Las autoridades de Colombia capturaron en Bogotá a un fiscal de la Justicia Especial para la Paz (JEP) y a otras cuatro personas cuando recibían 500.000 dólares para que incidieran en el expediente contra uno de los jefes de la antigua guerrilla de las FARC, Jesús Santrich, pedido en extradición por EEUU por narcotráfico.

Entre los capturados están Carlos Julio Bermeo, fiscal de Apoyo de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP, y el ex senador Luis Alberto Gil Castillo, quien fue condenado por vínculos con paramilitares con el fin de consolidar su proyecto político.

"Capturado fiscal Carlos J. Bermeo de JEP junto con cuatro personas más incluido el ex senador Luis A. Gil, en operativo adelantado en dos hoteles (en el) norte de Bogotá, en momento en que recibían 500.000 dólares a cambio de oferta para incidir en trámite extradición de Zeuxis Hernández -verdadero nombre de Santrich-", informó la Fiscalía colombiana en su Twitter.

Santrich, uno de los líderes de las FARC que fue miembro del equipo negociador del acuerdo de paz con el Gobierno colombiano, fue detenido en Bogotá en 9 de abril del año pasado a pedido de la Justicia de Estados Unidos que lo acusa de narcotráfico después de la firma de la paz.

Gil fue capturado por primera vez en 2008 y condenado por sus nexos con paramilitares. Sin embargo, en 2012 recibió el beneficio de libertad condicional al cumplir las tres quintas partes de su condena.

Al referirse al tema, el presidente colombiano, Iván Duque, dijo que la situación "se tiene que aclarar" porque es un asunto de "suma gravedad".

"Me parece muy grave esa información que ha circulado, es un caso de corrupción lamentable y se tiene que aclarar y se tiene que llegar hasta la últimas consecuencias, porque la información que está circulando de que se estaba presentando gestiones para retrasar extradiciones me parece que es de suma gravedad y espero que se llegue con contundencia hasta las últimas consecuencias", afirmó.

Con respecto a la detención de Bermeo, la JEP explicó en un breve comunicado que la UIA no tiene ninguna participación en los procesos donde se estudian las solicitudes de garantía de no extradición y que, en consecuencia, no tiene nada que ver en le proceso de Santrich.

"La UIA no tiene ninguna participación en los procesos donde se estudian las solicitudes de garantía de no extradición, contemplada en el artículo 19 transitorio de la Constitución Política" de Colombia, explica la JEP.

El alto tribunal de justicia transicional añadió que "en el proceso de Zeuxis Paucias Hernández, la UIA no desempeña ningún rol" y que esa unidad "funciona de manera autónoma de la magistratura de la JEP, la cual no tiene ninguna injerencia en la escogencia de sus funcionarios".

El jefe guerrillero iba a ocupar uno de los diez escaños en el Congreso a los que la FARC tiene derecho durante dos periodos legislativos en virtud de lo pactado en el acuerdo de paz, no obstante no asumió el cargo por encontrarse detenido.

A propósito de Santrich, la JEP informó este viernes que ha recibido respuesta de EEUU a su solicitud de colaboración "de envío de las pruebas" para la acusación formal de Santrich.

El pasado 26 de febrero el Ministerio de Justicia remitió a la Sección de Revisión de la Jurisdicción la respuesta del Departamento de Justicia de Estados Unidos acerca de esa solicitud, recordó la JEP en un comunicado.

Sin embargo, la respuesta llegó en inglés, por lo que la Secretaría Ejecutiva de la JEP solicitó su traducción oficial.

Una vez el documento con la traducción esté listo, la jurisdicción extraordinaria "determinará el trámite a seguir", agregó la información.

Posteriormente, la Sección de Revisión "valorará el contenido de lo consignado en la respuesta del Departamento de Justicia de Estados Unidos".

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: