Surfers Paradise en la Costa Dorada de Queensland, Australia (Bruno Rattazzi)
Surfers Paradise en la Costa Dorada de Queensland, Australia (Bruno Rattazzi)

Con alrededor de trescientos días de sol por año, temperaturas cálidas y 70 km de playas doradas que se extienden desde South Stradbroke Island en el Norte hasta Coolangata en el sur, Surfers Paradise, una súper desarrollada franja costera del estado de Queensland en Australia, ofrece al viajero una variedad completa para una vacaciones inolvidables: nadar, hacer surf, acceder a una variedad casi infinita de deportes acuáticos, como así también a restaurantes, shopping, vida nocturna y parques temáticos.

Quizás si se busca demasiada paz (aunque uno siempre puede armarse su propio mundo aun en el más ruidoso de los escenarios) Surfers Paradise no sea el lugar ideal, pero si por el contrario busca diversión, pasarla bien, quedar agotado por tanta actividad y tener acceso a la mejor gastronomía del mundo, este lugar no defrauda.

Surfers Paradise

Si bien ya era un lugar popular para veranear en el siglo IXX, fue solo a partir de la década del 50 del siglo pasado en que Surfers Paradise pegó un salto cuantitativo y cualitativo en los servicios y en las ofertas al viajero del verano.

Fue en ese momento cuando los primeros desarrolladores inmobiliarios vieron el potencial del lugar y empezaron a construir los primeros condominios en torre y los primeros hoteles a escala internacional del lugar.

Hoy esto se ha convertido en un verdadero centro de diversión, con un inconfundible skyline de edificios ultramodernos, excelentes negocios, restaurantes y una oferta múltiple en lo que hace a la diversión nocturna.

La zona alrededor de Cavill Avenue, su arteria principal (una especie de Collins Av. para aquellos familiarizados con Miami Beach) es el centro de la actividad desde la mañana temprano hasta las primeras horas de la madrugada, con espectáculos gratis que suceden en la propia calle, negocios y lugares para comer tanto adentro como afuera.

Cuando ya se tuvo bastante de todo este espectáculo es hora de sumergirse en la playa y en todas las opciones que brinda.

La ancha playa de Surfers Paradise tiene todo lo que se necesita -arenas doradas, surf y cristalinas aguas azules- para pasarla bien, pero por la tarde la proyección de las sombras de los edificios altos es algo que hay que tener en cuenta, especialmente para aquellos adoradores del sol.

Por supuesto que eso no es obstáculo para que la acción continúe, incluyendo los partidos de beach volley (gratis) que se juegan aquí y para lo cual no hay nada más que formar un equipo y jugar.

Pero si se prefiere seguir disfrutando del sol y de paso visitar la más linda y más pacífica de las playas de la Gold Coast, hay que dirigirse hacia el sur hasta Rainbow Bay, en Coolangata. Anidada entre dos promontorios rocosos, esta playa pequeña es perfecta para tomar sol, nadar o hacer surf.

Mas allá de la playa

Pero la vida de playa no lo es todo en esta porción de la Costa Dorada Australiana. Cuando ya haya absorbido suficiente sol y cultura de playa, puede acercarse al Currumbin Wildlife Sanctuary a unos 18 kilómetros al sur de Surfers Paradise.

En esta gran reserva natural pueden verse animales únicos de la fauna australiana y es sin dudas el mejor lugar de la región para tomar contacto con este otro costado de una naturaleza exuberante. Un punto alto entre las opciones que ofrece este parque, está el "Rainbow Lorikeet Feeding" que tiene lugar dos veces al día y en donde pueden verse a decenas de loros multicolores alimentarse según una dieta muy particular mezcla de polen de plantas nativas, frutos rojos, frutas y algunas verduras que le aseguran mantenerse con buena salud.

A comer se ha dicho

Cuando el tema es la gastronomía, no hay que olvidar que la Gold Coast se considera sí misma como el lugar con más restaurantes por kilómetro cuadrado de toda Australia.

La variedad de estilos y el rango de precios deja contentos a todos los gustos. Sin embargo, si lo que está buscando es la alta cocina lo ideal sería ir a Tedder Avenue en Main Beach y disfrutar de alguna de sus muchas opciones entre restaurantes y bares.

También se anota en esta lista de buena comida y buen entretenimiento el Conrad Jupiters Casino, en la cercana Broadbeach donde también pueden verse espectáculos al estilo Las Vegas.

Para la diversión nocturna el área ideal es la de Orchid Avenue donde se concentra una gran cantidad de nightclubs, discotecas y una interminable franja de bares.

Naturaleza virgen

Si quiere combinar un poco del azul y oro de la playa por el verde exuberante de las montañas, diríjase hacia el oeste por la ruta escénica que atraviesa Nerang y Canungra y visite el Lamington national Park, listado como parte de la UNESCO World Heritage.

El parque es un área naturalmente protegida de bosque subtropical virgen en el sudeste del estado de Queensland. Cubre unas 20600 hectáreas y yace sobre una base volcánica conocida como "Scenic Rim". El bosque más impresionante se encuentra en la sección de las Green Mountains, al que se accede por un serpenteante camino que termina en el "O'Reilly's Rainforest". Más allá de lo que ofrece en materia de bosques, arroyos y cascadas, las Green Mountains son reconocidas por ser un lugar increíble para el avistaje de pájaros.

Fotos: Instagram @visitsurfersparadise

SEGUÍ LEYENDO