Un enfrentamiento entre grupos armados en la Colonia Rubén Jaramillo, de Culiacán, Sinaloa, dejó este miércoles un saldo de un muerto y un herido, confirmaron autoridades locales.

Los primeros reportes señalan que un grupo armado ingresó a un domicilio particular, asesinó a una persona e hirió a una más, que fue trasladad por sus familiares a un hospital con un impacto de bala en el costado.

Al sitio acudió el Secretario de Seguridad Pública Cristobal Castañeda Camarillo, quien coordinó el operativo.

“Hay una persona que fue trasladada a un centro de salud...hay personal de la Secretaría de Marina y militar haciendo recorridos”, expresó Castañeda a medios y aseguró que no hay reportes de tiroteos en otros sectores.

Las detonaciones se registraron cerca de una escuela, donde los alumnos tuvieron que ser resguardados. Según confirmó Camarillo Castañeda, ninguno de los niños resultó lesionado.

Extraoficialmente se indica que los disparos duraron varios minutos y testigos indicaron que las detonaciones se realizaron con armas largas y se dejaron escuchar por sectores aledaños al mencionado donde se decía que al parecer se estaba suscitando una balacera cerca de Ciudad Universitaria.

Hasta ahora se desconoce cuáles fueron los grupos armados que participaron en el tiroteo.

El tiroteo tuvo lugar cerca de Ciudad Universitaria (Video: Cortesía)

En los hechos están involucradas una camioneta pick-up y dos vehículos tipo sedán de los que se desconoce más características y solamente se informó que el enfrentamiento se prolongó por algunos minutos.

Varios videos circulan por las diferentes redes sociales, unos tomados desde las ventanas de casas donde se refugiaron los ciudadanos que estaban en medio del fuego cruzado, otros más arriesgados desde la calle e incluso uno desde un jardín de niños en el que se escucha a los pequeños estudiantes dentro del salón de clases.

Por la hora en la que inició, el tiroteó sorprendió a las personas mientras venían saliendo del trabajo o de la escuela, lo que les hizo recordar el llamado “culiacanazo” cuando el 17 de octubre de 2019 la ciudad se convirtió en zona de guerra, luego que autoridades federales retuvieron por horas a Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Ante las acciones de las fuerzas del estado, el cártel de Sinaloa sitió la capital y la convirtió en zona de guerra. Los enfrentamientos entre los dos bandos dejaron un saldo de 8 muertos, 16 heridos y la fuga de 51 reos.

 Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín
Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, tras ser capturado por la policía militar mexicana en un complejo residencial cerca del centro de Culiacán, en el estado de Sinaloa. 17 de octubre de 2019 (Foto: archivo)

Ante la fuerte respuesta de la organización delictiva, las fuerzas federales tuvieron que dejar ir a Ovidio Guzmán, bajo la justificación de que se buscaba evitar más perdidas humanas.

Sinaloa mantiene un estado de fuerza permanente de más de 7,372 efectivos, de los cuales 2,286 son marinos y elementos de la Guardia Nacional que se sumaron, luego del operativo fallido contra Ovidio Guzmán.

La organización México Evalúa realizó un análisis sobre lo que sucedió en el fallido operativo militar para detener a Ovidio Guzmán, de acuerdo con las leyes y normas que rigen la actuación de la Fiscalía General de la República (FGR) y la Guardia Nacional en ese tipo de operativos.

Según la organización, la no actuación de la FGR y la falta de coordinación entre instituciones policiacas y militares fueron determinantes para que el operativo no terminara con la captura del presunto capo del Cártel de Sinaloa.

México Evalúa señala que el inicio de las fallas y de las omisiones, tuvo lugar casi un mes antes del operativo en el terreno, cuando el 25 de septiembre, una semana después de que el gobierno de Estados Unidos solicitara a México la detención con fines de extradición de Ovidio, la FGR obtuvo una orden de aprehensión de un juez federal contra el presunto narcotraficante, pero no solicitó una orden de cateo de inmuebles.

Agrega que de acuerdo con el artículo 11 de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, las autoridades de investigación pueden solicitar una orden de cateo de inmuebles, aunque aún no se tenga un domicilio exacto a revisar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: