JEP hace un llamado a que se promueva una “profunda reforma” a las Fuerzas Armadas de Colombia

La Jurisdicción Especial para la Paz hizo este llamado en medio de las protestas que se presentan en el país y que dejan al menos 30 personas muertas, 88 desaparecidas y cuatro casos de violencia sexual.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) hizo un llamado este martes para que se promueva una “reforma profunda” a las Fuerzas Armadas en el país con el apoyo de la ONU y la comunidad internacional.

En medio de las manifestaciones del paro nacional que dejan al menos 30 muertos, 88 desaparecidos y más de 800 heridos, la justicia transicional manifestó su preocupación debido a la violencia y la violación de derechos humanos que han ocurrido en ciudades como Cali, Bogotá, Medellín y Pasto.

“La justicia transicional se caracteriza, entre otras cosas, por pretender la no repetición de las violaciones ocurridas durante el conflicto armado colombiano, en cualquiera de sus manifestaciones. Por ello, hace un llamado para que, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas y de la comunidad internacional, se promueva una reforma profunda de las Fuerzas Armadas del Estado colombiano”, indicó la JEP.

En ese sentido, expresó que la sociedad debe entender y llevar a cabo el proceso de transición que inició con la firma del Acuerdo Final de Paz y por el cual se debe “sustituir y exigir que se sustituya” la violencia por otras formas de solucionar los conflictos en el país.

Asimismo, indicó que en un Estado Social de Derecho y en consecuencia de las obligaciones internacionales del Estado colombiano, es inadmisible la violación de los derechos humanos y la violencia, por tal razón exigió que se garantice un mejor futuro y espera que en este prime la vida.

El Estado colombiano y la Fuerza Pública tienen el deber de garantizar un contexto en el cual todas las personas puedan ejercer libremente sus derechos, incluido el derecho a protestar en contra de ese mismo Estado del cual hacen parte. Los ciudadanos, en cambio, deben poder movilizarse y formular reclamos, de manera pacífica y respetuosa del otro”, indicó el tribunal de paz.

En ese sentido, indicó que ante los esporádicos y singulares actos vandálicos y violentos de algunos de los manifestantes debe realizarse una respuesta institucional acorde al derecho internacional de los derechos humanos y la Constitución Política de Colombia.

Asimismo, señaló que diferentes organizaciones y entidades han denunciado durante estos días asesinatos, desapariciones y actos de violencia sexual que representan intolerables violaciones de derechos humanos contra los ciudadanos que ejecutan su derecho constitucional a la protesta.

“A esto se suman hechos de violencia en las manifestaciones, que también inciden en el menoscabo de las libertades públicas de todas las personas. Es imperiosa la realización inmediata de las investigaciones necesarias para que los responsables de estos hechos contrarios a la ley sean debidamente juzgados”, puntualizó la JEP.

Manifestantes chocan con la policía antidisturbios durante una protesta contra un proyecto de reforma tributaria lanzado por el presidente colombiano Iván Duque, en Cali, Colombia. (AFP / Paola MAFLA)
Manifestantes chocan con la policía antidisturbios durante una protesta contra un proyecto de reforma tributaria lanzado por el presidente colombiano Iván Duque, en Cali, Colombia. (AFP / Paola MAFLA)

Durante las jornadas de protesta, que este martes cumple el séptimo día de marchas y movilizaciones en diferentes ciudades del país, Temblores ONG ha registrado 216 víctimas de violencia física, dentro de los cuales se han constatado el asesinato de 31 ciudadanos por miembros de la fuerza pública.

Asimismo, la organización defensora de derechos humanos ha reportado diez víctimas de violencia sexual durante las manifestaciones y 77 casos de disparos de armas de fuego, así como 814 detenciones arbitrarias en contra de los protestantes y 21 víctimas de agresiones oculares.

SEGUIR LEYENDO



MÁS LEIDAS AMÉRICA