A 25 años de la muerte de Pablo Escobar, su hijo, conocido hoy como Sebastián Marroquín, publicó un sentido video con imágenes de su padre y con una postura alejada de cualquier posible homenaje: por el contrario, condenó las actividades del capo narco y pidió recordar a las víctimas de la violencia.

"Si el mundo se niega a olvidarlo, es primero a sus víctimas a quienes no debemos olvidar", tituló el colombiano, que reside en Argentina desde hace décadas.

Las imágenes, compuestas como si se tratase del tráiler de una película, muestra imágenes de la vida del ex jefe del Cártel de Medellín, desde su niñez hasta su apogeo como líder criminal y uno de los hombres más buscados del mundo.

"In Memoriam de todas las familias que aún sufren un inconmensurable dolor", anotó Marroquín, destacando que el perdón que pueden haber realizado algunos deudos no implica olvidar lo que pasó.

El último mensaje del video, publicado en sus redes sociales, fue una dura condena hacia las actividades ilícitas de su padre, que causaron una de las páginas más oscuras de la historia de Colombia, con años de altísima violencia.

"Gracias por mostrarnos el camino que no hay que recorrer", aseveró.

Actualmente, tanto Marroquín como su madre, María Isabel Santos, están siendo investigados por presunto lavado de dinero, acusaciones que la familia niega tajantemente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: