La cadena de 365 islas en el medio de las 700 que conforman las Bahamas, está dividida en tres áreas principales: Great Exuma, Little Exuma y The Exuma Cays
La cadena de 365 islas en el medio de las 700 que conforman las Bahamas, está dividida en tres áreas principales: Great Exuma, Little Exuma y The Exuma Cays

Rodeadas de agua azul zafiro, las Exumas conforman una exótica colección de destinos de ensueño. Playas desérticas, complejos ultra exclusivos e islas aptas para celebridades hacen de este paraíso tropical un auténtico diamante en bruto. La cadena de 365 islas en el medio de las 700 que conforman las Bahamas, está dividida en tres áreas principales: Great Exuma, Little Exuma y Exuma Cays.

Si todo hubiera salido según lo planeado en abril de 2017, cientos de miles de fanáticos de la música se hubieran regocijado entre villas de lujo, playas paradisíacas, comidas gourmet y la oportunidad de codearse con las modelos más famosas del momento en el Fyre Festival, un evento musical de lujo que iba a celebrarse por dos semanas en una de las islas de las Bahamas.

La oferta del Fyre Festival era quizás demasiado seductora, una cita con espíritu VIP ubicada en una isla privada y concebida para ser uno de los eventos del año. Un festival que ofertaba un cartel musical protagonizado por Major Lazer o Blink-182, y la presencia de supermodelos como Bella Hadid, Emily Ratajkowsi y Kendall Jenner.

Los asistentes a esta cita musical llegaban a la isla para vivir una experiencia de ensueño por la que habían pagado un auténtico dineral y se encontraron con una situación que no dudaron en compartir con el resto de la humanidad a través de sus redes sociales, hasta convertir el nombre de este festival en tendencia mundial; un desastre masivo. 

Modelos como Bella Hadid, Emily Ratajkowsi y Kendall Jenner habían promocionado el festival en sus redes sociales
Modelos como Bella Hadid, Emily Ratajkowsi y Kendall Jenner habían promocionado el festival en sus redes sociales

El exclusivo festival se derrumbó bajo el peso de sus propias expectativas. El video promocional original, sin embargo, revelaba una imagen genuina de la verdadera Great Exuma, la isla más grande y a su vez la más poblada de la cadena. En un contexto de isla remota, "poblada" significa que la habitan alrededor de 7.300 personas y un sector empresarial local que sobrevive gracias a una economía basada en el turismo.

Sin lugar a dudas, el evento de lujo fue un sueño mal planeado y mal ejecutado. Cualquiera que haya leído las noticias y visto los documentales puede ver con sus propios ojos que se trató de un desastre absoluto que hizo que Great Exuma pareciera el paraíso de los tontos. Sin embargo, el telón de fondo del Festival Fyre, las islas Exuma, es un destino encanta a los más de 60.000 viajeros internacionales, que cada año, en parejas, familias y en grupos, hacen realidad la fantasía.

Pero estas islas no son destinos turísticos de mercado masivo. No se parecen en nada a Nassau, la capital de las Bahamas, que alberga cadenas de hoteles internacionales, sino que reciben a los viajeros experimentados que buscan encantarse en retiros románticos y encuentros locales; que quieran hacer su propia fiesta en un bote privado o alrededor de una hoguera frente a una villa frente al mar.

"Se trata de un archipiélago de 365 islas e islotes que se encuentran a unos 55 kilómetros de la capital. Además de ser un paraíso para los buceadores, porque sus aguas son cristalinas casi todos los días, las Exumas son dueñas de playas aisladas de arena blanca y bahías donde los turistas pueden nadar con cerdos salvajes, uno de sus mayores y más conocidos atractivos", explicó en detalle a Infobae Vanesa Bentrón, experta en viajes de TurismoCity.

El fraude de Fyre convenció a los viajeros mal informados de que una experiencia boutique en una escapada a una isla remota era replicable en la escala de un mega festival de música para 10.000 invitados
El fraude de Fyre convenció a los viajeros mal informados de que una experiencia boutique en una escapada a una isla remota era replicable en la escala de un mega festival de música para 10.000 invitados

A menudo los turistas optan por tomar excursiones de un día de isla en isla, un bonus para los navegantes y fanáticos de lo acuático; lanchas rápidas que crean senderos blancos a través del mar azul translúcido, y buceadores amateurs que nadan a través de hidroaviones sumergidos y cuevas submarinas. Debido a las leyes locales de protección, todas las playas son públicas, permitiendo que cualquiera pueda acercarse a disfrutar del tiempo en la arena.

"Siendo una colección de destinaciones de ensueño, las playas desiertas de las Exumas y resorts ultra exclusivos hacen de este paraíso tropical un fascinante atractivo para turistas de todo el mundo. El festival proponía darle vida a Instagram con un soñado escenario de fondo", advirtió la especialista.

Parte del material promocional del festival se filmó en Staniel Cay y Black Point, islas con pistas de aterrizaje donde aterrizan vuelos comerciales y varios lugares para hospedarse, incluido un pequeño complejo deportivo. Para los habitués de Staniel Cay, bajarse de un avión privado, cruzar la calle (no hay aeropuerto), subirse a un bote y salir en una excursión al Parque Nacional Exuma Land and Sea, es moneda corriente.

Justo al lado de Staniel Cay está Thunderball Grotto, también nombre de la película de James Bond de 1965, y escenario del remake de 1983 Never Say Never Again y en 1984 de Splash. Cerca se encuentra White Cay, una de las islas del tesoro en la serie cinematográfica Piratas del Caribe.

De hecho, a la estrella de la saga de piratas, Johnny Depp, le gustaron tanto las islas que compró una: Little Halls Pond Cay. La oportunidad de poseer una isla entera por el precio de una casa continental ha atraído a muchas de las celebridades más excéntricas de los Estados Unidos, incluidos David Copperfield, Nicolas Cage y Eddie Murphy.

Las iguanas Cyclura solo existen en islas en las Indias occidentales, son una de las especies de lagartos mas bonitos y extravagantes gracias a la gama de colores vistosos y exóticos
Las iguanas Cyclura solo existen en islas en las Indias occidentales, son una de las especies de lagartos mas bonitos y extravagantes gracias a la gama de colores vistosos y exóticos

"Bañadas por la paleta de aguas azules más intensa del mundo, cualquiera de las tres áreas principales de las Exumas ofrecen una experiencia única. Mientras que Great Exuma y Little Exuma son famosas por sus paisajes tranquilos, los Exuma Cays son lugar de concentración de ricos y famosos que disfrutan de residencias privadas, resorts de lujo y apartamentos sobre la playa. Según datos recopilados por la agencia los viajeros visitan este destino en pareja (75%) o con amigos (25%)", explicaron en diálogo con Infobae desde la agencia Despegar. 

En el año de Fyre, 2017, las estadísticas de turismo ubicaron el promedio mensual de llegadas aéreas de Exuma en alrededor de 5000. Abril fue el mes más alto con 7245 llegadas aéreas.

“La mayoría de las personas aseguran no haber oído hablar de Exuma hasta el Festival Fyre; pero desde ese acontecimiento se volvió un lugar de moda”, aseguran los habitantes de la isla.

Durante el fin de semana más activo, el fin de semana para la Regata Nacional de la Isla de la Familia, que se menciona en el documental y es sagrado para los bahameños, los turistas nacionales reservan toda la isla: habitaciones, alquiler de autos y vuelos.

Desde el 7 de marzo de 2019, Great Exuma acoge el Festival de Música y Patrimonio de las Bahamas, con música y poesía tradicionales, así como concursos que incluyen peeling de caña de azúcar y craqueo de caracoles.

El pescado y marisco es lo que caracteriza a la gastronomía de Bahamas, son unos de los ingredientes básicos en esta cocina, destacando el conch o caracol de bahamas, molusco de carne blanca y firme (@maxi907)
El pescado y marisco es lo que caracteriza a la gastronomía de Bahamas, son unos de los ingredientes básicos en esta cocina, destacando el conch o caracol de bahamas, molusco de carne blanca y firme (@maxi907)

Para la experiencia completa de Fyre, ir a nadar con cerdos en el Big Major Cay, al igual que los influencers en el video, es un must. Para hacerlo, la Oficina de Turismo de Bahamas ofrece reservas de botes para que los turistas también puedan disfrutar del avistamiento de las iguanas de roca locales.

Exuma es el hogar de dos extensos parques nacionales. El Exuma Cays Land and Sea National Park es una reserva ecológica y refugio de vida silvestre, donde se puede alimentar a las iguanas de las Bahamas en peligro de extinción o echar un vistazo a los roedores hutía con la ayuda de uno de los guías profesionales.

Los alrededores marinos del Parque Nacional Moriah Harbor Cay son una parte vital del ecosistema entre Great Exuma y Little Exuma. Alberga una variedad de aves y sus manglares ayudan a proteger la vida marina que sustenta la industria pesquera local. Otras maravillas ecológicas en Exuma incluyen las fenomenales barras de arena que se asoman desde las aguas poco profundas durante la marea baja.

Finalmente, en el extremo norte de la isla se encuentra Exuma Point, un restaurante de estilo familiar fundado por Elvis y Maryann que preparan y cocinan todo fresco. Los clientes vienen de todas partes del mundo para disfrutar del delicioso bufé de la isla, el cóctel Punch, pescado fresco, costillas, pollo, curry, arvejas y arroz nativos, macarrones con queso estilo bahameño y mucho más. Una de sus propietarias, Maryann Rolle, es quizás la verdadera estrella del documental de Fyre, la mujer que perdió todos sus ahorros por el festival.

Las escenas post-apocalípticas en el documental Fyre de Netflix revelan la verdadera historia, exponen los extraordinarios eventos que condujeron al desastroso festival, pero también ofrecen una visión tentadora de una hermosa parte de las Bahamas
Las escenas post-apocalípticas en el documental Fyre de Netflix revelan la verdadera historia, exponen los extraordinarios eventos que condujeron al desastroso festival, pero también ofrecen una visión tentadora de una hermosa parte de las Bahamas

No muy lejos del escenario del festival que no fue se encuentran islas deshabitadas como Shroud Cay, donde los arroyos de manglares cortan la isla como ríos de agua salada; e islas de propiedad privada como el Cayo de Norman, que cuenta con una pista de aterrizaje y algunas propiedades de alquiler para vacaciones, o su vecino el Cayo de Highbourne con un puerto deportivo de servicio completo y un complejo boutique de lujo.

Las escenas post-apocalípticas en el documental de Netflix revelan la verdadera historia, exponen los extraordinarios eventos que condujeron al desastroso festival, pero también ofrecen una visión tentadora de una hermosa parte de las Bahamas.

SEGUÍ LEYENDO: