El desfile de Stella McCartney, una marca registrada ícono del lujo sustentable (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
El desfile de Stella McCartney, una marca registrada ícono del lujo sustentable (REUTERS/Gonzalo Fuentes)

"Nadie debería sacrificar estilo para ser sostenible", fueron las palabras de la reconocida diseñadora inglesa Stella McCartney. Ella es una de las que tienen al hombro la bandera de la sustentabilidad en las prendas: "Las marcas son responsables de los recursos que utilizan y de su impacto en el medio ambiente", resaltó.

La maison holandesa Viktor & Rolf, para su colección primavera-verano 2017, emprendió la búsqueda de materiales e inspiración dentro de su propia historia. Lograron confeccionar una línea con géneros liberty, retazos de vestidos vintage, lamé y tules para transformar una vieja colección en una nueva de forma sustentable.

La colección de alta costura de Viktor & Rolf en la Fashion Week de París resaltó la innovadora propuesta con cabezas de muñecas gigantes (AP Photo/Francois Mori)
La colección de alta costura de Viktor & Rolf en la Fashion Week de París resaltó la innovadora propuesta con cabezas de muñecas gigantes (AP Photo/Francois Mori)

La lujosa italiana Gucci desarrolló en el 2014  "Chime for Change", una iniciativa de Frida Giannini -cuando estuvo a su cargo- que reúne poderosas voces a favor del empoderamiento de la mujer en el mundo, con el objetivo de reunir fondos a través de los perfumes de la marca para impulsar la educación, la salud y la justicia entre las niñas de Kenya y Camboya, una acción de fusión entre lo sustentable y el lujo.

En Suiza, Chopard es la única en el mundo que vende sus joyas y relojes fabricados en oro ético, y certifica cada pieza para garantizar la materia prima y promover un salario justo a quienes intervengan en el proceso de armado de cada una.

La firma suiza de alta joyería también apuesta a la sustentabilidad en la confección de cada pieza de lujo (Chopard)
La firma suiza de alta joyería también apuesta a la sustentabilidad en la confección de cada pieza de lujo (Chopard)

Impulsadas por el deseo de realizar una colección que fusione la alta marroquinería sustentable con la alta joyería, Claudia Stad -de Jean Pierre Joyeros- y Silvia Gold Ferias -de Solantu-, se unieron en un encuentro de lujo donde ambas marcas expusieron sus productos caracterizados por el diseño, la exclusividad y la excelencia, identificadas con el mismo perfil de una mujer elegante y cosmopolita: mujeres activas que viven alrededor del mundo, aman el arte, la moda, las piedras preciosas y semipreciosas y se comprometen con el cuidado del planeta.

Ambas colecciones son piezas únicas de fusión especial entre lujo y arte. La colección de carteras se distingue por la combinación exclusiva de materiales nobles y sustentables como los herrajes de piedras semi-preciosas como ónix o de madera autóctona, con una paleta de color amplia como también tienen la granja modelo Yacaré Porá, que pilotea un programa de conservación de la especie de caimán Latirostris, lo que implica que una vez que el animal fallece, se utiliza la piel para la confección de las carteras.

Una cartera de marroquinería de lujo es atemporal. Lleva mucho tiempo diseñarla, llegar a la paleta de colores deseada, y el momento para confeccionarla. Nueve meses son necesarios para la fabricación de una cartera.

La alta joyería y la versatilidad en el diseño de las colecciones de Jean Pierre es la responsabilidad de Florencia Boskis Stad, que sabe interpretar a la mujer de hoy y emplea sus joyas combinadas con oro, plata y platino con piedras preciosas como zafiro, esmeralda, rubí, brillantes y perlas y piedras semi preciosas como amatista, cuarzo, aguamarina y otras.

Unidas por la vocación de avanzar hacia un mundo más sustentable, ambas marcas trabajan en esa dirección. Ambos clientes exigen cada vez más responsabilidad empresarial. Las perlas cultivadas son un ejemplo de este hacer sustentable.

SEGUÍ LEYENDO: