(Tourism Australia)
(Tourism Australia)

El último paraíso virgen de Australia se encuentra en las aguas azules del Océano Índico, que ofrece buceo de clase mundial, excelente snorkel, grandes oportunidades de pesca y la adrenalina del kitesurf. Aquí uno puede relajarse en playas vacías, visitar islas deshabitadas en canoa, observar la espectacular avifauna o tomar el ferry a Home Island para alojarse en la residencia original de Clunies-Ross y descubrir la cultura y las tradiciones de la gente de Cocos Malayo.

Situadas 2750 kms al noroeste de Perth, Australia Occidental, las Cocos Keeling Islands son un grupo de islas de coral que forman dos atolones y es uno de los siete territorios federales externos del país (Australia se compone de 6 estados federales y 10 territorios, 3 internos y 7 externos). Solo dos de las 27 islas están habitadas, el resto espera que las exploren.

West Island

West Island es un tamaño ideal para explorar en bici o, para los menos activos, en vehículos de alquiler. Hay mucho por hacer: sumergirse en el agua turquesa del Océano Índico, en la Playa Trannies, una de las playas de natación más populares de la isla o viajar al "Old Jetty" y alimentar a los hambrientos tiburones del arrecife, desde la seguridad del muelle. El Old Jetty es también un excelente lugar para observar tortugas e incluso mantarrayas y para disfrutar del sol en las aguas poco profundas alrededor de la marina.

Uno queda maravillado por el denso bosque de palmeras, hogar de una gran variedad de especies de aves, en el camino hacia el extremo sur de la isla. Se puede disfrutar de un fascinante arrecife mientras se va a pie desde Scout Park hasta Pulu Maraya, una pequeña isla deshabitada donde encontrará una animada piscina de roca. Asomándose bajo las repisas se pueden ver peces y tortugas escondidos.

También se pueden preparar algunos tragos e ir al Yacht Club para un picnic, o simplemente descansar en las aguas cristalinas con la marea alta. Otra opción es alquilar una tabla de paddle stand up o kayak para explorar la laguna e ir detrás de peces y tortugas.

Durante la temporada de Trade Wind -de julio a octubre- Kite Beach es el hogar de kitesurfers y windsurfistas de todo el mundo. El Yacht Club es un lugar ideal para ver estos emocionantes deportes acuáticos sin llegar a formar parte de la acción, a menos que, por supuesto, quiera probarlo usted mismo.

No olvidarse de visitar el Big Barge Art Center y las increíbles creaciones artísticas y las "floatsam" de la artista local Emma. En el camino, puede detenerse la Granja de Cocos para divertirse un rato con los patos que son la atracción del lugar.

Para todos los entusiastas del surf, ya sea un aficionado completo o un profesional experimentado, los lugares de surf locales lo van a maravillar. Solo hay que asegurarse de chequear con alguien de la isla las condiciones climáticas de antemano. También se puede obtener una tabla de mareas del Community Resource Center, ubicado detrás del aeropuerto de West Island.

Otra fuente de disfrute es tomarse un café y una deliciosa comida en el Maxi's By The Sea Café durante el día, o saborear un pescado capturado localmente en el Flying Fish Café, o ir al Club por la noche para compartir historias con los lugareños, con billar y un buen trago de por medio.

La pizarra de anuncios al lado del Club se actualiza a diario con eventos locales si desea participar, y siempre puede pasar por el Centro de Visitantes y un personal amable y servicial puede responder cualquier pregunta o duda que pueda tener.

Home Island

Ubicada al otro lado de la laguna, a solo un corto trayecto en ferry desde West Island, esta parte única de las Cocos Keeling Islands es una visita obligada para quienes lleguen a este paraíso. Hogar de los malayos de Cocos, la isla ofrece un completo contraste con West Island.

Se puede tomar el Home Island Tour para ampliar el conocimiento de la historia del lugar. No perderse la maravillosa y picante cocina malaya en el restaurante local o almuerce en un picnic y siéntese bajo la sombra de uno de los enormes árboles de Calophyllum que adornan la playa.

Visitar el museo Home Island y es esencial para conocer la fascinante historia de Cocos; se puede leer sobre la cultura y tradición local, la abundante flora y fauna, la historia naval australiana y los primeros propietarios de las Islas Cocos Keeling: la familia Clunies-Ross. El museo está abierto de lunes a viernes durante el horario de oficina de Shire.

Obviamente, no se puede perder un paseo por la selva de palmeras de Calophyllum hasta Oceania House. Ubicada en el lado suroeste de la isla, una vez hogar de la familia Clunies-Ross y ahora de propiedad privada de los residentes locales. Se puede hacer un recorrido o pernoctar para disfrutar de una experiencia histórica que nunca tendrá en otro lugar.

Es recomendable visitar el pintoresco cementerio ubicado hacia el norte de la isla, o hacer un picnic en los muchos y agradables refugios sombreados que hay a lo largo de las costas y playas de la isla. Aquí también se puede disfrutar de las increíbles vistas de Prison Island y Direction Island. Si se traen botas adecuadas, hasta se podrá cruzar hasta Prison Island caminando, si la marea está baja.

Prison Island

Prison Island, o Pulu Beras como se le conoce en malayo, supo tener el doble de su tamaño actual y con una colina que era casi el punto más alto de la isla. Situada entre Home y Direction Islands, la ahora pequeña isla albergaba una prisión en los primeros días del asentamiento, aunque hoy queda muy poco, excepto el nombre.

Disfrutar de una caminata fácil por todo el perímetro de la isla, bañarse en las relajantes aguas poco profundas y tomarse unos momentos para enviar fotos a sus familiares y amigos lo convierten en un lugar perfecto para los Instagramers.

Prison Island es también un lugar de leyenda: los malayos de Cocos dicen que una sirena vive allí y que llama a casa a cualquier persona nacida en Cocos que abandone las costas de las islas.

Direction Island

Un viaje de un día a Cossies Beach en Direction Island -la recién coronada Mejor Playa de Australia- definitivamente debe estar en su agenda de vacaciones y está a solo un breve viaje en el ferry. Esta isla tropical con imágenes perfectas ofrece playas de arena blanca exquisita, refugios sombreados, parrillas de leña, baños ecológicos, wifi gratis y senderos para caminar.

Recientemente rebautizada "Cossies Beach", pero más comúnmente conocida como "DI", esta isla es el hogar del mundialmente famoso 'Rip'. Mucho más seguro de lo que parece, el Rip presenta una vida marina diversa de vívidos peces, corales, tiburones de arrecife, el enorme pez loro y se puede bucear de forma segura durante su estadía en la isla.

With 2015 coming to a close , what better way to end the year than on a great Aussie beach.

A post shared by Steve Fraser (@stevefraserphotography) on

La isla es la marina favorita para visitar yates de todos los lugares del mundo, muchos de los cuales han dejado una parafernalia de tarjetas de visita y otros recuerdos en las palmeras. Se sorprenderá de la cantidad de "yachistas" que han llegado aquí a lo largo de los años.

El ferry opera dos veces por semana los jueves y sábados para transportarlo a través de la increíble laguna.

SEGUÍ LEYENDO