La matanza de 1.400 delfines en Europa para celebrar una jornada de “caza tradicional” generó repudio en todo el mundo

Mientras que las organizaciones ecologistas consideran el “grind” una práctica bárbara, las autoridades de las islas Feroe sostienen que es un sistema sostenible