Aldemar Soto Charry
Aldemar Soto Charry

Aldemar Soto Charry, uno de los 180 ex guerrilleros desmovilizados de la temida columna "Teófilo Forero", una de las estructuras más peligrosas de las FARC, fue capturado el jueves por el Cuerpo Técnico de Investivación (CTI) de la Fiscalía y está pedido en extradición por una corte de Estados Unidos por presuntamente haber participado en el envío de drogas al país del norte.

El caso fue informado por el fiscal encargado Fabio Espitia, quien dijo que la ruta para sacar la droga empezaba en Huila, Caquetá; y Putumayo. De ahí era sacada hacia Ecuador y, por último, trasladada a Estados Unidos.

Tras la captura, será la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) -tribunal creado para juzgar los delitos en el marco del conflicto- la encargada de determinar si los hechos por los cuales el ex guerrillero fue capturado y pedido en extradición ocurrieron después de la firma del Acuerdo de Paz, en un proceso similar al que tuvo que pasar el fugado Jesús Santrich.

Como en el caso de Santrich, Soto Charry, conocido con el alias de "El Ingeniero", podría pedir que se le haga efectivo el principio de no extradición si las pruebas que tiene la Fiscalía en su contra no establecen con precisión la fecha en que se cometieron los delitos.

"El Ingeniero", el considerado responsable del atentado que sufrió el ex presidente Álvaro Uribe Vélez en 2003, cuando las extintas FARC hicieron explotar una casa bomba ubicada en las inmediaciones del aeropuerto de Neiva, capital del Huila, donde iba aterrizar el avión presidencial con Uribe a bordo.

“El Ingeniero”
“El Ingeniero”

"Soto Charry está identificado por la oficina del Alto Comisionado de Paz como integrante de las FARC, que se acogió a los acuerdos de paz. Cabe recordar que Soto Charry fue condenado como autor del atentado de casa bomba, ocurrido en Neiva, Huila, el 14 de febrero del año 2003", dijo el Fiscal (e) Espitia al anunciar la captura.

Para el atentado, alias "El Ingeniero", había diseñado unas rampas con las cuales se lanzaría un potente explosivo al avión donde se trasportaba Uribe, entonces Presidente de la República, con el objetivo de desestabilizarlo y provocar un choque. Se frustró porque las cargas explosivas detonaron antes de tiempo en la casa desde donde se lanzarían al avión minutos antes de que aterrizara el vuelo del entonces presidente. Sin embargo, la explosión produjo la muerte de 15 personas -cinco civiles, una fiscal y nueve policías-y dejó 66 heridos más.

Por este hecho, Soto Charry fue capturado y condenado a 30 años de prisión, acusado de homicidio agravado, terrorismo y concierto para delinquir. Con 59 años, "El Ingeniero" ha dedicado por lo menos 25 a las FARC llegando a convertirse un uno de los principales cuadros de la columna móvil "Teófilo Forero", responsable de crímenes tan atroces como la bomba al Club en Nogal en Bogotá en 2003 y el secuestro del avión de Aires en pleno vuelo en 2000, por solo mencionar dos.

Por años Soto Charry fue el principal explosivista de la "Teófilo Forero" y se encargaba de la siembra indiscriminada de minas antipersonal en los departamentos de Huila y Caquetá.

Tras la firma del Acuerdo de Paz en 2016, fue uno de los beneficiados por la amnistía que el Gobierno ofreció a los detenidos de las FARC en el marco de las negociaciones pero, tras los nuevos hechos dados a conocer por la Fiscalía, su futuro podría terminar en una cárcel estadounidense por reincidir en actividades criminales asociadas con el narcotráfico.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: