Una vez más un grupo de alpinistas subieron al volcán Popocatépetl sin importar que arriesgaran su vida ya que se encuentra en intensa actividad de expulsión de gases tóxicos, material incandescente y fragmentos balísticos.

En redes sociales difundieron un video donde se puede ver a varios escaladores alrededor del cráter, incluso en las imágenes se puede apreciar las nubes de gases detrás de ellos, sin que se inmuten.

La acción de los excursionistas violó el radio de seguridad de exclusión alrededor del volcán, la cual consta de 12 kilómetros.

En las imágenes se puede ver a cinco escaladores regresar del cráter, mientras el volcán emite un fumarola con gases de gran altura de forma constante.

Hasta el momento, el Semáforo de Alerta Volcánica se encuentra en el nivel amarillo Fase 2, lo cual puede implicar actividad explosiva, emisión de gases, ceniza, fragmentos incandescentes, derrumbes, posibilidad de flujos piroclásticos y de lodo de corto alcance.

"Subir al cráter de un volcán activo es una acción que no sólo pone en riesgo la vida de las personas que realizan el ascenso de manera irresponsable, sino que compromete la integridad de los rescatistas que tendrían que ir en auxilio de quienes ingresaron al área de restricción, así como de recursos humanos y materiales del Estado mexicano, advirtió David León Romero, titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

León Romero señaló que el volcán Popocatépetl reinició su actividad eruptiva a fines de 1994.

Agregó que en el reporte diario de actividad del volcán Popocatépetl que publica el Cenapred se hace referencia al número de explosiones y exhalaciones del coloso.

Con frecuencia éstas se acompañan de fragmentos balísticos incandescentes, es decir, expulsión de rocas con temperaturas superiores a los mil grados centígrados y de diferentes dimensiones, que pueden superar con facilidad el tamaño de un automóvil, que son lanzados dentro o fuera del cráter alcanzando varios kilómetros de distancia, por lo que se exhorta a la población a no acercarse por ningún motivo al cráter.

"Subir a un volcán activo no debe ser visto como un reto deportivo para los alpinistas, es una acción imprudencial", alertó el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Ya van varios casos

Este sería el cuarto caso donde se han detectado a alpinistas subiendo al cráter del volcán en plena actividad sísmica.

A principios de marzo otro grupo subió y se filmó escalando hasta llegar al cráter. Posteriormente en mayo algunos alpinistas más también subieron al volcán.

Los primeros jóvenes que se grabaron en el Popocatépetl el 12 de marzo fueron muy criticados en redes sociales ya que rápidamente se volvió viral por la peligrosidad del volcán que ya registraba constante actividad. En redes causaron admiración pero también se les tachó de "irresponsables"; sin embargo en entrevista con Infobae aseguraron que no querían que se les criminalizara.

En Twitter el Grupo de Operaciones y Respuesta ante Desastres, Ayuda y Salvamento (GORDAS USAR- (Urban Search and Rescue)-) se adjudicaron la grabación del video, pero resaltaron que no fue un acto impulsivo sino planeado y con tres motivos principales.

"Las personas que subieron hasta el cráter lo hicieron para realizar mediciones científicas de altura, temperatura, velocidad del viento, entre otros. El segundo motivo fue acompañar al grupo de pobladores de Santiago, Xalitzintla, Puebla, que cada año van a dejar una ofrenda al volcán", detalló Honorio Hernández, representante legal de GORDAS USAR.

Como tercer motivo, el abogado explicó: "para nosotros era primordial conocer un área de riesgo. Hace algunos años servicios de emergencia se tardaron más de cinco días en rescatar a una persona porque no conocían el volcán, no dejaron que se acercara gente de la zona siendo que el conocimiento por parte de estas personas es primordial".