El volcán Popocatépetl ha registrado actividad constante durante los últimos meses. Fotografía tomada el pasado 13 de agosto (Foto: Cuartoscuro)
El volcán Popocatépetl ha registrado actividad constante durante los últimos meses. Fotografía tomada el pasado 13 de agosto (Foto: Cuartoscuro)

El volcán Popocatépetl no descansa, pues en tan sólo dos horas se registraron cuatro explosiones menores con bajo contenido de ceniza.

En su cuenta de twitter, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) informó que la actividad se registró a las 10:28, 10:45, 11:30 y 12:01 horas de este jueves.

Pese a las explosiones moderadas del coloso, la dependencia informó que la alerta volcánica continúa en Amarillo Fase 2. El último reporte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) señaló que en las últimas 24 horas, el Popocatépetl sumó 162 exhalaciones, 13 explosiones y 711 minutos de tremor. Las autoridades estatales recomendaron no acercarse al volcán.

Ayer, se dio a conocer que un grupo de alpinistas  ignoró las recomendaciones de Protección Civil, al escalar el coloso mexicano en medio de la expulsión de gases tóxicos, material incandescente y fragmentos balísticos.

La acción de los excursionistas violó el radio de seguridad de exclusión al rededor del Popocatépetl, el cual consta de 12 kilómetros.

"Subir al cráter de un volcán activo es una acción que no sólo pone en riesgo la vida de las personas que realizan el ascenso de manera irresponsable, sino que compromete la integridad de los rescatistas que tendrían que ir en auxilio de quienes ingresaron al área de restricción", advirtió el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, David León Romero.

El pasado mes de marzo, otro grupo subió a la punta del cráter del Popocatépetl, quien resaltó que no fue un acto impulsivo sino planeado. De acuerdo a los alpinistas su intención era realizar mediciones científicas de altura, temperatura, velocidad del viento, entre otros.

Además, cada año los hombres acuden al poblado de Santiago, Xalitzintla en  Puebla para dejar una ofrenda en honor al coloso mexicano. "Para nosotros es primordial conocer un área de riesgo. Hace algunos cinco años servicios de emergencia se tardaron en rescatar a una persona porque no conocían el volcán, no dejaron que se acercara la gente de la zona siendo que el conocimiento por parte de estas personas es primordial", dijo aquella vez uno de los alpinistas a Infobae México. 

“Don Goyo”: peligroso y ardiente 

El Popocatépetl, que en náhuatl significa “montaña que humea”, es uno de los volcanes más activos del país. Su ubicación, en medio de un pueblo de 25 millones de personas, lo convierten también en un peligroso coloso.

“Don Goyo”, como se le conoce en México, tiene una altura de 5, 402 metros sobre el nivel del mar, el diámetro mayor de su cráter mide 900 metros y se localiza en el centro del país rodeado de grandes urbes en los estados de Puebla, México y Morelos.

De acuerdo con el documento Historia de la actividad volcánica del Cenapred, un análisis de la morfología del volcán y su evolución geológica, muestran que se trata de un coloso que ha estado activo por más de medio millón de años.

Durante las últimas semanas, el Semáforo de Alerta Volcánica ha variado en los distintos niveles de alerta amarilla, esto significa que la población tiene que estar preparada en todo momento para una posible evacuación. Según cuentan los vecinos, cuando se encuentran en peligro, llegan autobuses para llevarse a la gente; sin embargo hay gente que se rehúsa a dejar sus hogares.