“¿Por qué 3,000?”: la razón del número de dosis de vacuna COVID-19 que llegó a México

Marcelo Ebrard explicó los retos logísticos de distribuir la vacuna de Pfizer/BioNTech contra la COVID-19

 FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO

El día de hoy se administraron las primeras vacunas en contra de la COVID-19, lo que, en palabras del secretario de Relaciones Exteriores, marca el “inicio del fin de la pandemia”. Este mensaje lo día de ayer en el sitio donde aterrizó el avión con las primeras dosis de la vacuna.

Aunque la noticia era esperanzadora, muchas personas se preguntaron por qué llegaron tan pocas en el primer cargamento, puesto que fueron unas 3,000 dosis de la vacuna las que tocaron tierra en territorio mexicano.

Para dar respuesta a esos cuestionamientos, el día de hoy, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller mexicano explicó que esto se debe a que “tienes que calibrar el operativo” antes de poder recibir los cargamentos más grandes de la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech.

Explicó que esto responde también a los retos logísticos que plantean las características de la vacuna. Ya que, para que esta mantenga su integridad, debe de ser transportada y mantenerse también a una temperatura de -70°C antes de que se administre a las personas. Por lo que implica procesos de capacitación del personal y preparación de la refrigeración para la distribución de la vacuna.

“Tiene que estar todo cronométricamente organizado” detalló Marcelo Ebrard.

La enfermera María Irene Ramírez recibe la primera inyección de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en el Hospital General, mientras continúa el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Ciudad de México, México. 24 de diciembre de 2020. REUTERS / Edgard Garrido
La enfermera María Irene Ramírez recibe la primera inyección de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en el Hospital General, mientras continúa el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Ciudad de México, México. 24 de diciembre de 2020. REUTERS / Edgard Garrido

El siguiente cargamento llegará, según aclaró el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), “a más tardar el martes a primera hora” y contendrá un poco más de 50,000 dosis de la vacuna, para alcanzar la cifra de 53,625 vacunas.

A partir de ese momento, el volumen de los cargamentos irá aumentando. En una gráfica presentada durante la intervención del canciller, se ilustra una proyección en la que, para enero se contará con 1 millón 425 mil 575 dosis de la vacuna, suficientes, según Ebrard, para proteger al personal médico que atiende directamente a pacientes con COVID-19.

Par abril se espera contar ya con 8 millones de inyectables, en agosto serán 23 millones y para diciembre se llegará, según lo programado, a la meta de 34 millones 400 mil vacunas de Pfizer/BioNTech en territorio mexicano.

México, como reiteró el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores el día de hoy, es “el primer país de América Latina que la recibió”, dijo refiriéndose a la vacuna. Además, presumió que el proceso de vacunación arrancó incluso unos días antes que en la Unión Europea, donde se administrarán las primeras dósis el próximo domingo.

Vista de la vacuna de Pfizer-BioNTech COVID-19. EFE/EPA/Shawn Thew/Archivo
Vista de la vacuna de Pfizer-BioNTech COVID-19. EFE/EPA/Shawn Thew/Archivo

Por otro lado, el canciller aclaró que México no depende únicamente de la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech, sino que cuenta con un portafolio de opciones para obtener vacunas que contrarresten al virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia.

Marcelo Ebrard recordó que AstraZeneca está en proceso de obtener autorización para su uso de emergencia en Europa a finales de enero del 2021, “por lo tanto, en México también será presentado en el mes de enero”. De esta opción, México precompró 77.4 millones de dosis, según declaró.

Sobre la vacuna desarrollada por la farmacéutica china CanSino, ésta presentará su expediente a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), con el corte de los ensayos clínicos con voluntarios correspondientes a la Fase III, en enero del 2021. De tal forma que la Cofepris informará cuando la vacuna sea aprobada para su administración en México.

En cuanto al programa COVAX de la Organización Mundial de la Salud para acelerar la distribución equitativa de las vacunas contra la COVID-19 en el mundo, al que México está suscrito, Ebrard reiteró la intención del proyecto para proveer de protección para un 3% de la población de los países participantes en el primer cuatrimestre del 2021. Además, recordó que en ese caso, México ya precompró una cantidad de 51.5 millones de dosis.

MÁS DE ESTE TEMA: