Resultados de pruebas de COVID-19 pueden rezagarse hasta 30 días por saturación de laboratorios

La explicación de los retrasos se basa en la infraestructura de los institutos, los cuales operan con recursos insuficientes o de años pasados

(Foto: José Méndez/EFE)
(Foto: José Méndez/EFE)

Ante la saturación al interior de los laboratorios en la actualidad, el tiempo en que una persona se realiza la prueba para saber si tiene COVID-19 y la obtención del resultado puede ser de hasta 30 días, aun cuando el periodo de respuesta de estos exámenes tiene un promedio de dos a cinco días.

El rezago de las pruebas se debe a un problema estructural y es que de acuerdo con las autoridades sanitarias, el sistema que se ha topado de frente con el nuevo coronavirus ha tenido que hacerlo con la misma infraestructura que tenían desde el años pasado, es decir, antes de que se detectaran los primeros casos de la enfermedad en todo el mundo.

“Las capacidades en cuanto a personal, turnos, máquinas, todo lo que se requiere para hacer la vigilancia basada en laboratorio se vio y se sigue viendo totalmente rebasada ante una emergencia epidemiológica que requiere de muchísimo trabajo”, aceptó Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, durante una entrevista con el portal Animal Político.

En este sentido, el funcionario reconoció que han llevado a cabo esfuerzos con el fin de aumentar la capacidad de los laboratorios para realizar estas pruebas, pero los trabajos en esta materia han sido insuficientes.

Según datos de la ONU, México continúa debajo del promedio en aplicación de pruebas. (Foto: Cuartoscuro)
Según datos de la ONU, México continúa debajo del promedio en aplicación de pruebas. (Foto: Cuartoscuro)

Dicha situación produjo que la estrategia del sistema de salud frente a la pandemia no se orientara a la realización masiva de pruebas y decidiera que la positividad de COVID-19 no fuera el principal criterio para evaluar el semáforo epidemiológico, lo cual es de suma importancia para conocer el comportamiento del virus entre la población.

Hace unos días, la ONU informó que en México sólo se aplican 65 pruebas por cada millón de habitantes, lo que significa un aumento respecto a las realizadas en los primeros meses, no obstante, los análisis sugieren que todavía no se realizan suficientes exámenes para controlar adecuadamente el brote.

Por ello, el estudio elaborado con la Universidad de Oxford destacó que en los países donde se presentan este tipo de características, el número real de infecciones puede ser mucho mayor que el número de casos confirmados.

En la actualidad, explicó el funcionario, el indicador de positividad tiene un retraso cercano a las dos semanas, pero uno de los ejemplos más representativos de esta situación es Sonora, estado en donde aún se espera la confirmación de pruebas realizadas en el mes de marzo, apuntó la directora de Epidemiología de la entidad, Denica Cruz, en una conversación con el mismo medio.

El IMSS negó tener retrasos en la entrega de resultados. (Foto: Sáshenka Gutiérrez/EFE)
El IMSS negó tener retrasos en la entrega de resultados. (Foto: Sáshenka Gutiérrez/EFE)

Además, el problema se intensifica en el caso de las pruebas realizadas por el IMSS, pues ahí la funcionaria ha detectado mayor lentitud en el procesamiento de las pruebas. Cortés Alcalá explicó que esta situación se debe a que los laboratorios del instituto realiza sus trabajos de manera regional, por lo que recibe exámenes de varios estados.

Asimismo, dejan que se acumulen paquetes de pruebas con el fin de enviarlas todas juntas, lo cual también se ha visto afectado, pues durante la pandemia estos servicios también han tenido complicaciones.

Tras estas declaraciones, Animal Político buscó al IMSS, dependencia que aseguró cumplir con el protocolo de las 48 horas para entregar los resultados de las pruebas de coronavirus que realiza e incluso negó que su capacidad se haya visto rebasada.

Este jueves, 23 de julio, México 370,712 casos confirmados acumulados de coronavirus, de los cuales 53,349 pacientes presentaron síntomas en los últimos catorce días (contagios activos). Además, van 41,908 decesos, 89,547 sospechosos y 239,209 personas se han recuperado de la enfermedad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

TE PUEDE INTERESAR