Las autoridades atienden a víctimas de la explosión. (Cortesía El Tiempo)
Las autoridades atienden a víctimas de la explosión. (Cortesía El Tiempo)

Al menos ocho muertos y cinco heridos dejó este jueves una explosión en un territorio indígena del suroeste de Colombia, según fuentes oficiales.

Los autoridades todavía no han establecido el origen del estallido, pero las primeras versiones apuntan a que se trató de un accidente minero o de la manipulación de explosivos.

"La gobernadora (indígena) nos confirma que hay siete cuerpos (…) y uno que ya evacuaron", dijo a la AFP Guillermo Giraldo, alcalde del municipio de Dagua, en el departamento del Valle del Cauca.

La explosión se produjo en un resguardo de indígenas nasa.

Por su parte, la Unidad de Gestión de Riesgos informó en su cuenta de Twitter sobre el traslado de heridos "tras la explosión de una mina".

Las víctimas más graves están siendo llevadas a la ciudad de Cali, capital del departamento, indicó Jesús Antonio Copete, responsable regional del organismo.

Entretanto, la Organización Regional de Indígenas del Valle del Cauca afirmó que una comisión de derechos humanos se dirige hacia el sitio de la explosión donde "se reporta que (…) hay varios heridos y muertos de la guardia indígena".

Por otra parte, el Gobierno y los indígenas que mantienen bloqueada desde hace doce días la principal carretera del suroeste del país iniciaron este jueves un diálogo para resolver la protesta que ha ocasionado desabastecimiento de alimentos y combustibles en tres departamentos.

"La Mesa Técnica de diálogo entre Gobierno y autoridades de la Minga Indígena" se instaló en la vereda (aldea) Mandivá del municipio de Santander de Quilichao, en el departamento del Cauca, donde las partes realizarán un trabajo "político y técnico".

Lugar cercano a la explosión.
Lugar cercano a la explosión.

"Nosotros como Gobierno representamos la unidad del Estado colombiano. Reconocemos primero la pluriculturalidad que tiene el país y en segundo lugar los derechos de los pueblos étnicos, entre ellos los de los pueblos indígenas", afirmó la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, al instalar la mesa de diálogo.

La delegación oficial la lideran la ministra Gutiérrez y el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, mientras que por los indígenas participan miembros de nueve comunidades y voceros del pueblo Totoroez, que está asentado en el Cauca.

La jefa de la cartera del Interior pidió a los indígenas levantar los bloqueos en la carretera Panamericana, que comunica a Colombia con Ecuador, porque se están vulnerando "derechos fundamentales como la alimentación o libre locomoción de quienes no hacen parte de la minga".

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: