Cómo lo convencieron para asumir y por qué casi lo despiden: los secretos del documental de Bielsa en Leeds

Las revelaciones de Take us home, la serie que se adentra en el club inglés que lidera actualmente el entrenador argentino

fcristofanelli@infobae.com
Marcelo Bielsa y Andrea Radrizzani en Leeds United
Marcelo Bielsa y Andrea Radrizzani en Leeds United

Con la atractiva e inconfundible voz del reconocido actor neozelandés Russell Crowe, que le aporta un dramatismo de película a la acción y los acontecimientos, Take us home, el documental que relata la refundación del Leeds United, consigue lo que pocos pudieron obtener: meterse en el vestuario de un equipo dirigido por Marcelo Bielsa.

El Loco, junto a su séquito de colaboradores, suele ser hermético y no proporciona diálogo con la prensa más allá de las conferencias acordadas antes y después de los partidos oficiales. Desconfiado crónico del periodismo que tanto lo denostó a lo largo de su carrera por sus modos, formas, fracasos y hasta virtudes, se somete a todos los cuestionamientos pertinentes en la antesala y post de cada compromiso. Después, cierra las puertas. Es por eso que esta serie emitida en Amazon resulta tan reveladora.

La preponderancia que tiene Bielsa en esta pieza audiovisual dividida en seis capítulos es total y camina a la par del empresario italiano Andrea Radrizzani, máximo accionista de la entidad de Yorkshire del Oeste desde 2017. Al punto tal que el primer episodio se titula El Loco, así, en castellano, pese a ser un producto originario del suelo británico.

Se estrechan las manos Andrea Radrizzani y Marcelo Bielsa, protagonistas principales del documental (Captura Take us home)
Se estrechan las manos Andrea Radrizzani y Marcelo Bielsa, protagonistas principales del documental (Captura Take us home)

La introducción del documental contempla la debacle institucional sufrida por el Leeds en los últimos años, desde su descenso de la Premier League en 2004 hasta su retroceso a la tercera división inglesa. Las fichas del dominó fueron cayendo de a una hasta la contratación de Bielsa: Radrizzani tomó las riendas e incorporó al español Víctor Orta como director deportivo. El ex directivo del Middlesbrough es el gran responsable del arribo del argentino.

“No creo que Loco sea la palabra que lo defina a la perfección sino más bien obsesivo. Llegó sabiendo cuáles eran los puestos a reforzar exactamente y cómo podían mejorar algunos jugadores del club a los que los hinchas daban por perdidos”, declara Orta, quien le propuso el nombre de Bielsa junto a Radrizzani al flamante CEO del Leeds, Angus Kinnear, quien anteriormente había tenido labores en West Ham. Él es el encargado de dirigir el proyecto deportivo del equipo y brinda detalles del primer encuentro en Argentina.

Orta y Kinnear fueron los dos dirigentes que viajaron a Buenos Aires para convencer a Marcelo Bielsa de firmar en Leeds United en 2018. “Estuvimos reunidos 12 horas en un hotel y nos dimos cuenta de que no era un hombre al que le íbamos a vender cualquier cosa. Tendríamos que explicarle en detalle la visión y potencial del Leeds. Enseguida lo captó y entendió”, cuenta Kinnear, quien rió irónicamente cuando los otros integrantes de la cúpula directiva le pusieron sobre la mesa el nombre de Bielsa como alternativa para ser DT. Después de un día en la capital argentina sacaron la conclusión de que el rosarino iba a ser su nuevo técnico, pese a que todavía no habían hablado de los números de su contrato.

La conversación entre Bielsa y Víctor Orta, director deportivo del equipo (Captura Take us home)
La conversación entre Bielsa y Víctor Orta, director deportivo del equipo (Captura Take us home)

“A él no lo motiva ni el dinero ni las comodidades, lo motivan los grandes objetivos. Lo fácil quizás lo aburra, le interesan los desafíos difíciles, que tengan que ver con el corazón que le pueda poner él y las personas que trabajen con él”, es la opinión de Ricardo Lunari, ex futbolista de Newell’s que tuvo como entrenador a Bielsa en sus inicios como profesional, en el documental.

El capitán del equipo, Pontus Jansson, confiesa qué les dijo Bielsa -traductor mediante- en el primer entrenamiento: “Si no aceptan lo que vamos a hacer, pueden irse a hacer otra cosa”. Las pautas estuvieron claras desde el inicio y los integrantes del plantel pasaron de entrenarse dos horas diarias en el predio Thorp Arch a permanecer un total de nueve horas. El Loco no adoptó la misma metodología que en el Lille de Francia, donde fijó la concentración permanente en el predio de entrenamiento, pero elevó exigencias de todo tipo: una de ellas fue controlar el peso de los jugadores cada mañana. Tan rigurosas fueron las mediciones que el defensor Luke Ayling creía estar en impecable forma, pero debió bajar 4 kilos y ganar masa muscular.

Una gran combinación de imágenes editadas que incluyen highlights de los partidos, prácticas, intimidad del vestuario y el seguimiento a algunos fanáticos, muestra el cambio de raíz que sufrió el Leeds desde que Bielsa pisó la ciudad. La primera evidencia se da con el debut con triunfo ante Stoke City, donde la energía y actitud del plantel lució completamente renovada respecto a la temporada anterior.

EL SPYGATE CON LAMPARD QUE LE RESTÓ CRÉDITO

Los buenos resultados del inicio de la temporada pasada en la Championship pintaron de color rosa la realidad de Bielsa. Sin embargo en el comienzo de 2019 fue blanco de las críticas después de admitir que había enviado a un espía a ver los entrenamientos del Derby County dirigido por el histórico Frank Lampard. Su reputación fue seriamente dañada y el caso tomó una repercusión fenomenal en los medios de comunicación.

En ese entonces Bielsa convocó a una rueda de prensa urgente y muchos en Leeds temieron que renunciara tras destaparse la olla. Por el contrario, el Loco hizo honor a su apodo y protagonizó una conferencia de 70 minutos en la que explicó cada detalle de estudio del rival de turno. Admitió haber espiado a todos los contrincantes y asumió la responsabilidad. El mensaje a la prensa fue claro: Leeds United no luchaba por el ascenso por el simple hecho de que hubiera mandado a espiar a uno de sus oponentes. “No persigo una ventaja porque los datos que necesito ya los tengo. ¿Por qué lo hice? Creo que por estúpido”, concluyó Bielsa.

Bielsa durante la exposición de 70 minutos que se vio obligado a dar tras el Spygate (Captura Take us home)
Bielsa durante la exposición de 70 minutos que se vio obligado a dar tras el Spygate (Captura Take us home)

Y si los fanáticos blancos tenían devoción por el argentino, el Spygate los terminó de definir: “Espiaremos donde queramos, somos el Leeds United”, fue uno de los cánticos que se oyó en Elland Road, en apoyo a Bielsa, cuando el tema todavía estaba candente. Algunos hinchas son consultados por el episodio de espionaje y opinan que tuvo tal trascendencia por haber estado involucrado el equipo del “chico de oro”, Lampard.

Como contrapunto, el propietario Andrea Radrizzani discrepó con la exposición de Bielsa ante la prensa: “Este hecho no ayudó a mantener la calma. Si el entrenador no está centrado, lo cual es normal porque es humano, cuando estás bajo presión y debes justificarte, explicar cosas y revelar lo que has hecho, vas al entrenamiento y no eres el mismo. Aunque tú creas que sí, quizá no eres el mismo. Y eso, como líder, se lo transmite a los demás. La rueda de prensa de Marcelo fue innecesaria. Podría haberla dado a los representantes de la Federación Inglesa o la FA Cup. No tuvo sentido darla en público. No creo que merezcamos la sanción, pero la acepto”.

Sin embargo, el empresario italiano coincidió con Víctor Orta y la idea de que el Spygate terminó uniendo al equipo y llevó consecuencias positivas al grupo pese a la reprimenda formal por parte de la federación y las 222 mil libras con las que fue multado el Leeds (cifra de la que se hizo cargo Bielsa).

FAIR PLAY, DESILUSIÓN Y RENOVACIÓN

A falta de dos jornadas para el final de la temporada regular, el Leeds de Bielsa estaba a tres unidades del Sheffield United y la zona de ascenso. Los del Loco se adelantaron en el score pero el entrenador constató que había un jugador rival tirado en el piso en el momento en que se produjo el quiebre del cero. Fue entonces que ordenó a sus dirigidos que dejaran hacerse un gol para igualar la acción: una acción de Fair Play que generó todo tipo de debate y controversia en el mundo del fútbol. ¿El resultado? Leeds quedó sin chances de ascenso directo y relegado a disputar los playoffs.

En la recta final del certamen se registraron marcadores negativos y la moral decreció. Leeds se impuso como visitante en la ida de las semifinales por el tercer ascenso ante, paradójicamente, el Derby County de Lampard. Pero en casa no pudo cerrar la historia, cayó 4-2 y fue eliminado (finalmente ascendería Aston Villa).

Luego de la frustración en la temporada pasada, Marcelo Bielsa renovó su contrato en Leeds y va por el ascenso a la Premier (Captura Take us home)
Luego de la frustración en la temporada pasada, Marcelo Bielsa renovó su contrato en Leeds y va por el ascenso a la Premier (Captura Take us home)

“No caben dudas de que Marcelo es un gran entrenador y encajó a la perfección en el equipo y la ciudad. Se convirtió en un ícono y lo hizo muy bien. Lo quería a él porque necesitábamos un líder que cambiara la cultura del club y lo consiguió en solo un año. Pero tendrá que cambiar, dejarse llevar un poco más y disminuir el nivel de estrés. Depende de él si quiere quedarse, pero también depende de nosotros”, fue la reflexión que hizo el dueño del equipo cuando finalizó la temporada. “Creo que todos nos merecemos otra oportunidad, no podemos dejar esto a medias”, añade.

Luego de una reunión entre Radrizzani, Kinnear y Orta, la comisión directiva del Leeds decidió renovarle el contrato a Bielsa, aunque todavía restaba escuchar su veredicto.

“Marcelo es misterioso. Ya sabría las intenciones de cualquier otro entrenador pero de Marcelo no porque estuvo muy concentrado en la temporada y nunca quiso hablar del futuro”, revela Kinnear. Orta fue contundente: “Confío plenamente en sus ideas y metodología. Es el hombre más listo que conocí en mi vida y no solamente en lo referido al fútbol”.

Radrizzani (propietario), Kinneara (CEO) y Víctor Orta (manager) definen el futuro del Leeds United junto a Marcelo Bielsa (Captura Take us home)
Radrizzani (propietario), Kinneara (CEO) y Víctor Orta (manager) definen el futuro del Leeds United junto a Marcelo Bielsa (Captura Take us home)

Las cuatro cabezas del proyecto que tiene como objetivo principal devolver al Leeds United a la Premier League unieron sus pensamientos y la extensión del vínculo de Bielsa se concretó. El técnico expuso en qué había fallado el equipo y cómo podían solucionar esos problemas. Además puntualizó cómo fortalecer las líneas teniendo en cuenta las restricciones económicas que le impondría la federación al club.

Antes de estrecharse las manos, Marcelo Bielsa exigió un requisito fundamental para su permanencia, un punto que resultó casi una obsesión: las reformas en el complejo de entrenamiento de Thorp Arch. Con las reglas claras y los elementos de los que iba a disponer para luchar por el ansiado ascenso, se visibilizó el humo blanco. “Fue como en la primera reunión, en la que sentí que era él el que nos iba a hacer ascender. Ahora queremos el ascenso automático, no el tonto playoff”, cierra el CEO.

La profunda voz en off de Russell Crowe pone fin al documental Take us home: “Bielsa devolvió la esperanza y el orgullo al club y la ciudad. Dueños, directivos, jugadores e hinchas vuelven a estar unidos. El gigante dormido ha despertado y la revolución no ha hecho más que empezar”. Y vaya que el proceso está dando frutos: el Leeds defiende la punta de la actual temporada de la Championship a falta de nueve fechas para el final.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Marcelo Bielsa dirigió la práctica del Leeds United con un tapaboca: los divertidos comentarios en las redes

Los secretos de la humilde vida cotidiana de Marcelo Bielsa en Inglaterra

Un jugador del Leeds reveló detalles sobre el exigente trabajo con Marcelo Bielsa: “Hay días en que quisiera matarlo”

La foto de Marcelo Bielsa con un fanático durante la cuarentena en Inglaterra: “Su cara no lo demuestra, pero estaba feliz”

MAS NOTICIAS