Se hunde la reforma a la justicia en la Comisión Primera del Senado

La iniciativa pretendía modificar los procedimientos de elección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado, entre otros funcionarios

Bogotá. Julio 20 de 2021. Instalación de las sesiones del Congreso de la República (Cortesía Cámara de Representantes)
Bogotá. Julio 20 de 2021. Instalación de las sesiones del Congreso de la República (Cortesía Cámara de Representantes)

Este 6 de diciembre la Comisión Primera del Senado hundió la reforma a la justicia, la cual pretendía modificar los procedimientos de elección de magistrados en la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado y otros altos dignatarios del Estado colombiano.

El motivo de que no avanzara esta propuesta legislativa en el Congreso fue la falta de quorum durante el tercer y último debate. Debido a que se trata de un acto legislativo, al no votarse este lunes los tiempos no le alcanzaron para que pasara a plenaria del Senado y se registrara el cuarto debate.

A pesar de que la iniciativa fue propuesta por el Gobierno nacional y congresistas afines a Duque, la reforma encontró resistencia en varios sectores incluyendo el partido de gobierno, el Centro Democrático.

RCN Radio recogió que la senadora Paloma Valencia se opuso desde un principio a la iniciativa, pues cuestionó la forma en la que se planteaba la designación de los magistrados de la Corte Suprema y Consejo de Estado manteniendo el sistema de cooptación.

“Vuelve la selección de los magistrados un tema de roscas y amiguismos, esto es la legalización de la rosca, es decir, la rosca está bien, pero es legal y yo creo que es muy grave para Colombia que no le podamos dar unos criterios claros de selección a los magistrados y simplemente sea de acuerdo al criterio de quienes integran una Corte la selección de sus integrantes”.

Otra de las críticas llegó por parte de Juan Carlos Losada, representante por el Partido Liberal, quien cuestionó que, “en el artículo tercero le quitan a la Corte Suprema la facultad de juzgamiento de esos dignatarios, todos ellos fundamentales para las garantías democráticas del país, y lo que hacen es llevarla a la Comisión de Acusaciones que todos sabemos, es de una absoluta inoperancia”.

La emisora también habló con Miguel Ángel Pinto, quien fue partidario de la reforma e intercedió para respaldar el proyecto, siempre y cuando se hicieran los ajustes necesarios, pero no lo logró.

“Lo que busca es hacer una modificación a los procesos de concurso y la convocatoria para quienes van a ser magistrados de altas cortes, hoy lo que opera en Colombia es que el Consejo Superior de la Judicatura realiza los concursos, selecciona a 10 personas y cada corte hace la evaluación y la modificación era que las propias cortes hicieran los concursos y puedan hacer una selección de un número más amplio de aspirantes a magistrado”.

El proyecto también planteaba que quienes quisieran aspirar a cargos como fiscal General, procurador General, defensor del Pueblo y contralor General, debían acreditar un “título universitario de abogado con experiencia profesional mínima de 15 años y experiencia profesional simultánea o complementaria no menor a 15 años en ciencias sociales, humanas, económicas, financieras, administrativas, o como docente universitario por el mismo tiempo”.

Adicionalmente, se proponía elevar a rango de alta corte a la Comisión de Disciplina Judicial y revivir constitucionalmente el fuero para los integrantes de esa corporación.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR