Trabajadores petroleros, opositores a Romero Deschamps, marcharon en enero de este año para exigir transparencia en el manejo de recursos de los trabajadores petroleros (Foto: Cuartoscuro)
Trabajadores petroleros, opositores a Romero Deschamps, marcharon en enero de este año para exigir transparencia en el manejo de recursos de los trabajadores petroleros (Foto: Cuartoscuro)

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha iniciado una embestida contra el movimiento obrero ni una persecución contra los dirigentes sindicales, confiaron Isaías González Cuevas, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC); Francisco Hernández Juárez, secretario General del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana y Rodolfo González Guzmán, dirigente de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM).

Sin embargo, aseguraron que la renuncia de Carlos Romero Deschamps, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, les dejó lecciones que es necesario atender: transparencia y un manejo honesto de los recursos de sus agremiados.

Conferencia de Prensa del Dip Isaias Gonzalez y lideres Sindicales

En conferencia de prensa, los líderes de trabajadores, obreros y telefonistas señalaron que los “los medios de comunicación”, ya habían dado cuenta de “algunos excesos”, por lo que era previsible que el gobierno hiciera una investigación.

Si la Unidad de Inteligencia Financiera empieza a vigilar y a presionar a los dirigentes, advirtió Francisco Juárez, tendríamos que considerar que el gobierno tiene otra intención distinta a la democratización de los sindicatos.

Rodolfo González Guzmán, dirigente de la CROM, afirmó que los líderes sindicales no son “maleantes” y tienen una “calidad moral pública” y advirtió que el gobierno de AMLO puede buscar en sus declaraciones fiscales y patrimoniales y “no va a encontrar (algo)".

En tanto, Isaías González, dirigente de la CROC, señaló que la renuncia de Romero Deschamps no afecta al movimiento obrero del país.

Los dirigentes, los que quieren retirarse o seguir, lo pueden hacer. No es algo que afecte al movimiento obrero o que afecte a los trabajadores. No se afecta a la clase trabajadora”, afirmó en la conferencia de prensa que tuvo lugar en la sede de la Cámara de Diputados..

La reforma laboral y el presupuesto 20120

Isaías González reveló que los diversos dirigentes sindicales se reunieron este miércoles con Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, a quien expusieron la necesidad de al menos 3,000 millones de pesos para resolver la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje y la creación de nuevos organismos para atender el registro de sindicatos, entre otras medidas relacionadas con la reforma laboral aprobada en abril de 2019.

Lamentaron que la mayoría del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sólo ha contemplado 500 millones de pesos para ese propósito, por lo que estaría en riesgo la plena instrumentación de las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, entre las que destacan la libertad sindical, las garantías a los trabajadores del hogar y la creación del Centro Nacional de Conciliación.

Las Cámaras de Diputados y de Senadores aprobaron el 11 y el 29 de abril de 2019, respectivamente, una serie de modificaciones a la legislación laboral que, entre otras cosas, define al “trabajo” como un derecho y deber social, no como un artículo de comercio.

La reformas laborales reconocen las diferencias entre hombres y mujeres para obtener igualdad ante la ley y garantiza “condiciones que aseguren la vida digna y la salud para las y los trabajadores y sus familiares dependientes”.


Antigüedad sindical

El liderazgo de los dirigentes sindicales en México ha estado a cargo de hombres longevos, quienes han conseguido mantenerse al frente de las organizaciones gremiales por varias décadas. En la historia del sindicalismo mexicano destaca la figura de Fidel Velázquez, conocido como “el nonagenario líder obrero” y quien permaneció al frente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) durante casi 5 décadas. Murió el 21 de junio de 1997, a los 97 años.

Isaías González Cuevas es secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) desde septiembre de 2005. Ya cumplió 14 años.

Francisco Hernández Juárez fue electo secretario General del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana en 1976. Tiene 43 años en el máximo cargo sindical.

Rodolfo González Guzmán, desde 2010 es dirigente de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM). Son 9 años al frente de la organización agremiada al Partido Revolucionario Institucional (PRI).



MÁS SOBRE ESTE TEMA: