Alias ‘Mono Toño’ tenía cerca de nueve años delinquiendo en el frente 39 de las FARC. (Foto Ejército Nacional)
Alias ‘Mono Toño’ tenía cerca de nueve años delinquiendo en el frente 39 de las FARC. (Foto Ejército Nacional)

La mañana de este lunes 13 de mayo, tropas del Ejército lograron la captura de José Antonio Ocampo, alias 'Mono Toño', en zona rural de La Montañita, en el departamento de Caquetá. El disidente de las FARC fue el reemplazo de alias 'Tocayo Guaraca', quien fuera líder del frente 49 de la extinta guerrilla.

Cuando 'Tocayo Guaraca' fue capturado por militares en Florencia, el pasado 2 de mayo, 'Mono Toño' tomó el control de la estructura residual, que controla gran parte del narcotráfico que se da en la región. El recién detenido ya llevaba cerca de nueve años delinquiendo en ese frente de las FARC; de acuerdo con el diario El Tiempo.

A la guerrilla había ingresado a integrar las redes de apoyo al terrorismo, entre 2012 y 2015, hasta que llegó a ser jefe de estas estructuras disidentes de la desmovilizada guerrilla. Así que siguió con sus tareas de cobro de extorsiones a campesinos y comerciantes de los municipios del suroccidente del departamento.

Tras la firma de la paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC en 2016, 'Mono Toño' no abandonó las armas, se alejó del proceso para continuar con actividades ilícitas, especialmente de narcotráfico. Y asumió el control de las rutas de tráfico de droga ubicadas en esta región del país, fronterizo con Brasil.

Por eso, su captura es catalogada por las autoridades como un duro golpe a la estructura logística de las disidencias en Caquetá, cuya principal fuente de financiación es el narcotráfico. Así lo dijo a El Tiempo el general Germán López Guerrero, comandante de la Sexta División del Ejército.

"Este hombre estaba dedicado por completo al narcotráfico, a la extorsión y al secuestro en la región. (…) Tenía el manejo de rutas internacionales de tráfico de alcaloides, lo que se reflejará en un alivio en este negocio ilegal en Putumayo y Caquetá", afirmó el general López al medio nacional.

El comandante del Ejército también explicó que la captura de José Antonio Ocampo se da luego de un arduo trabajo de inteligencia para lograr ubicarlo. Y advierte que al ser su cabecilla visible, queda sin control de poder, lo que puede significar una división de sus integrantes.

Mientras tanto, el capturado está bajo medida de aseguramiento en centro carcelario, y será presentado ante la Fiscalía para que responda a delitos de concierto para delinquir agravado; detalla el medio nacional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: