Cómo llegó México a su peor caída del PIB en 11 años: no todo es culpa del coronavirus

El país entró en recesión desde el año pasado, pero el quinto trimestre a la baja fue el más severo

(FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO)
(FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO)

El Producto Interno Bruto (PIB) de México registró una caída del 1.6% durante el primer trimestre de este año, de acuerdo con información dada a conocer este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Se trata de su peor caída en 11 años, con la que la economía mexicana suma cinco trimestres consecutivos en contracción.

Y aunque pudiéramos suponer que esta es una más de las consecuencias negativas de la crisis actual por la pandemia del COVID-19, en realidad es un punto al que el país llegó mayormente por otras razones.

México entró en recesión desde el año pasado

Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base explicó a Infobae México que el país ya venía arrastrando un estancamiento económico desde el 2019, con cuatro trimestres consecutivos a la baja.

“Sí afectó la pandemia de cualquier manera, porque faltaron algunos insumos y por lo tanto hubo disrupciones en la cadena de suministros, además de que se generó un poco más de incertidumbre y la incertidumbre siempre provoca disminuciones en la producción, por eso, incluso, se profundizó la caída en el PIB. Pero no es solamente por la pandemia, ya traíamos arrastrando el estancamiento económico severo de 2019”, explica la especialista.

Las razones que la economista reconoce como detonantes de esta caída en bucle son la falta de confianza empresarial, que pudo generarse por las políticas no ortodoxas de consultas públicas; disminuciones en la confianza del consumidor, que aunque no llegó a tasas negativas en 2019, sí se desaceleró; un subejercicio del gasto del gobierno, la mayor parte del año, sobre todo en lo que tiene que ver con gasto en la inversión física, es decir, proyectos de infraestructura; y en menor parte, una desaceleración también en la economía estadounidense.

“Entonces podríamos decir que la mayor parte de la caída del PIB de 2019 fue provocada de manera interna”, resume Siller.

El panorama no pinta muy prometedor

“Estoy optimista y pienso que vamos a salir adelante, tanto de la crisis de salud como de la económica”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia matutina, reiterando la estrategia de su gobierno para sortear la crisis, misma que prácticamente consiste en no recurrir a la deuda, no aumentar impuestos, no subir los precios de la gasolina, reforzar la política de austeridad, intensificar el combate a la corrupción, apoyar más a la población y destinar más fondos a los microcréditos y acciones del bienestar.

Conferencia matutina del 30 de abril de 2020 (Foto: Andrea Murcia/CUARTOSCURO)
Conferencia matutina del 30 de abril de 2020 (Foto: Andrea Murcia/CUARTOSCURO)

Con tales medidas, el presidente señaló que espera que el curso del PIB en los siguientes trimestres tenga una tendencia similar a la letra "V".

Pero algunos especialistas avistan un panorama más realista.

Por ejemplo, BBVA Bancomer ve en su proyección más pesimista que la decisión del presidente López Obrador de no gastar en un plan de recuperación agresivo podría reducir el PIB en hasta 12%.

La experta consultada por Infobae México, Gabriela SIller, señaló que mientras que en Estados Unidos, se espera una caída del 5.5% este año, con un periodo de recuperación de 18 a 24 meses, "en el caso de México la recuperación se espera del tipo L, es decir, que nos vamos a tardar al menos tres años en recuperar el PIB que teníamos antes de la pandemia”.

Siller, también maestra de Economía en el Tec de Monterrey, aclaró que durante el año pasado no se consideró que la economía mexicana estuviera en recesión debido a que, a pesar de que cayó el PIB, esto no fue tan profundo.

Pero ahora, advierte, no hay lugar a dudas: “no solo podemos hablar de una recesión, sino de una crisis económica, debido a que se espera que el PIB de México este año, en un escenario central, registre una caída del 8%. Pero aunque nos pongamos muy optimistas suponiendo que la caída anual será del 3.9%, como ve la Secretaría de Hacienda, definitivamente eso ya es una recesión”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La economía mexicana registra su mayor contracción desde 2009

El oscuro panorama financiero de Pemex: reportó pérdidas por más de 560 millones de pesos en el primer trimestre del año

Industria automotriz mexicana se alista para retomar operaciones en mayo