Sally Rooney
Sally Rooney

Se dice que es el libro que logró que los millennials leyeran. Que es un verdadero fenómeno literario. También se dice que su autora, una irlandesa de tan solo 27 años, supo interpretar los códigos de una época. Y traducirlos en ventas. Lo que se dice no es para menos. Publicado en el Reino Unido por Faber&Faber en agosto, Normal People, de Sally Rooney, acaparó de inmediato la atención de la prensa en un momento en que la agenda tenía solo espacio para el Brexit. En pocos meses, cosechó premios como el Costa a mejor ficción de 2018, fue elegido por la librería Waterstones como el libro del año y figuró entre los más leídos en las listas de Amazon y de la cadena WHSmith.

¿Pero de qué se trata este suceso? Como vaticina su título, el argumento de Normal People no tiene nada de extraordinario. Se trata de la historia de amor entre Connell y Marianne, con sus idas y vueltas desde que empiezan a frecuentarse a escondidas en el colegio secundario, hasta cómo continúa su relación cuando comienzan la universidad. A lo largo de las casi 300 páginas, se pelean, se reconcilian, se convierten en amigos y se vuelven a pelear; ven a otras personas, vuelven a elegirse y vuelven a separarse.
El escenario es la Irlanda posterior a la debacle económica de 2008, que llevó a la caída del gobierno de Brian Cowen en 2011. Cronológicamente, el libro empieza en enero de ese año y termina a principios de 2014, cuando el país empieza a recuperarse.

El contexto es parte intrínseca de la novela y se refleja en las preocupaciones y realidades de sus protagonistas. Mientras que Marianne pertenece a la decadente burguesía irlandesa, Connell es hijo de la empleada doméstica que trabaja para la familia de Marianne. Esa asimetría entre ellos, sin embargo, se compensa extra-muros: Connell es una de las personas más populares de la escuela, en tanto Marianne es mucho más solitaria. Luego, en la universidad, los papeles se invierten y Connell pasa a ser quien no tiene amigos.

Pero no solo ahí se constituyen como constantes opuestos: si la familia de Marianne está ausente, la madre soltera de Connell dará su cuota de ternura. Y si para ella conseguir una beca en la universidad será sinónimo de mérito, para el otro será la posibilidad de acceder a una formación que su familia jamás hubiera podido pagar.

La narración de Normal People es lineal, en un modo que recuerda la célebre Stoner, de John Williams, sobre la historia de un hombre desde que nace hasta que muere. En este caso, Rooney relata la relación de Connell y Marianne desde que empieza hasta que termina sin ninguna otra particularidad. Los protagonistas son personas normales dentro del entramado complejo que hace a la personalidad de cada uno, pero sin dejar de ser dos típicos millennials.

No hay clímax, no hay suspenso, no hay final feliz, pero tampoco necesita tenerlos y eso hace que sea especial. La originalidad de la propuesta, a la que se suman los diálogos sin guiones que cambian la dinámica en el tono narrativo, sería perfecta si la historia no cayera en lugares comunes y estereotipados, como la fragilidad de la mujer (Marianne) y el carácter sobreprotector del hombre (Connell).

¿Pero qué hace que una historia que nada tiene de extraordinario esté marcando a toda una generación? De acuerdo con el diario inglés The Guardian, "Normal People es una novela literaria, pero también es la novela de una época, a pesar de situarse cinco años atrás". "No es difícil sumergirse en el libro de Rooney sobre dos jóvenes que transitan la adultez en una Irlanda post crisis y sentir que, de alguna manera, la autora supo capturar algo de nuestro tiempo y mostrarlo", prosigue el artículo que cataloga al libro como el "fenómeno de la década".

En simultáneo, la prestigiosa revista The New Yorker publicó una reseña en la que se hace eco del rótulo de Rooney como la "J.D. Salinger de la generación Snapchat" al describir en sus líneas a los jóvenes decepcionados por su sociedad. Por otro lado, un medio australiano –The Sydney Morning Herald– calificó a la escritora como la voz de los millennials y, por lo tanto, de lectura obligatoria para ellos.

De los millennials, en tanto, el vox populi dice que no leen, a pesar de la existencia de estudios que aseguran lo contrario y que aseveran que consumen más bienes culturales que sus padres. En este punto, es importante recordar que la también llamada generación Y es la misma que durante su infancia agotó los libros de Harry Potter en cuestión de horas. Con Normal People eso está lejos de pasar: Infobae Cultura pudo verificar en un breve recorrido por las librerías Blackwells, Foyles y Waterstones, en el centro de Londres, que todavía se podían conseguir con facilidad ejemplares de la primera edición a seis meses de su publicación.

Que el libro parezca haber calado hondo en ese target no resta la suposición de que el fenómeno de ventas también está acompañado de un buen marketing que sirve de catalizador. Desde luego, eso no invalida la hazaña de Rooney y su proyección como escritora. Con sus 27 años, ya lleva dos novelas publicadas, ambas con muy buena recepción por parte de la crítica anglosajona.

Como sus personajes, Sally Rooney era ella misma una persona común y corriente. Antes de saltar a la fama, publicaba poesía, estudiaba literatura americana en el Trinity College y recolectaba seguidores en las redes sociales. Hoy vende miles de libros, edita una revista literaria –Stinging Fly– que está llamada a descubrir nuevos autores y todas las semanas hace un podcast en el que lee con un joven escritor un fragmento de su trabajo.

Su primer libro, Conversaciones entre amigos, fue publicado en 2017 y también fue un éxito de ventas. En él, Rooney describe una suerte de ménage à quatre, integrado por Frances, una poeta de la bohemia literaria irlandesa, su ex novia Bobbi, una escritora que se llama Melissa y el marido de ésta, Nick. En la novela, los diálogos giran en torno al amor libre, las relaciones abiertas y el rechazo a los valores de la sociedad burguesa.

Conversaciones… fue recientemente editado al castellano por Penguin Random House, aunque en Latinoamérica solo se consigue en versión digital. Para Normal People, de momento, habrá que esperar ya que no tiene prevista una fecha de salida en español, según confiaron a Infobae Cultura desde la editorial, que también adquirió los derechos para publicar el libro en abril en los Estados Unidos. Asimismo, hay rumores de que se estrenará este año en formato de serie de televisión. Mientras tanto, Rooney se consagra como un fenómeno que -a diferencia de lo que se dice- no necesariamente hizo leer a los millennials, pero sí los supo leer a ellos.

SIGA LEYENDO