Mónica Pereira Campos, de 26 años, fue encontrada sin brasier y sin signos vitales por su pareja sentimental.
Mónica Pereira Campos, de 26 años, fue encontrada sin brasier y sin signos vitales por su pareja sentimental.

Sin signos vitales, semidesnuda y tirada debajo de la cama de su hija de 10 años. Así estaba Mónica Pereira Campos la tarde del pasado sábado, cuando su pareja sentimental regresó del trabajo y halló además su vivienda desordenada, ubicada en la localidad de Bosa, al sur de Bogotá.

El hombre entró a la casa llamando a su esposa, y sin recibir atención se percató que varias de sus pertenencias estaban tiradas en el suelo. Al subir a los cuartos vio los zapatos de Mónica cerca a la cama de la niña, y cuando fue a recogerlos hizo el macabro hallazgo.

La mujer de 26 años estaba tirada debajo de la cama, sin su brasier. Él la socorrió y pidió ayuda a unos vecinos, que le confirmaron que ya estaba muerta. "Fue asfixiada", confirmó a City TV el hermano de la víctima, Ángel Pereira.

Aún no se conocen los móviles del feminicidio, pero las autoridades presumen que el homicida era conocido por Mónica, porque las puertas no están forzadas. Ello, pese a que no encontraron el celular de la mujer, ni la bicicleta de la niña.

"A ella la encontraron sin brasier, y ese elemento fue hallado luego en la basura. No descartamos que ese infeliz haya intentado violarla (…) Lo del robo para nosotros es falso. Eso es una fachada que montaron porque se robaron la cicla de la niña y le celular de ella", dijo al noticiero Ángel Pereira.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: