Luisa Calderón, la estudiante colombiana que sufre leucemia y lleva meses ‘varada’ en Rusia, por fin regresará a Colombia

Al no poder cubrir los gastos de traslado, familiares de la colombiana solicitaron ayuda diplomática al Estado para gestionar un vuelo ambulancia de regreso al país.

Luisa Valentina Calderón llegó a Rusia en mayo de 2019 para estudiar medicina veterinaria. Ahora atraviesa un drama para volver a Cololmbia y recibir tratamiento para leucemia / (El Espectador).
Luisa Valentina Calderón llegó a Rusia en mayo de 2019 para estudiar medicina veterinaria. Ahora atraviesa un drama para volver a Cololmbia y recibir tratamiento para leucemia / (El Espectador).

Luisa Valentina Calderón tiene 21 años y hace unos meses fue diagnosticada con leucemia en Rusia, país donde se encuentra estudiando. Después de su diagnóstico, la joven y su familia han solicitado todo tipo de ayudas para que ella regrese al país, peticiones que por fin tienen resultado, pues Calderón viajará desde Rusia a Colombia en un vuelo comercial este miércoles 16 de diciembre.

En mayo de 2019, Calderón decidió emprender un viaje a Rusia con el objetivo de estudiar medicina veterinaria en ese país. Tras finalizar su primer año de estudios, en septiembre, Luisa presentó varios síntomas que la obligaron a ir a un hospital en la ciudad rusa de Bélgorod, donde le diagnosticaron leucemia.

En entrevista con Noticias Caracol la estudiante contó cómo se dio su hospitalización:

A finales de septiembre yo empecé con unos dolores en el estómago y empecé con una hemorragia uterina. El día 5 de octubre yo fui al hospital de urgencias por primera vez y a eso del mediodía entró una enfermera y me dijo que posiblemente yo tenía leucemia

Durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, la colombiana tuvo que solicitar ayuda médica en Rusia. De acuerdo con la madre de la joven, los médicos le recetaron pastillas anticonceptivas, pero luego de eso los síntomas empeoraron.

La joven fue hospitalizada por las complicaciones de salud que presentó y después le confirmaron que estaba contagiada con COVID-19, motivo por el que tuvieron que trasladarla a un hospital de infectología para tratar la enfermedad.

Posteriormente los médicos le hicieron más exámenes para determinar la causa de los dolores y le encontraron la hemoglobina baja, que no lograba nivelarse. Los galenos le hicieron un examen en la médula ósea y ese mismo día, 13 de octubre, le confirmaron que tenía leucemia y que para poder regresar a Colombia debía someterse a quimioterapia primero, un tratamiento que costaba cerca de 20 millones de pesos colombianos.

Sandra Melo, madre de la joven, contó a El Tiempo que los últimos meses han sido muy difíciles para ella y su familia, preocupados por Luisa y sin poder estar con ella para hacerla sentir mejor y acompañarla en su tratamiento.

Desde que todo el proceso inició, Luisa Calderón y su familia han pedido ayuda a los gobiernos de Colombia y Rusia para que la joven regresara a su país natal. Según el diario, la familia, a través de Ricardo André Burneo, quien fue viceministro de salud de Ecuador y es el acudiente de la menor, pasó la solicitud a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La madre de la joven aseguró que Burneo “se apersonó del caso de Valentina” y logró que la organización de Naciones Unidas ayudara a Luisa, quien llegará el miércoles 16 de diciembre en un vuelo comercial de la aerolínea Turkish, costeado por la OIM y con el acompañamiento de un médico militar ruso, especializado en pacientes delicados a bordo.

Al llegar, la joven será trasladada desde el aeropuerto hacia el hospital central de la Policía para continuar con la segunda fase de la quimioterapia.

Las dificultades logísticas y económicas con las que tuvo que lidiar

La póliza médica estudiantil no cubre el tratamiento para atender la leucemia, este seguro solo le cubrió lo necesario para tratar el coronavirus. Calderón ya usó todos los ahorros para costear sus gastos en Rusia. “Ella está estable mientras esté con transfusiones de sangre y plasma. Se está alistando para empezar a recibir su primera quimioterapia”, dijo Sandra Melo, madre de la estudiante, hace más de un mes.

De acuerdo con Melo, la primera fase de la quimioterapia le costaría 20 millones de pesos y explicó que al ser un caso de una paciente que requiere atención médica durante el viaje, el vuelo ambulancia puede llegar a costar 180.000 dólares, el equivalente a aproximadamente 655 millones de pesos colombianos.

Familiares de la estudiante se pusieron en contacto con el consulado ruso para buscar ayuda y lograr que Luisa Valentina Calderón vuelva a Colombia y reciba el tratamiento médico en compañía de sus seres queridos. La madre de la joven logró entablar conversaciones con el cónsul, Leonardo González Guzmán, con el objetivo de repatriarla.

Ante la dificultad para costear el vuelo ambulancia de regreso a Colombia, la familia de Calderón ha solicitado ayuda estatal y a la comunidad de habla hispana en Rusia. “Los latinos en Bélgorod nos han ayudado mucho, han hecho colectas de dinero y han sido muy detallistas con mi hija. Pero ahora lo que necesita Luisa Valentina es estar en casa con su familia”, contó la madre que dentro de poco se reunirá con su hija.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: