Iván Duque no autorizó salida de la espada de Bolívar para la posesión de Petro

El jefe de Estado saliente afirmó que la decisión se tomó por cuestiones de seguridad de este valioso objeto histórico.

El presidente Iván Duque no permitió que la espada, símbolo de la lucha del M-19, saliera de la Casa de Nariño durante la posesión de Gustavo Petro.
El presidente Iván Duque no permitió que la espada, símbolo de la lucha del M-19, saliera de la Casa de Nariño durante la posesión de Gustavo Petro.

Recientemente, el presidente saliente, Iván Duque, no autorizó la salida de la espada del libertador Simón Bolívar a la ceremonia de posesión del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro.

Desde la casa presidencial se sustenta que esto se debió a motivos de seguridad, pues para este valioso objeto de la historia colombiana le haría falta unas pólizas que la protegen en diferentes casos.

Aunque desde la comitiva y grupo de trabajo del próximo presidente de Colombia, Gustavo Petro, se afirma que se contaba con todas las medidas de seguridad para garantizar el bienestar de este objeto durante la ceremonia de traspaso de mando presidencial.

Pero, según Semana, la espada si tendría una póliza de todo riesgo por un valor de mil millones de pesos, que estaría vigente desde las 00:00 de este domingo siete de agosto, por 24 horas.

La póliza contempla daño material por terrorismo, incendio, rayo, explosión, daños por agua y anegación. Además de todo tipo de fenómeno natural, como huracanes, terremotos y desastres por volcanes.

Todo estaba planeado para que la espada saliera de la Casa de Nariño hasta el Palacio de San Carlos, allí la espada entraría en custodia de la seguridad de la Cancillería de Colombia. Luego emprendería el viaje hasta la plaza Simón Bolívar, en este punto -donde será la posesión de Petro- el resguardo estaría en manos de la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Presidencia de la República.

Además de fuerzas de seguridad, la espada de Simón Bolívar en todo el recorrido estaría bajo el resguardo de expertos en conservación y restauración del Ministerio de Cultura.

Aunque las medidas estaban garantizadas, según el equipo de Gustavo Petro, afirmó que lo que sucedió se trato de un acto de “mala gente”.

Al parecer, no sería la primera vez que existen problemas entre el gobierno saliente y el equipo de trabajo del evento de posesión a cargo de gobierno entrante de Gustavo Petro.

Por ejemplo, explica que el equipo de trabajo de Petro a Semana que, un desayuno que se pretendía hacer en la Cancillería, fue obstaculizado tres veces, ya que no se permitió la decoración del sitio e instalación de los implementos para llevar a cabo esto.

Otra cosa que demostraría que el empalme no fue nada armonioso sería el encuentro entre María Juliana Ruiz, esposa de Iván Duque, y Verónica Alcocer, esposa de Gustavo Petro, pues esta primera no hizo el protocolario recorrido a la Casa de Nariño para la primera dama entrante.

El robo y devolución de la espada de Bolívar

En la década de los años setenta, el M-19 tuvo conocimiento que los Tupamaros (una guerrilla uruguaya) había robado la bandera de los 33 Orientales, protagonistas de la declaración de independencia Uruguay, por lo que surgió la idea de robar un elemento simbólico de la liberación colonialista en Colombia: La espada del libertador Simón Bolívar.

El 17 de enero de 1974 -en la noche- se orquestó el hurto de la espada de Simón Bolívar en la Quinta de Bolívar, allí los guerrilleros dejaron varios panfletos que decían : “Bolívar, tu espada vuelve a la lucha”.

La espada fue devuelta por el entonces excomandante del M-19, el desmovilizado Antonio Navarro Wolff, el 31 de enero de 1991, en una ceremonia en la Quinta de Bolívar en Bogotá durante el gobierno de César Gaviria.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR