La fiscalía confirmó el hallazgo del cuerpo de un menor de 4 años (Foto: Captura de pantalla adn40)
La fiscalía confirmó el hallazgo del cuerpo de un menor de 4 años (Foto: Captura de pantalla adn40)

La Fiscalía General de Morelos confirmó el hallazgo del cuerpo de un menor de 4 años, quien había sido reportado como desaparecido desde septiembre de 2018.

Los restos del menor fueron localizados dentro de un refrigerador, en un domicilio del municipio de Jiutepec, al oriente de Cuernavaca. Su hallazgo fue posible gracias a un cateo realizado por agentes de investigación criminal. 

Medios locales han informado que los presuntos homicidas son los tíos del infante, identificados como Arturo "N" y Karina Guadalupe "N", quienes en noviembre del año pasado habían denunciado que tres sujetos les habían arrebatado al niño cuando caminaban por una de las calles de la colonia La Joya. 

La madre del menor, Karina Guadalupe, lo habría dejado a él y a su hermano al cuidado de su hermana.

Esta fue la casa en la que las autoridades encontraron el cuerpo del menor (Foto: Captura de pantalla adn40)
Esta fue la casa en la que las autoridades encontraron el cuerpo del menor (Foto: Captura de pantalla adn40)

La denuncia contra los familiares se hizo después de que el hermano de la víctima le contara a su abuela materna que su tío había golpeado a su hermano, ocasionándole sangrado en la boca y el oído.

Tras su testimonio, la abuela presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, por lo que se inició la carpeta de investigación. Posteriormente se realizó la detención de la pareja, a través de la Policía de Investigación Criminal (PIC).

 

Arturo "N" y Karina Guadalupe "N" fueron vinculados a proceso por el delito de desaparición de personas por particulares, sin que dieran el paradero de la víctima. Derivado de las investigaciones, las autoridades descubrieron que los acusados habían encargado en enero un refrigerador a uno de sus vecinos con la excusa de mudarse de casa.

Su cuerpo fue enviado al servicio médico forense para su identificación (Foto: Captura de pantalla adn40)
Su cuerpo fue enviado al servicio médico forense para su identificación (Foto: Captura de pantalla adn40)

El electrodoméstico permaneció en la vivienda del vecino por dos meses, "sin notar nada extraño toda vez que el refrigerador cierra de manera hermética", según informó la fiscalía a través de un comunicado.

Sin embargo, luego de no tener información de la pareja, el dueño del domicilio abrió el refrigerador y al percatarse del olor dio parte a las autoridades.

 

Fue así que durante una diligencia ministerial, elementos de la Coordinación de Servicios Periciales acudieron el martes a la residencia donde se encontraba el refrigerador. Al abrirlo hallaron el cuerpo de un niño con características fisionómicas semejantes a las del desaparecido.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del servicio médico forense para su identificación. Con las pruebas obtenidas se continuará el proceso judicial en contra de los tíos del infante.