Los cincos principales candidatos: Jair Bolsonaro (28%), Ciro gomes (13%), Fernando Haddad (16%), Geraldo Alckmin (9%) y Marina Silva (7%)
Los cincos principales candidatos: Jair Bolsonaro (28%), Ciro gomes (13%), Fernando Haddad (16%), Geraldo Alckmin (9%) y Marina Silva (7%)

Los electores brasileños, en general, no votan por propuestas partidarias y sí por proximidad a los candidatos. Hay una clara diferencia entre los candidatos "de izquierda" (Fernando Haddad, Ciro Gomes, Marina Silva y Guilherme Boulos), los de "centro derecha" (Alvaro Dias, Henrique Meirelles, João Amoedo y Geraldo Alckmin) y el candidato "de derecha" (Jair Mesias Bolsonaro).

No obstante esta clasificación, los electores más interesados en temas políticos y económicos, hacen una diferencia más radical: los populistas y los no populistas. 

El perfil de los electores de cada lado de las ideologías partidarias, obtenidos sobre la base del perfil de cada uno de los candidatos, es el siguiente de acuerdo a un estudio del banco BTG Pactual.

En el caso de Bolsonaro, sus simpatizantes tienen entre 25 y 40 años, y educación secundaria. Los votantes del petista Haddad tienen en cambio entre 16 y 24 años y educación primaria incompleta, mismo grupo que vota por Gomes y Silva.

Jair Bolsonaro recuperándose tras ser apuñalado en un acto de campaña
Jair Bolsonaro recuperándose tras ser apuñalado en un acto de campaña

En tanto Amoedo es más popular entre los universitarios de entre 25 a 40 años, y Alckmin entre los mayores de 60 años con el primario completo.  Dias se hace fuerte entre los votantes de la misma franja etaria, pero con educación secundaria. Y finalmente Meirelles tiene entre sus votantes a universitarios de entre 41 y 59 años.

El Instituto Paraná Pesquisas preguntó en cambio a los electores cuál sería el motivo que lo llevaría a votar a cada candidato, es decir los temas más representativos en cada caso.

En este caso Bolsonaro es principalmente elegido para luchar contra la violencia y por representar un cambio; Gomes logra que el votante se identifique con él y es apreciado por sus proyectos de creación de empleo, al igual que Silva; Haddad se basa en ser el elegido del ex presidente Lula da Silva; Alckmin es votado por su experiencia política y por ser un buen administrador.

Analizando lo que cada candidato le ofrece al elector, se observa que los electores de Jair Bolsonaro buscan con su voto el combate a la inseguridad. Es el único candidato que muestra este perfil y esto puede ser un punto a favor de Bolsonaro, ya que los demás candidatos no son vistos como opción para esta preocupación de la población brasileña, más aun después del ataque que sufrió y que lo dejo fuera de la campaña presidencial.

Lula da Silva junto a Fernando Haddad. El candidato petista basa su campaña en la cercanía con el expresidente
Lula da Silva junto a Fernando Haddad. El candidato petista basa su campaña en la cercanía con el expresidente

Junto con esta característica, el representar a nueva política y su lucha contra la corrupción, algo tampoco identificado en los restantes candidatos como característica importante, deja al elector de Bolsonaro prácticamente sin segundas opciones caso priorice estos temas.

Es importante observar que el hecho de que ser la contra cara de Lula, no tiene prácticamente representatividad en la elección del voto a favor de Bolsonaro.

Ya los electores de Ciro Gomes se identifican con el discurso del candidato, lo que genera el riesgo de hacer algún comentario que pueda molestar a sus simpatizantes, como en la elección del año 2002 en las cuales, primero en las encuestas, fue preguntado respecto de cuál era el papel de su esposa (en la época) Patricia Pilar, y respondió que ella sólo dormía a su lado. Esto le genero la pérdida del apoyo femenino y cayó en las encuestas, no consiguiendo llegar a la segunda vuelta.

Luego de este episodio abandonó su voluntad de ser candidato a la presidencia de Brasil hasta este momento.

Ciro Gomes tiene su base en apoyo en el mismo rango etario y educativo que Haddad y Silva
Ciro Gomes tiene su base en apoyo en el mismo rango etario y educativo que Haddad y Silva

La característica más importante del candidato Fernando Haddad es ser el representante del ex presidente Lula da Silva, hoy cumpliendo una condena por corrupción. Esto le genera muchos apoyos pero también mucho voto negativo ante la duda de saber si Haddad conseguirá dirigir efectivamente el país, o será un apoderado político de lo que Lula indique desde la cárcel.

La base electoral del PT se mantiene fuerte y de obtener algo próximo de un 20% de los votos, lo dejaría en la segunda vuelta. Haddad disputa el mismo elector que Ciro Gomes y Marina Silva y puede haber un direccionamiento del voto hacia Haddad (contra Ciro Gomes) en el momento del voto.

El caso de Geraldo Alckmin tiene como característica más importante para el elector el tener experiencia política pero juega en su contra su falta de simpatía y hablar en un idioma que no agrada para la captación de votos.

A un mes de las elecciones

Los electores de Jair Bolsonaro no tienen otros candidatos que les brinden las características que Bolsonaro les brinda. Es el único candidato por debajo del 3% en la opción de voto "sin ningún motivo en particular" cuando el resto de los candidatos tiene un porcentaje de por lo menos el 7,% en la misma opción.

Los brasileños elegirán en octubre al sucesor de Michel Temer (Reuters)
Los brasileños elegirán en octubre al sucesor de Michel Temer (Reuters)

Analizando los motivos del voto de cada elector por cada candidato, se observa que las características que motivarían a algún brasileño a votar en Bolsonaro, son prácticamente únicas.

Lo mismo no ocurre con el resto de los candidatos.

Lo observado hasta el momento en las encuestas electorales, en las que Bolsonaro no solo no baja como sube en algunas, prácticamente lo coloca en la puerta de la segunda vuelta.

La polarización, a la luz de los resultados de los analistas políticos, está asegurada, restando por definir si el candidato que representara al sector más populista de la sociedad brasileña, será Fernando Haddad o Ciro Gomes (se da por seguro que Marina Silva no llegara a esa instancia).

Lo curioso es que en los escenarios para una segunda vuelta, es precisamente con Ciro Gomes (hoy tercero colocado) con quien Bolsonaro, tendría mayor dificultad para ganar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: