“La cosa está cada día peor”: trabajadores de limpieza en el ISSSTE denuncian que laboran sin equipo, bajo amenazas y malas condiciones

Las supuestas irregularidades de la empresa contratista en el Hospital General Darío Fernández Fierro ponen en una condición vulnerable a los trabajadores

Foto: Cortesía - trabajadores de limpieza del Hospital General Doctor Darío Fernández Fierro, ISSSTE
Foto: Cortesía - trabajadores de limpieza del Hospital General Doctor Darío Fernández Fierro, ISSSTE

En diciembre de 2019 Grupo Relissa Servicios Corporativos “ganó” un contrato por más de 385.7 millones de pesos para otorgar los servicios de limpieza en los hospitales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), entre algunos señalamientos de irregularidades en la adjudicación.

Sobre el contratista también pesan sospechas de simulaciones administrativas, retención del salario de sus trabajadores, maltrato y malas condiciones laborales.

De acuerdo con Rogelio Varela del Heraldo de México, a inicios de este año, Grupo Relissa Servicios Corporativos dio como domicilio una propiedad abandonada ubicada en Tlalnepantla de Baz, en el Estado de México, lo cual fue denunciado ante la jefa de Servicios de Adquisiciones, María Dolores Carranza Hernández.

Además, en el sector se aseguró que la licitación LA-051GYN005-E105-2019 (publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12/12/2019) habría sido hecha a medida de la firma “ganadora”, pues su representante legal, Francisco Javier Rodríguez Mote, es primo del representante legal de Gerlim, la contratista anterior.

Por si fuera poco, hasta el pasado 2 de enero, Grupo Relissa no había sido registrada por la Secretaría de Hacienda como una empresa revisada y autorizada.

Pese a ello, la empresa brinda actualmente el servicio en diversos hospitales del ISSSTE, entre ellos, en el Hospital General Doctor Darío Fernández Fierro, ubicado en Barranca del Muerto esquina con Av. Revolución, en la Ciudad de México.

Los abusos de Grupo Relissa

Grupo Relissa, la empresa que da servicios de limpieza a los hospitales del ISSSTE (Foto: cortesía)
Grupo Relissa, la empresa que da servicios de limpieza a los hospitales del ISSSTE (Foto: cortesía)

Infobae México platicó con uno de los trabajadores de limpieza de Grupo Relissa, quien bajo condición de anonimato, detalló las diversas irregularidades, simulaciones administrativas, malos tratos y abusos en los que incurre esta empresa con sus empleados, varios de ellos, gente de la tercera edad.

El trabajador señaló que fue justo desde enero de este año cuando Grupo Relissa empezó a operar bajo ese nombre, pero apuntó que aunque la empresa ha hecho varios cambios de razón social, los supervisores y coordinadores siguen siendo los mismos.

De acuerdo con el testimonio del trabajador, los supervisores a quienes identificó sólo por sus nombres (Nora, Karla, Perla, Patricia, Juan, Israel y Ezequiel), manejan a discreción la nómina de los empleados, los tratan de forma déspota y con constantes amenazas, además de no darles a todos seguridad social, de retenerles sus salarios o realizarles descuentos injustificados.

“Para empezar no tienen contrato laboral, es un contrato verbal directo con los supervisores. Además no todos cuentan con el servicio médico (seguridad social) y al preguntarles por qué, se molestan”, denunció.

Señaló que en caso de que un trabajador falte algún día, se le hace un descuento exorbitante, además de que se queda sin su día de descanso, ya que si lo toma, también se lo descuentan, argumentando que es otra falta

“Te hacen descuentos bastante exagerados porque por una parte te descuentan 400 pesos (cuando su sueldo mensual es de 3,600 netos) y si cubres dos turnos (mañana y tarde) y por algún motivo ya no te presentas a alguno, te descuentan el día más aparte ya no te toman como descanso tu día de descanso y entonces es otra falta”, aseguró.

“Es una red de corrupción porque son los mismos supervisores que vienen manejando esta situación desde hace bastantes años. Han cambiado constantemente de razón social o han entrado empresas nuevas y ellos siguen como supervisores quienes tratan de manera cruel al personal”, dijo.

“En especial una supervisora que se llama Karla, desconozco los apellidos, es la más déspota de todas. Grita y falta el respeto con palabras altisonantes, acusa, y si alguien se atreve a decirle algo, pega el grito en el cielo y casi casi te quieren despedir”, aseveró.

“Por ejemplo, las personas de la tercera edad aún siguen laborando con las medidas precarias que ellos manejan. Un cubrebocas de lo peor, literalmente parece una servilleta y si llegan a tomar un descanso o intentan comer y los supervisores van pasando, les empiezan a gritar enfrente de quien esté que si ya terminaron, que se apuren que son unos inútiles y que no les gusta hacer nada”, reveló.

Aunque los gobiernos federal y capitalino dispusieron hace unas semanas que los adultos mayores de 65 años o con males crónicos dejen de trabajar por el Covid-19, Grupo Relissa no lo ha acatado, e incluso, de acuerdo con lo dicho por esta persona, ha amenazado al personal de la tercera edad o con enfermedades crónico degenerativas, con quedarse sin el empleo o no pagarles, si faltan

El trabajador que brindó su testimonio, señaló que en el Hospital Darío Fernández laboran alrededor de 30 personas en el área de limpieza, tres de ellas son adultos mayores, pero aunque son población de riesgo “aún así, van a trabajar, ya que de lo contrario, no les pagan. Además, los tratan de una manera muy déspota”, dijo.

Imagen ilustrativa (Foto: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO)
Imagen ilustrativa (Foto: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO)

Justo en medio de esta emergencia sanitaria, el personal de limpieza, cuya labor es fundamental para prevenir posibles problemas de salud en los pacientes, no ha recibido ninguna capacitación para realizar una sanitización adecuada de las áreas en donde se encuentran pacientes sospechosos o confirmados de Covid-19, así lo aseguró el testimonio.

“No cuentan con una capacitación para saber cómo realizar la limpieza de las áreas aisladas para los pacientes sospechosos o confirmados con Covid. Si alguna persona adscrita al área de limpieza les preguntaba a los supervisores si les darían alguna capacitación para atender las zonas peligrosas les preguntaban ¿vas a entrar tú? y si la persona decía no, les volvían a preguntar ¿entonces para qué quieres información?”.

Hace unos días, señaló, los supervisores del área llamaron al personal de intendencia para decirles que les darían una capacitación ante la emergencia por el Covid-19, pero sólo les tomaron la foto y les dijeron que podían retirarse.

“Pero no solamente se les debería capacitar por el Covid, sino porque también están con contacto con áreas en donde se tratan a pacientes con otras enfermedades infecciosas o gangrena”, señaló el trabajador.

“Además, hay muchas veces que los mismos enfermeros te dicen que hagas la limpieza y no te comentan el padecimiento o las patologías del paciente”, dijo.

Aunado a la nula capacitación que señala el trabajador, también hay una falta de seguimiento de protocolos por personal médico del mismo hospital.

“Esta es una ropa de una cirugía, de una cesárea realizada a una paciente con posible Covid. Así, sin medidas preventivas, sin aviso, sin ninguna nota que alerte que se trata de ropa posiblemente contaminada”, alertó.

“Su esposo (de la paciente) es un policía preventivo del Sector Nápoles, el cual indica que tiene casi todos los síntomas (de Covid-19), la señora de igual manera, y dejaron la ropa así nada más”, denunció.

Aunque señaló que el personal de limpieza entraría al quirófano en donde se atendió la paciente, “se realizará la limpieza sin el equipo adecuado”, advirtió.

Armados con cubeta, mechudos y agua con cloro, así enfrentan al Covid-19

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

El trabajador relató que el personal de limpieza sólo cuenta con un mechudo, una cubeta, agua clorada y las bolsas de RPBI ( (Residuo Peligroso Biológico Infeccioso) para echar material de curación, de limpieza o ropa. Pero no tienen ningún bactericida o algún sanitizante.

“Hace unos momentos pasé por un tambo con supuestamente el agua clorada y no huele a cloro, tiene un ligero aroma pero no es fuerte”, señaló.

El trabajador explicó la forma en que se limpian las paredes de las zonas aisladas: verter el agua clorada en la superficie, esperar a que se seque o el muro lo absorba, volverlo a hacer dentro de media hora y se repite el proceso tres veces.

Relató que ante el miedo y la falta de respaldo de la empresa, el personal no quería entrar a realizar la limpieza de estas áreas, por lo que los supervisores optaron por hacer el trabajo con un pago adicional que ellos mismos se otorgaron, debido a que manejan la nómina de los trabajadores.

“Pero nunca lo debatieron en una junta, sino que los supervisores lo impusieron. Se están dando un bono de 700 pesos por cada limpieza exhaustiva en un aislado”, reveló.

Aunque aseguró que el personal de limpieza asignado al área de urgencias en donde se encuentran los enfermos de Covid-19 entran con un uniforme quirúrgico desechable como los que se utilizan en cirugía, no es el adecuado.

Sin embargo, ya que los supervisores son los que están realizando la limpieza de las zonas aisladas, se retiran su ropa quirúrgica y se dan un baño, cosa que si fuera otro empleado no podría hacer, aseguró el trabajador quien se atrevió a brindar su testimonio.

Pero además, destacó, el calzado que utilizan no tiene ninguna protección, el cual también se contamina y al movilizarse a otras áreas del hospital, representa un foco de infección.

A esto hay que añadir que el área de quirófanos del hospital se encuentra en remodelación por lo que hay tierra por todos lados.

Insistió que aunque el personal de limpieza hace lo más que puede, pero el que los quirófanos no estén cerrados para su remodelación, complica la situación.

“Actualmente se están modificando los muros y cambiando los plafones, por lo que no nada más estamos hablando del polvo que hay, sino que también de todas las bacterias que se acumulan en las paredes”, advirtió.

Aunque señaló que aunque los trabajadores limpian sus áreas “de qué sirve si los mismos albañiles pasan por ahí y ensucian”, advirtió.

“La cosa está cada día peor”

El trabajador de limpieza del Hospital General Darío Fernández aseguró que hay más irregularidades entre los supervisores del área. Una de las denunciadas a Infobae México, es que aunque el personal de intendencia le solicitan a sus supervisores material como papel higiénico o sanitas para secarse las manos, no se los dan.

“Ellos tiene que ir a colocarlo y por lo general, se hacen los occisos (sic) y ya no ponen nada. La excusa es que el personal se lleva el material, cuando casualmente a los pocos días que llega el material ya no hay nada: pastillas de baño, papel higiénico, etc”, aseveró.

Imagen ilustrativa (Foto: Google Maps)
Imagen ilustrativa (Foto: Google Maps)

Recordó que debido a que los supervisores manejan la nómina “se anotan hasta tres turnos trabajados cuando con trabajos cumplen uno”, aseguró.

“Nora está al mando de esta supervisión. Descansa sábados y domingos y entre semana trabaja por muy tarde, hasta las cinco de la tarde, pero ella hace y deshace con la nómina”, señaló el trabajador.

Este martes 7 de abril, los trabajadores de limpieza hicieron un paro de labores debido a que no recibieron el pago de su quincena, lo cual debió ocurrir el domingo, pero según los supervisores y coordinadores, el depósito se les haría el jueves 9 de abril, ya que aseguraron “el ISSSTE no ha pagado”.

“La cosa está cada día peor, no sólo nos tratan mal sino que ya se niega el pago correspondiente a la labor desempeñada. Por el paro de labores vinieron los coordinadores directamente, pero no arreglaron nada, porque supuestamente el ISSSTE no ha pagado y que hasta el jueves posiblemente depositen el dinero o de lo contrario lo van a traer en efectivo”, señaló.

Por si esto fuera poco, los amedrentaron.

“Prácticamente (les dijeron) que el que quiera trabajar adelante, que el que no, pues también, que no había problema y se podía retirar, pero que quien se retire, se va a hacer una lista para saber qué va a proceder con ellos cuando regresen si es que todavía van a poder regresar o qué decisión se va a tomar. Pero todos regresamos a laborar, con la consigna de que se pagará hasta el día jueves”, reveló

Infobae México realizó una búsqueda en internet de Grupo Relissa, pero la empresa carece de página web y tampoco se localizó su dirección.

Sin embargo, se encontraron algunas publicaciones de vacantes no vigentes en algunas páginas de empleos en donde aseguran, manejan tres turnos para el personal de intendencia: Matutino de 06:00 A 14:00 horas, Vespertino de 14:00 a 22:00 horas y nocturno de 22:00 a 06:00 horas para laborar en el Hospital Dr. Rubén Leñero de la Secretaría de salud, por un sueldo de 3,800 pesos al mes.

El anuncio señala que es una contratación inmediata, para ambos sexos y sin límite de edad y proporciona un número de contacto, pero al marcar, quien contestó aseguró que sólo era para dar informes de las vacantes y ya lo habían dado de baja en las páginas de empleo. No obstante proporcionó un teléfono de oficina al que se llamó en varias ocasiones, sin que se obtuviera respuesta.

El trabajador del Hospital Darío Fernandez aseguró que el salario que reciben es de aproximadamente 1,800 pesos a la quincena “pero es variable y creo que nadie ha recibido ese sueldo completo, aunque no tenga faltas”.

“Esos sueldos se manejan en lo que ellos le llaman “áreas negras” que es en donde hay contactos con pacientes,en el área de quirófanos y urgencias denominados “áreas blancas” en donde les pagan 1,950 pesos quincenales”, pero también es a discreción de los supervisores.

Infobae México buscó a los directivos de Grupo Relissa para la realización de este artículo, pero no recibió respuesta.

MÁS DE ESTE TEMA:

La primera línea de defensa contra el coronavirus: personal del ISSSTE combate la pandemia bajo amenazas, agresiones y falta de insumos

“Tenemos miedo”: crudo testimonio de la batalla desigual contra el coronavirus que se libra al interior de un hospital del IMSS

México suma 141 muertos y 2,785 contagiados de coronavirus

Tres doctores y un enfermero muertos: coronavirus cobra vidas en la primera línea de defensa en México

MAS NOTICIAS