El coloso seguirá manteniendo la actividad observada durante los últimos días (Foto: Twitter @LUISFELIPE_P)
El coloso seguirá manteniendo la actividad observada durante los últimos días (Foto: Twitter @LUISFELIPE_P)

Durante 24 horas, el volcán Popocatépetl ha registrado una continua emisión de gases y cenizas por lo que las autoridades de Protección Civil (PC) recomendaron no acercarse a él.

Este jueves, cerca de las 07:49 horas, "Don Goyo" tuvo una exhalación con ceniza que generó una columna de aproximadamente 15 kilómetros, según informó el coordinador de PC Estado de México, Luis Felipe Puente.

Por tal razón, el Semáforo de Alerta volcánica permanece en Amarillo Fase 2, que obliga a las persona a no acercarse a menos de 12 kilómetros del cráter.

De acuerdo al Comité Científico del Sistema Nacional de Protección Civil, el Popocatépetl seguirá manteniendo una actividad similar a la observada durante las últimas semanas: explosiones moderadas, emisiones de ceniza, y lanzamiento de fragmentos incandescentes a corta distancia del cráter.

Lo anterior, tiene su explicación en que el clima actual, predominantemente ventoso, favorece las emisiones de ceniza.

De acuerdo con Protección Civil, en México existen 48 volcanes activos (Foto: Twitter CNPC_MX)
De acuerdo con Protección Civil, en México existen 48 volcanes activos (Foto: Twitter CNPC_MX)

"En está época del año, la dirección predominante de los vientos favorece que las emisiones de ceniza alcancen el sector sur de la Ciudad de México con ligeras caídas de ceniza en algunas alcaldías, por lo que el Cenapred reitera a la población atender las recomendaciones que difundan las autoridades de protección civil ante la caída de ceniza, evitar la explosión a ella y su acumulación en techos y patio", comentaron los expertos.

Pese a la constante actividad del  Popocatépetl, las autoridades señalaron que no es necesario desalojar a los vecinos del coloso, pero sí hacer simulacros en caso de que éste entre a la fase roja.

De acuerdo a Protección Civil, en México existen 48 volcanes activos entre los que se encuentra el Popocatépetl, Fuego de Colima, Ceboruco, Pico de Orizaba, Chichón. 

¿Qué hacer ante caída de cenizas?

La exposición continuada a las cenizas volcánicas puede generar enfermedades, advierten las autoridades (Foto: Archivo)
La exposición continuada a las cenizas volcánicas puede generar enfermedades, advierten las autoridades (Foto: Archivo)

La Coordinación Nacional de Protección Civil del Estado de Puebla difundió las medidas de prevención y seguridad ante la caída de material incandescente.

Además de cubrir depósitos y cisternas para que el agua no se contamine, recordaron la importancia de barrer las cenizas de techos, azoteas, patios y calles.

Recomendaron también utilizar lentes de armazón y no de contacto, evitar las actividades al aire libre y en caso de salir al exterior, cubrir la nariz y la boca para no inhalar la ceniza. 

Advirtieron que una exposición frecuente a este material podría derivar en trastornos gastrointestinales, agotamiento respiratorio, hipersecreción de moco, irritación de ojos y vías respiratorias y conjuntivitis.

“Don Goyo”: peligroso y ardiente 

El Popocatépetl, que en náhuatl significa “montaña que humea”, es uno de los volcanes más activos del país. Su ubicación, en medio de un pueblo de 25 millones de personas, lo convierten también en un peligroso coloso.

“Don Goyo”, como se le conoce en México, tiene una altura de 5, 402 metros sobre el nivel del mar, el diámetro mayor de su cráter mide 900 metros y se localiza en el centro del país rodeado de grandes urbes en los estados de Puebla, México y Morelos.

De acuerdo con el documento Historia de la actividad volcánica del Cenapred, un análisis de la morfología del volcán y su evolución geológica, muestran que se trata de un coloso que ha estado activo por más de medio millón de años.

Durante las últimas semanas, el Semáforo de Alerta Volcánica ha variado en los distintos niveles de alerta amarilla, esto significa que la población tiene que estar preparada en todo momento para una posible evacuación. Según cuentan los vecinos, cuando se encuentran en peligro, llegan autobuses para llevarse a la gente; sin embargo hay gente que se rehúsa a dejar sus hogares.