Vuelven a imputar a Nilson Díaz por la desaparición de Sara Sofía Galván

La Fiscalía General de la Nación ya habría corregido los errores que permitieron que el padrastro de la pequeña recuperara la libertad la semana pasada. Carolina Galván será acusada nuevamente en los próximos días

Tal y como lo había anunciado desde la semana pasada y tras numerosas críticas, la Fiscalía General de la Nación volvió a imputar, este miércoles 4 de agosto, a Nilson Díaz con el cargo de desaparición forzada agravada. Valga recordar que, el hombre de 45 años es acusado, junto con su pareja sentimental, Carolina Galván, de la desaparición de Sara Sofía Galván, hija de la mujer.

En el anuncio oficial, la entidad expresó que, “de conformidad con el artículo 286, 287 y siguientes, ha realizado la imputación fáctica y jurídica contra el señor Nilson Díaz, por una presunta conducta de desaparición forzada y dicha imputación ya encontró la debida anuencia o aprobación del juez de control de Garantías”, teniendo en cuenta que el individuo posee información de lo que ocurrió con la menor de dos años, de la que no se sabe nada desde el pasado 28 de enero.

La solicitud fue presentada ante la jueza 52 de control de garantías de Bogotá de manera virtual, luego de que esta misma determinara que se trataba de una diligencia reservada, al tratarse de hechos que atañen a una menor de edad. El ente acusador pretendía hacer lo mismo con la madre de la niña, pero tuvo que abstenerse luego de que se supiera que esta se encuentra siendo asesorada por una abogada distinta a la que la defendió la semana pasada.

Ambos señalados habían quedado en libertas desde el pasado 30 de julio, luego de que la jueza segunda penal del circuito especializada de Bogotá decidiera declarar la nulidad del caso, argumentando fallos en el proceso de formulación de cargos por parte de la Fiscalía. Lo anterior, a causa de la solicitud de la entonces defensora de Díaz y Galván, Aydeé Acevedo.

Esta última había argumentado, una semana antes al fallo, que “se debe delimitar la conducta, las circunstancias de modo, tiempo y lugar que rodearon, qué hizo cómo lo hizo, cuándo lo hizo, dónde lo hizo, etc”. Si bien el ente acusador tuvo tiempo para intentar solventar esos inconvenientes, la togada finalmente decidió concederle la razón a la defensora y permitir la libertad de la madre y el supuesto padrastro de Sara Sofía.

En ese sentido, la juez determinó que el relato hecho por el fiscal del caso, Arsenio Sánchez, fue una exposición deficiente, vaga y confusa, lo que hace que no haya claridad sobre los hechos precisos que justificarían la imputación del cargo de desaparición forzada. Por ello, dio vía libre a la petición de nulidad, que pretende defender el derecho al debido proceso de los acusados, y ordenó la liberación de Carolina y Nilson, quienes se encontraban desde el 19 de marzo en las cárceles de El Buen Pastor y La Picota.

A su turno, la Fiscalía había asegurado que iba a volver a formular orden de captura contra la pareja, argumentando que la investigación cuenta con material probatorio de sobra para sustentar un juicio por desaparición forzada en contra de la madre y el padrastro de la niña. Dentro del mismo, se incluyen dos confesiones de Galván y Díaz que comprobarían la culpabilidad de los dos acusados que pueden asegurar una sentencia condenatoria.

No obstante, en la tarde de hoy se supo la medida de aseguramiento privativa de la libertad solicitada contra Díaz pudo darse luego de que el ente acusador lograra solventar las fallas que había en el proceso fallido.

Como desarrollos adicionales, hay que recordar que la Fiscalía también compulsó copias ante la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, para que esta a su vez abra una investigación disciplinaria contra la jueza que declaró la nulidad del proceso.

SEGUIR LEYENDO: