Durante el trayecto la ambulancia debía pasar por tres peajes, pero falló la tarjeta que la exime del pago (iStock)
Durante el trayecto la ambulancia debía pasar por tres peajes, pero falló la tarjeta que la exime del pago (iStock)

Un insólito hecho se presentó en el departamento de Cesar, que las autoridades investigan. Una mujer de 40 años de edad falleció dentro de una ambulancia en la que era movilizada porque el vehículo no pudo pasar un peaje entre los municipios de Aguachica y Valledupar por falta de dinero para pagarlo.

La mujer, que sufría problemas cardíacos, debía ser trasladada del Hospital Regional José David Padilla Villafañe a una clínica de alta complejidad para ser atendida de urgencia. La ambulancia salió de Aguachica el pasado martes 4 de junio con la paciente entubada e infartada; detalló el diario El Tiempo.

Pero cuando iban a pasar un peaje en Rincón Hondo la tarjeta del vehículo que lo exime del pago de ese impuesto presentó fallas y no pudo ser usado. Sin eso, el personal de tránsito no dejó pasar a la ambulancia. Además, los paramédicos no tenían los 9 mil pesos (unos 2,7 dólares) que costaba el peaje.

"Son tres peajes y ya en la Floresta la tarjeta no funcionó ya que aparecía inhabilitada, lo que no sabían en el hospital regional y mucho menos yo. Sin embargo, al explicar nos dejaron pasar, pero en Rincón Hondo la historia fue distinta", contó a El Tiempo el conductor de la ambulancia, Henry Botello.

De los tres peajes que tenían que pasar, solo en el de Rincón Hondo no los dejaron pasar.
De los tres peajes que tenían que pasar, solo en el de Rincón Hondo no los dejaron pasar.

El personal que trabajaba en ese peaje ubicado en el corregimiento de Jagua de Ibirico se opuso a dejar pasar la ambulancia sin el pago. La mujer iba acompañada de su hijo de 20 años de edad, quien al ver la situación decidió bajarse del vehículo y acostarse en la mitad de la carretera para no dejar pasar ningún carro hasta conseguir que los dejaran pasar.

"Los administradores no quisieron dejarnos pasar y ninguno de nosotros teníamos plata porque salimos de prisa en vista de la gravedad del paciente. Con un bus que pasaba intentamos recolectar el dinero cuando de repente me avisan que el hijo de la paciente se había bajado y acostado en la vía en modo de protesta. Se perdieron unos 35 minutos y fue hasta que pagamos que nos dejaron pasar", afirmó Botello  a El Tiempo.

Ese era el segundo peaje del trayecto, el último estaba ubicado en el municipio de Codaci, en el que la ambulancia no tuvo problema en pasar porque los paramédicos explicaron la complicada condición de la paciente. La mujer alcanzó a llegar con vida a la Clínica Cardiovascular del Cesar, pero falleció a los pocos minutos de ser internada.

Ahora, las autoridades buscan establecer si el caso se debió a una negligencia de los operadores del peaje, o si también cae responsabilidad en los médicos de turno que se encontraban en la ambulancia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: