El convenio que firmaron los hijos de José José

La cremación de José José, el traslado de la mitad de sus cenizas a México y los homenajes póstumos son sólo algunos de los puntos que forman parte del convenio que firmaron los hijos de “El Príncipe de la Canción”, su viuda y yernos, el pasado sábado 5 de octubre.

El documento contiene cinco puntos cruciales, que son los siguientes:

1.- El domingo 6 de octubre se llevaría a cabo un evento público en el Miami Dade County Auditorium para despedir a José José. En el recinto estaría el cuerpo presente.

2.- El lunes 7 de octubre, en el consulado de México en Miami, se realizarían los trámites de defunción y traslados de la cenizas del “Princípe de la Canción” a su país natal.

3.- El martes 8 de octubre se llevaría a cabo la cremación del cuerpo en Miami, Florida. Las cenizas serían repartidas en dos partes y una de esas mitades viajaría a México mientras la otra se quedaría en Miami.

4.- El miércoles 9 de octubre las cenizas de José José viajarían a México para su homenaje y entierro. El avión saldría por la mañana desde Miami y sería abordado por José Joel, Marysol, Javier Orozco con el féretro, y la mitad de las cenizas.

Una parte fundamental de este punto es que, una vez que el féretro abordara el avión con destino a México, éste no volvería a ser abierto nunca más. Resalta el hecho de que el ataúd tiene un costo de entre USD 10.000 y 24.000, pues es de oro de 24 quilates y está forrado en fina tela azul.

5.- No habrá ningún lucro con ninguna cadena televisa, como se acordó previamente.

¿Quién pagará por el homenaje en México?

José Joel y Marysol decidieron que las cenizas de su padre estuvieran en el ataúd bañado en una chapa de oro de 24 kilates como en el homenaje que recibió en Miami y no en una urna pequeña (Foto: Infobae)
José Joel y Marysol decidieron que las cenizas de su padre estuvieran en el ataúd bañado en una chapa de oro de 24 kilates como en el homenaje que recibió en Miami y no en una urna pequeña (Foto: Infobae)

Como parte del acuerdo, se fijó la secuencia de los eventos que se llevarían a cabo tras el arribo de las cenizas al país. El féretro sería trasladado al Palacio de Bellas Artes, posteriormente a la Basílica de Guadalupe y de ahí a la colonia Clavería para finalmente ser enterrado en el Panteón Francés de la Ciudad de México.

Habría una transmisión televisiva de todas las cadenas nacionales, sin exclusivas. Y los eventos serían absorbidos por el gobierno mexicano.

Estos fueron los puntos del segundo acuerdo al que llegaron el 5 de octubre los tres hijos José José y que, según declaraciones de José Joel, fueron lo mejor a lo que se pudo llegar tras largas negociaciones con Sarita y su madre, Sara Salazar.

José Joel, Sarita y Marysol, la noche del 1 de octubre cuando llegaron al primer acuerdo (Foto: Especial)
José Joel, Sarita y Marysol, la noche del 1 de octubre cuando llegaron al primer acuerdo (Foto: Especial)

Cuando se firmó el primer convenio hubo un gran escándalo debido a que la madre de Sarita se rehusó a aceptar los términos que previamente habían negociado los tres hermanos. Fue por ella que se renegoció el acuerdo, y que finalmente, José Joel y Marysol aceptaron la cremación de su padre.

Fue el martes 1 de octubre cuando, ya con las autoridades mexicanas involucradas, los hermanos sostuvieron una reunión de tres horas en la que se había alcanzado un primer acuerdo. Cuando los hermanos aparecieron reconciliados, ante las cámaras, se pensó que la historia tendría un final más o menos feliz para “El Príncipe de la Canción”, pero el asunto volvió a enturbiarse después de que se realizara el homenaje a José José en Miami, el domingo 6 de octubre.

Ese día Sarita ofreció una entrevista para la cadena Univision en la que aseguró: “Va a haber un homenaje muy grande allá en Bellas Artes, en la Basílica de Guadalupe, él va a ir, pero va a ir la mitad de él”.

Ante tal afirmación, José Joel salió en varias cadenas televisas señalando que era Sara Salazar quien tenía en sus manos el futuro de los restos de su padre, y tal como se constató, la viuda no permitió que se rindieran los homenajes en México con el cuerpo presente.