Fiscalía logró acuerdo con dos testigos para conocer más detalles sobre el escándalo de Fonade

Jorge Iván Henao y Richard Kamal Náder se comprometieron a ofrecer información que podría inculpar al senador Armando Benedetti y a los exparlamentarios Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías

/ Colprensa
/ Colprensa

La Fiscalía General de la Nación confirmó esta semana que el juzgado 82 de garantías de Bogotá aprobó el principio de oportunidad en el caso de Jorge Iván Henao Ordóñez, exgerente de la Unidad de Desarrollo Territorial del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), por el caso de corrupción que lo involucra a él y a la hoy transformada entidad estatal.

El exfuncionario, que había llegado a un acuerdo de colaboración con el ente acusador desde junio pasado, se comprometió a revelar datos en contra de quienes serían los posibles culpables del saqueo al fondo, que hoy es conocido como ENTerritorio, por medio de tres contratos: un convenio de infraestructura en las cárceles colombianas, una interventoría sobre viviendas de interés social en nueve departamentos y un acuerdo para el mejoramiento en el acueducto en Antioquia.

Se trata de una lista de nombres conocidos: los excongresistas Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías, que ya son investigados por Odebrecht y el ‘Cartel de la Toga; y el actual senador Armando Benedetti y su exasesora Elsy Mireya Pinzón. Adicionalmente, se espera que revele otra serie de nombres de funcionarios y contratistas involucrados en el entramado de corrupción que convirtió al Fonade en lo que la Fiscalía describió en 2019 como “una empresa criminal”.

A cambio, Henao Ordoñez recibiría inmunidad parcial por el delito de interés indebido en la celebración de contratos, que de acuerdo con el Código Penal podría acarrear penas de entre 5 y 18 años de cárcel. Al mismo beneficio también se acogerá, gracias a la aprobación del juez, el testigo Richard Kamal Náder, excandidato al Concejo de Sahagún, tierra natal de Elías y Besaile, e intermediario entre este último y la entidad.

En ese orden de ideas, la función del exgerente de la UDT será la de hablar como testigo de cargo en contra de Benedetti, quien le habría influenciado indebidamente para beneficiar a la empresa Certicámaras S.A con uno de los contratos por mil millones de pesos; y de su exasesora, Pinzón, quien inició las labores para lograr la asignación de dicha licitación. También hablará por los mismos cargos, pero en beneficio de otra empresa, en contra del ‘Ñoño’ Elías.

Por su parte, Náder fungirá como testigo de cargo contra Héctor Julio Álvarez, quien fue exsecretario de Infraestructura de Córdoba durante el gobierno de Alejandro Lyons y es acusado de tener influencias en Fonade; Hugo Bula Mercado, funcionario de Fonade y María Cristina Palau, exdirectora de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec).

Según explicó en una entrevista para Caracol Radio el abogado David Teleki, “se trata de un principio de oportunidad bastante luchado en el que llevamos tres años batallando y que hoy por fin da sus resultados, lo que esperamos, ante todo es una decisión acorde con ese principio de oportunidad y con la necesidad de que el país conozca la realidad de los hechos que ocurrieron al interior de la entidad Fonade”.

No sobra recordar que, los contratos de dicho fondo comenzaron a ser investigados por la Fiscalía desde septiembre de 2018, luego de que el propio Jorge Iván Henao comenzara a delatar las irregularidades cometidas en la selección de empresas elegidas para ejercer control de diferentes obras, y que terminaron beneficiando tanto con Certicámaras, como con al ‘Ñoño’ Elías y a Luis Fernando Velasco, al parecer a través de la falsificación de los documentos de idoneidad para cumplir los requisitos.

SEGUIR LEYENDO: