Qué pasó con la Ciudad de México en “Guerra Mundial Z”

En este filme, una pandemia también invade al mundo, pero no todos los países se ven bien librados. ALERTA DE SPOILER

El filme es protagonizado por Brad Pitt (Foto: archivo)
El filme es protagonizado por Brad Pitt (Foto: archivo)

Han pasado siete años desde el estreno de “Guerra Mundial Z”; sin embargo, gracias a la pandemia de coronavirus, su popularidad se volvió a elevar, ya que también trata de una pandemia que invade al mundo.

Por el momento, el filme está dentro del Top Ten de lo más visto en Netflix junto con la película “Epidemia” protagonizada por Dustin Hoffman. En el filme de 2013 dirigida por Marc Foster y basado en la obra de Max Brooks, el público comienza a saber de la nueva enfermedad que ha invadido al mundo a través de un antiguo empleado de las Naciones Unidas llamado “Gerry Lane” y que es interpretado por Brad Pitt.

En la cinta, Lane viaja por todo el globo terráqueo para averiguar cómo se puede destruir el virus, si existe alguna cura o qué se puede hacer al respecto de la enfermedad. Al principio podemos ver a Lane con su familia en Estados Unidos, pero tiempo después tiene que viajar a Jerusalén, en donde la gente se refugia de los zombies.

Pero esto no funciona y días después viaja a Cardiff, en Gales, ahí el equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se da cuenta de que aunque no hay una cura, existe un tipo de patógenos que permite a la gente camuflarse de los atacantes y de esta manera no ser atacados.


En "Guerra Mundial Z" Jerusalén se ve casi perdida (Foto: Captura de Pantalla)
En "Guerra Mundial Z" Jerusalén se ve casi perdida (Foto: Captura de Pantalla)

Es así como crean un tipo de “vacuna” para ayudar a los supervivientes a pelear contra los zombies, y también como la esperanza de poder salir de esta batalla, renace. Pero no fue así para todas las ciudades, pues el virus se esparció demasiado rápido y demasiadas vidas se perdieron.

“Este no es el final. No estamos ni cerca. Perdimos ciudades enteras”, dice Lane en su discurso final mientras pasan imágenes de París y Venecia completamente invadidas por zombies y casi destruidas. Pues aunque sí logró inventarse algo para salvar a la población, fue muy tarde para estas ciudades.

Y, aunque no pasan ningún video de la capital de México, sí se escucha un informe en donde se deja saber que no se pudo rescatar a nadie de ahí. “La Ciudad de México fue declarada como pérdida total”, explica.

Aunado a esto, durante la promoción de los filmes sí existieron pósters que mostraban los destinos de algunas ciudades, como Berlín, Roma, Barcelona, Sydney, Nueva York, Londres, Río de Janeiro, Moscú y la Ciudad de México. En estas “fotografías” aparecían los monumentos o vistas más icónicas de cada uno, con miles de “muertos vivientes”, y sus edificios ardiendo en llamas.

Dentro de la ficción, la capital mexicana no sobrevive (Foto: Twitter@CarlosJimenezDF)
Dentro de la ficción, la capital mexicana no sobrevive (Foto: Twitter@CarlosJimenezDF)

Y, aunque la población mexicana espera que sea cierto cuando Max Brooks dijo que él no predice el futuro, sí ha encontrado algunos parecidos de lo que está pasando en Estados Unidos ahora, con su libro: “Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi”.

“[El hecho de que haya una elección este año] está empeorando las cosas. creo que nubla los juicios de las personas. Creo que siempre están buscando un hombre del saco político detrás de todo. Erosiona la confianza del público cuando estamos en un año electoral, porque hueles a política detrás de todo. La confianza es lo único que necesitamos ahora más que nada. Y no me refiero a confiar en nuestros líderes. Me refiero a confiar en los hechos, confiar en los expertos calificados, en los científicos”, dijo a el portal Vox.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Steven Soderberg, director de “Contagio”, tenía información sobre una posible epidemia

“Contagio”, la película de 2011 que se volvió un éxito en las plataformas de video por el miedo al coronavirus

La razón detrás de la histeria por el papel de baño en plena crisis del coronavirus es más oscura de lo que pensamos


MAS NOTICIAS