La escuela “Vicente Suárez, donde ocurrió el asalto. Ahora con guardia policial.
La escuela “Vicente Suárez, donde ocurrió el asalto. Ahora con guardia policial.

Al menos cuatro hombres armados asaltaron las Telesecundaria (escuela rural que recibe parte de sus clases por TV) "Vicente Suárez", ubicada en la colonia La Frontera de la zona conurbada de Acapulco, en Guerrero.

El botín: las pocas pertenecías de alumnos y maestros, y el cabello de 20 alumnas y 2 profesoras que cortaron con machetes y tijeras de pasto.

"Teníamos tanto miedo, creíamos que nos iban a cortar la cabeza. No sabíamos qué hacer, nada más nos mirábamos unas a otras", dijo una de las alumnas.

Media hora tomó a los delincuentes obligar a las jóvenes y su maestras a trenzarse el cabello y permanecer hincadas mientras ellos cortaban el cabello con machetes y tijeras de pasto. Después se lo guardaron en bolsas de plástico y huyeron en dos autos.

Así quedó el cabello de una de las alumnas de la escuela
Así quedó el cabello de una de las alumnas de la escuela

Al día siguiente, alumnos y maestros de 35 planteles ubicados en el perímetro de la colonia La Frontera suspendieron clases por temor a un nuevo ataque de este tipo, pues no es la prime vez que ocurre. En al menos otras tres escuelas de la zona han reportado asaltos, aunque nunca "una humillación" de este tipo, informaron autoridades escolares del estado.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo que la Fiscalía General está investigando los hechos y pidió a los maestros esperar los resultados.

"Lo primero que hay que hacer es una investigación, y seguramente la fiscalía dará información de cómo van los avances", dijo.

Hasta el momento se desconoce el motivo de los asaltantes para cortar el cabello a las 22 mujeres. Sin embargo, Noticieros Televisa recordó que casos similares han sucedido en otras partes de México y el mundo.

Entre otros, en Guadalajara, Jalisco, en 2014, y en India, el año pasado, cuando se denunciaron al menos 50 incidentes de este tipo en la región de Cachemira. También han ocurrido en Argentina, Estados Unidos, Venezuela, Colombia, Uruguay, Brasil, Cuba y Sudáfrica, según el noticiario.

Todos tienen una constante: los responsables cortan el pelo de las mujeres para venderlo en el mercado "negro". El objetivo: hacer pelucas y extensiones que llegan a costar miles de pesos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: