Kelly Arboleda junto a su amiga Idalia Rentería, a quien mandó a asesinar.
Kelly Arboleda junto a su amiga Idalia Rentería, a quien mandó a asesinar.

Idalia Rentería, una docente de la Universidad Tecnológica del Chocó, falleció el pasado 15 de febrero de 2017 de dos disparos, cuando fue atacada por dos sicarios contratados por su mejor amiga. Nuevos detalles del crimen que conmovió en su momento al país salen a luz en el programa El Rastro de Caracol TV.

Ese día, Rentería había sido citada en el municipio de Bello, departamento de Antioquia, por su amiga Kelly Arboleda, quien supuestamente le iba a pagar una deuda que le debía por 25 millones de pesos (unos 7.593 dólares). Pero la víctima no alcanzó a encontrarse con su cita cuando fue ultimada.

Al llegar al lugar de encuentro, Rentería estuvo un tiempo dentro del taxi en el que se movilizaba porque le pagó con un billete de alta denominación, y esperaba el cambio del valor de la carrera. En ese momento, dos sujetos en moto atravesaron el vehículo y le dispararon indiscriminadamente.

Idalia Rentería era ingeniera ambiental y docente de la Universidad Tecnológica del Chocó.
Idalia Rentería era ingeniera ambiental y docente de la Universidad Tecnológica del Chocó.

La declaración del conductor del carro de transporte público fue clave en la investigación del crimen de la ingeniera ambiental y becada de Colciencias (entidad encargada de promover la ciencia en el país). Él identificó a los sicarios y la autoridades iniciaron un seguimiento.

El celular de la víctima también dio un indicio clave. En este las autoridades descubrieron mensajes entre Rentería y Arboleda, en la que conversaban de un encuentro para el pago de una deuda de hacía varios meses. Ahí comenzaron las investigaciones contra Kelly, la única que sabía sobre el paradero de su amiga el día del crimen.

La Policía estableció que aunque las amigas se iban a encontrar en Bello, donde fue asesinada la docente, ese día y a la hora en la que ocurrió el crimen Arboleda se encontraba en Quibdó, capital del departamento de Chocó, a varias horas de viaje. Esto levantó sospechas entre los investigadores.

Arboleda siempre estuvo cerca de la familia de Rentería después de su muerte para no levantar sospechas. Sin embargo, la Policía encontró conversaciones de WhatsApp en el celular de Kelly que la señalaban como autora intelectual del crimen.

Kelly Arboleda fue capturada y tras un preacuerdo con la Fiscalía terminó aceptando su responsabilidad en el homicidio, y obtuvo una pena de 12 años de prisión. Durante el proceso, la detenida quedó en embarazo y le fue concedido el beneficio de casa por cárcel. Aunque ya se encuentra pagando el resto de la condena en la penitenciaría de Quibdó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: