Los destrozos que dejó Odile en 2014 fueron los mayores registrados en cualquier estado por un desastre natural, ocasionó 18 pérdidas humanas Foto: Cuartoscuro
Los destrozos que dejó Odile en 2014 fueron los mayores registrados en cualquier estado por un desastre natural, ocasionó 18 pérdidas humanas Foto: Cuartoscuro

Este viernes Lorena dirige al sur de Baja California, la alerta de precaución en la zona recuerda inevitablemente a los habitantes los estragos que trajo el devastador huracán Odile en 2014, el más intenso en tocar tierra en la región en los últimos años.

Precisamente el 15 de septiembre pero del año 2014, el huracán Odile azotaba a la media península con una combinación de lluvias torrenciales, marejada ciclónica y vientos que alcanzaron los 220 kilómetros por hora, dejando una estela de daños y a 18 personas fallecidas, particularmente, en el municipio Los Cabos, donde dañó zonas turísticas, hoteles y grandes edificios.

Creció de forma sorpresiva y tomó a todos por sorpresa. Inicialmente se pensaba que el huracán Odile iba a desplazarse mar adentro, evitando contacto con tierra mientras se movía al oeste. Como resultado, se emitieron avisos y alertas menores por los gobiernos locales del estado, obligando incluso a cancelar la ceremonia conmemorativa de la Independencia de México; sin embargo, las medidas tomadas por las autoridades sudcalifornianas fueron rebasadas por la fuerza del fenómeno, puesto que éstas habrían iniciado luego que el huracán girara en dirección a la península, lo que llevó al gobierno a declarar en estado de emergencia a varios municipios.

Desde el 4 de septiembre, el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés) indicó la posibilidad del desarrollo de un área de baja presión al sur de México el cual tuvo potencial para una convertirse en un ciclón tropical; sin embargo, un continuo incremento en su intensidad provocó que el organismo promoviera al sistema a la categoría de tormenta tropical, seis horas después de su formación, designándolo con el nombre de Odile, mismo que continuó con su desplazamiento errático al oeste y para el 13 de septiembre, el fenómeno ya era reconocido como huracán; en cuestión de horas, y para el día siguiente, inició una fase rápida de intensificación, lo que provocó que éste golpeara al estado de Baja California Sur, siendo huracán Categoría 4.

El 18 de septiembre de 2014 los habitantes de bajos recursos de Baja California Sur fueron los  más afectados tras el paso del huracán Odile FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO
El 18 de septiembre de 2014 los habitantes de bajos recursos de Baja California Sur fueron los  más afectados tras el paso del huracán Odile FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO

Estragos devastadores

La península de Baja California se encontraba aislada, sin tendido eléctrico ni agua potable y con problemas de comunicaciones.

"La población más afectada es Los Cabos", dijo Luis Felipe Puente, coordinador nacional de protección civil.

95 % de los usuarios del estado quedó sin servicio de energía eléctrica por el daño de cientos de torres y postes de transmisión, miles de postes de distribución y cientos de trasformadores.

La actividad agropecuaria resultó perjudicada, y aproximadamente el 30 % del total de las hectáreas cultivadas fueron afectadas. El Aeropuerto Internacional de Los Cabos y el Aeródromo Internacional de Cabo San Lucas sufrieron daños considerables.

Elementos de la Policía Federal acudieron a la comunidad de “La Rivera” para entregar despensas a los pobladores ya que es una de las zonas afectadas tras el paso del huracán Odile. FOTO: ARCHIVO/ GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO
Elementos de la Policía Federal acudieron a la comunidad de “La Rivera” para entregar despensas a los pobladores ya que es una de las zonas afectadas tras el paso del huracán Odile. FOTO: ARCHIVO/ GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO

Así como 10 978 viviendas y 923 escuelas fueron dañadas; el 54 % de estas viviendas (5 932) eran de construcción informal y se encontraban en zonas irregulares. Las afectaciones en las viviendas fueron principalmente en elementos no estructurales y contenidos, y en cuanto a daños mayores o totales, fueron alrededor de 1800 casos.

Los daños en carreteras y puentes en el sur del estado de BCS fueron por erosión en terraplenes de puentes y carreteras, señalamientos, azolve en vados y acotamientos, y el más significativo fue el colapso del puente Caduaño.

Respecto a la infraestructura hotelera, en Cabo San Lucas y San José del Cabo, ésta sufrió daños severos en elementos no estructurales y contenidos; 98% de los cuartos de hotel fueron afectados.

Fue necesario evacuar a más de 38 000 turistas y albergar a más de 11 000 personas. El impacto económico del evento se estimó en más de 24 mil millones de pesos tanto en daños como en pérdidas. En cuanto a las vidas humanas, el número de fallecidos en el estado fue de seis personas, lo cual contrasta con los causados por el huracán Liza en 1976, que fue oficialmente de 600 víctimas. Aunque por el fenómeno las muertes totales sumadas con las de otros estados sumaron 18 fallecidos.

El 21 de septiembre damnificados por el paso de huracán Odile, son trasladados al Aeropuerto de Internacional de la Ciudad de México FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO
El 21 de septiembre damnificados por el paso de huracán Odile, son trasladados al Aeropuerto de Internacional de la Ciudad de México FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO

Más 26,000 turistas quedaron atrapados

Se calculó que al menos 26.000 de los turistas atrapados eran extranjeros que se alojaban en hoteles o en alguno de los 164 resguardos habilitados por el gobierno.

Ante la emergencia el Gobierno Federal mandó en su rescate diversas naves de transporte del ejército mexicano y aviones comerciales que se sumaron a la ayuda.

Los turistas que habían quedado varados son trasladados mediante un puente aéreo organizado en aviones de la Fuerza Aérea Mexicana y líneas comerciales; fueron de San José del Cabo a los aeropuertos de Guadalajara, Tijuana, Mazatlán y a la Ciudad de México, indicó la Secretaria de Gobernación.

95 % de las casas de Baja California Sur suspendieron el servicio eléctrico y las comunicaciones debido al derribo de postes por Odile FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO.COM
95 % de las casas de Baja California Sur suspendieron el servicio eléctrico y las comunicaciones debido al derribo de postes por Odile FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO.COM

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en coordinación con embajadas y consulados, encabezó las labores de atención a los extranjeros que resultaron afectados en Baja California Sur por el paso del huracán.

En un comunicado, la dependencia informó que mantuvo la comunicación permanente con embajadas y consulados en México y brindó información y apoyo en las labores de protección que esas representaciones diplomáticas brindan a sus connacionales.

El presidente durante ese sexenio, Enrique Peña Nieto, visitó el estado afectado para supervisar las labores de auxilio y reconstrucción por los daños ocasionados por el paso de Odile.

Largas filas de personas en las gasolineras y algunos saqueos en negocios por parte de damnificados se observaron en calles del estado tras el paso del huracán Odile FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO
Largas filas de personas en las gasolineras y algunos saqueos en negocios por parte de damnificados se observaron en calles del estado tras el paso del huracán Odile FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO

En el avión presidencial TP01, el Ejecutivo federal aterrizó en Los Cabos, para de ahí abordar un helicópteros que lo llevó a las zonas afectadas por el fenómeno natural.

El estado con mayores pérdidas económicas

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) reportó que, en 2014, Baja California Sur fue la entidad con las pérdidas más graves a nivel nacional, por desastres naturales y antrópicos —aquellos causados por las actividades del hombre, desde derrames de hidrocarburos hasta explosiones químicas—, siendo en el año en que afectó el huracán Odile de 24 mil 364 millones de pesos.

Vecinos de diversas colonias organizaron barricadas para garantizar la seguridad en las calles que habitan, debido al incremento de la inseguridad que se generó en esta zona a raíz de las afectaciones por el paso del huracán FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO
Vecinos de diversas colonias organizaron barricadas para garantizar la seguridad en las calles que habitan, debido al incremento de la inseguridad que se generó en esta zona a raíz de las afectaciones por el paso del huracán FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO

En el estado de Baja California, hasta el 30 de diciembre de 2014, el Programa de Empleo Temporal (PET), ejerció casi 34 millones de pesos, con los cuales se generaron 429 mil 655 jornales, en beneficio de seis mil 509 personas de cinco municipios.