de construcción Ciudad Futura de la inmobiliaria Quiero Casa.

MÁS DE ESTE TEMA: