El MIT destacó el trabajo de los jóvenes que están marcando una tendencia mundial
El MIT destacó el trabajo de los jóvenes que están marcando una tendencia mundial

Los jóvenes están hoy transformando el mundo de la mano de la tecnología. Cientos de ejemplos se dan a conocer todos los días desde decenas de países.

Ahora, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) publicó un informe con la selección anual de los 35 jóvenes del planeta con mayor potencial para cambiar el mundo con tecnología.

Por primera vez, la lista incluye a más mujeres que hombres. Y la inteligencia artificial, que antaño era una tecnología marginal, se erige ahora como una de las tendencias más importantes.

Para ello, dividió en 5 categorías a los seleccionados, según el ámbito de desempeño y características de su proyecto innovador. Así, identificó a los jóvenes más brillantes dentro de las categorías de inventores, emprendedores, visionarios, humanitarios y pioneros.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts es una de las tres instituciones científicas más importantes del mundo
El Instituto Tecnológico de Massachusetts es una de las tres instituciones científicas más importantes del mundo

1- Inventores

Son quienes están construyendo las tecnologías del futuro, desde dispositivos electrónicos elásticos hasta nuevas formas de probar medicamentos contra el cáncer.

Shinjini Kundu, 27, de la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.), es una de las elegidas por su destacado proyecto sobre imágenes médicas detalladas.

Shinjini Kundu tiene 27 años y pertenece a la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.)
Shinjini Kundu tiene 27 años y pertenece a la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.)

Las imágenes médicas tienen una gran importancia en el diagnóstico de muchas enfermedades. Pero dado que cada vez tienen más nivel de detalle, a los humanos les cuesta cada vez más interpretarlas. Así que Kundu se concentró en crear un sistema de inteligencia artificial (IA) capaz de analizarlas para encontrar patrones invisibles a simple vista. Su innovación podría facilitar la detección y el tratamiento de enfermedades.

"Si hay cambios ocultos y disponemos de una forma de detectarlos, entonces tal vez podamos diagnosticar enfermedades en fases más tempranas, antes de que aparezcan los síntomas", explica Kundu.

Ya existen algoritmos de inteligencia artificial especializados en detectar patrones y en analizar imágenes médicas. Pero estos algoritmos no son capaces de explicar sus razonamientos, algo que limita su uso en medicina. Sin saber cómo y por qué se desarrolla una enfermedad, es imposible abordarla.

El sistema de Kundu permite a los humanos mirar a través de los ojos del ordenador para descubrir patrones imperceptibles que revelan el proceso inicial de la enfermedad. Su IA también está entrenada para identificar los marcadores de enfermedad detectables a simple vista en las imágenes. Eso podría ayudar a los humanos a reconocerlos meses o incluso años antes de que aparezca la enfermedad. Parece que los humanos también podemos aprender de la IA, al fin y al cabo.

Otros seleccionados fueron:

  • Barbarita Lara, 32: cuando un terremoto destrozó su país natal, decidió crear un sistema de alertas capaz de operar cuando las redes no funcionan.
  • Huanping Zhou, 34, de la Universidad de Pekín (China): sus placas solares de perovskita son más fáciles y baratas de fabricar y tienen la misma eficiencia que las de silicio.
  • James Dahlman, 31, del Instituto Tecnológico de Georgia (EE.UU.): ha diseñado una estrategia que permite probar 300 potenciales fármacos contra el cáncer al mismo tiempo.
  • Manan Suri, 31, del Instituto Indio Tecnológico de Delhi (India): descubrió que podía aprovechar un fallo informático para crear los chips neuromórficos capaces de imitar al cerebro humano.
  • Sheng Xu, 34, de la Universidad de California, San Diego (EE.UU.): aplicó un nuevo enfoque a tecnología ya consolidada para crear sistemas electrónicos altamente flexibles.
  • Shreya Dave, 30, de Via Separations: su sistema de filtración podría ahorrar la mayor parte de la energía consumida en los procesos de separación industrial.
  • Will McLean, 31, de Frequency Therapeutics: su innovación podría solucionar uno de los grandes retos de la medicina: la pérdida de audición irreversible.

2- Emprendedores

Sus innovaciones están creando nuevos negocios y renovando las viejas formas de hacer las cosas.

Ji Xu, 33, de Alipay: su trabajo ayudó a crear Alipay, el sistema de pagos online más grande del mundo.

JI XU es el arquitecto principal de la plataforma central de pagos de Alipay
JI XU es el arquitecto principal de la plataforma central de pagos de Alipay

Xu jugó un papel clave en la construcción de la que se ha convertido en la plataforma de pagos más grande del mundo, capaz de soportar más de 1.000 millones de transacciones al día. Es una bendición para el comercio, pero lo más importante es que permite a cualquier persona, especialmente a las que carecen de acceso a los bancos tradicionales, utilizar servicios financieros a través de internet.

Aunque al principio se creó para que los pagos en los comercios online de Alibaba fueran más fáciles de realizar y más seguros, al día de hoy, Alipay se ha convertido en una aplicación de pago electrónico omnipresente en el comercio electrónico chino y en las tiendas físicas. Cuenta con 520 millones de usuarios que ven el efectivo como algo del pasado. Ya sea para comprar, pagar facturas de servicios públicos o comprar entradas para el cine, solo tienen que sacar su smartphone y utilizar Alipay para escanear un código de pago.

Como arquitecto principal de la plataforma central de pagos de Alipay, Xu dirigió un equipo que logró aumentar la capacidad de 10 millones a 100 millones de transacciones por día y, finalmente, a 1.000 millones.

Otros seleccionados fueron:

  • Alice Zhang, 29, de Verge Genomics: utiliza inteligencia artificial para identificar nuevos tratamientos contra el párkinson y el alzhéimer.
  • Ashutosh Saxena: cuando descubrió que su altavoz inteligente no funcionaba tan bien como esperaba, construyó un sistema mejor.
  • Elizabeth Nyeko: su tecnología aumenta la eficiencia de las redes eléctricas de las comunidades rurales de África y podría ser útil en todas las redes del mundo.
  • Jonas Cleveland: está ayudando a crear los robots que harán la compra en un futuro próximo.
  • Natalya Bailey: una de las pocas mujeres especializadas en cohetes ha creado un sistema para impulsar pequeños satélites con energía eléctrica.
  • William Woodford: ha encontrado un material capaz de superar los retos de las baterías masivas necesarias para construir un mundo 100% renovable.
  • Yin Qi: su plataforma de reconocimiento facial ha revolucionado los negocios en China.

3- Visionarios

Estos jóvenes encuentran nuevos y potentes usos para tecnologías que ya existen.

Brenden Lake, de 31 años, consiguió que la inteligencia artificial aprenda con un solo ejemplo, igual que los humanos.

Lake trabajó con IA para que las máquinas reconozcan y reproduzcan las palabras habladas después de escucharlas
Lake trabajó con IA para que las máquinas reconozcan y reproduzcan las palabras habladas después de escucharlas

Lake diseñó un programa de inteligencia artificial (IA) capaz de aprender nuevos caracteres escritos a mano con solo ver un ejemplo, igual que lo haría un humano.

Aunque podría parecer un avance insignificante en un mundo donde la IA ya controla vehículos autónomos y supera a los mejores jugadores de Go del mundo, estas tecnologías necesitan miles de ejemplos para aprender y no se les da bien aplicar sus conocimientos a nuevos problemas. Por otro lado, un humano que observa un objeto desconocido una vez es capaz de reconocerlo de nuevo, dibujarlo y comprender sus diversas partes.

Así que Lake se inspiró en la psicología cognitiva. En lugar de alimentar su programa con miles de ejemplos de letras, le enseñó cómo funciona la escritura a mano. Le mostró videos que capturaban el movimiento de humanos dibujando letras de 30 alfabetos para que pudiera aprender qué movimientos se usan para hacer los trazos, cuántos trazos suelen tener los caracteres y cómo se conectan entre sí. Gracias a esta estrategia, cuando al algoritmo se le muestra un carácter de un alfabeto desconocido, es capaz de reconocerlo y reproducirlo como lo haría una persona.

Lake ha aplicado el mismo enfoque para que las máquinas reconozcan y reproduzcan las palabras habladas después de escuchar un ejemplo, y también para imitar cómo las personas formulan preguntas de forma creativa al resolver un problema.

"Lograr que las máquinas aprendan de la misma forma que los humanos puede resultar crucial para las aplicaciones de inteligencia artificial en las que el entrenamiento con macrodatos no es factible", explica Lake, y concluye: "Si queremos tener robots inteligentes en el hogar, no podemos prentrenar o preprogramar al robot para que sepa todo inmediatamente. Los niños aprenden nuevos conceptos todos los días y una máquina realmente inteligente debe ser capaz de hacer lo mismo".

Otros seleccionados fueron:

  • Adam Marblestone: es autor del libro maestro sobre cómo registrar la actividad de cada neurona del cerebro.
  • Archana Kamal: ha resuelto uno de los grandes problemas de la computación cuántica.
  • Marzyeh Ghassemi: ha convertido a la IA en un ‘médico’ capaz de predecir la evolución y necesidades de un paciente.
  • Menno Veldhorst: ha conseguido fabricar circuitos cuánticos en silicio, una hazaña que se consideraba imposible.
  • Niki Bayat: sus nuevos materiales podrían revolucionar el tratamiento de dolencias oculares.
  • Prineha Narang: su investigación con materiales excitados y en nanoescala podría revolucionar varios sectores económicos.
  • Sehar Bano: cuando su país bloqueó Youtube, empezó a buscar estrategias para esquivar la censura en internet.

4- Humanitarios

Estos jóvenes encuentran soluciones tecnológicas que mejoran e incluso salvan la vida de la gente.

Minmin Yen desarrolló una mejor solución: bacteriófagos, o virus, diseñados para atacar específicamente a las bacterias
Minmin Yen desarrolló una mejor solución: bacteriófagos, o virus, diseñados para atacar específicamente a las bacterias

Minmin Yen, 29, de PhagePro: su alternativa a los antibióticos trata el cólera inmediatamente y podría solucionar el problema de la resistencia.
Cada año, el cólera afecta a millones de personas de las comunidades más pobres del planeta. A menudo, la enfermedad se aborda con antibióticos, pero no es una buena estrategia porque estos fármacos atacan a las bacterias del intestino, lo que aumenta la resistencia a los antibióticos.

Así que Minmin Yen desarrolló una mejor solución: bacteriófagos, o virus, diseñados para atacar específicamente a las bacterias. Lo significativo de la invención de Yen es que mata de inmediato a las bacterias, lo que evita el avance de la enfermedad. En contraste, las vacunas actuales pueden tardar semanas en funcionar.

Yen obtuvo su doctorado en Microbiología Molecular en la Universidad de Tufts (EE.UU.) y afirma que los bacteriófagos no se han explorado porque los antibióticos están muy extendidos, pero cree que es hora de que jueguen un papel más importante ahora que las bacterias resistentes se han vuelto tan comunes. Lanzó PhagePro para llevar su intervención al mercado.

Otros seleccionados fueron:

  • Hera Hussain: empodera a las mujeres con información para ayudarles a escapar de la violencia machista con ayuda de voluntarios y tecnologías accesibles.
  • Mustafa Suleyman: su objetivo vital es aliviar el sufrimiento humano con inteligencia artificial.

Pioneros

Sus innovaciones lideran el camino hacia una mejor edición genética, una inteligencia artificial más inteligente y un internet más seguro.

Alexandre Rebert, 28, de ForAllSecure, se preguntó: ¿Qué pasaría si un ordenador pudiera arreglarse a sí mismo?

Rebert creó Mayhem, un sistema capaz de analizar miles de programas al mismo tiempo en unas pocas horas, algo que a un humano le llevaría años
Rebert creó Mayhem, un sistema capaz de analizar miles de programas al mismo tiempo en unas pocas horas, algo que a un humano le llevaría años

En general, cuando se hackea un sistema informático, las personas arreglan el problema después del ataque. Pero Rebert inventó una computadora capaz de arreglarse a sí misma en tiempo real mientras sufre un hackeo.

Rebert era consciente de que los ordenadores no son entes demasiados creativos, pero lo que sí se les da bien es hacer las cosas rápido y a una escala masiva. Así fue como creó Mayhem, un sistema capaz de analizar miles de programas al mismo tiempo en unas pocas horas, algo que a un humano le llevaría años.

Para lograr el sistema autónomo de Mayhem, Rebert combinó dos técnicas. La primera, llamada fuzzing basado en cobertura, es un estándar de las pruebas de seguridad automatizadas que consiste en arrojar datos a un programa para ver si una entrada desencadena un nuevo comportamiento. Básicamente se trata de escanear y realizar una búsqueda rápida. La segunda, la ejecución simbólica, analiza el programa de una forma más lenta y detallada. Ambos enfoques se complementan entre sí, lo que hace que la combinación sea más eficaz que cualquier otra técnica.

Rebert dirigió al equipo que desarrolló Mayhem mientras trabajaba para ForAllSecure, la compañía de ciberseguridad con sede en Pittsburgh (EE.UU.) que él mismo cofundó. El trabajo y la misión de la compañía provienen de su investigación en Carnegie Mellon (EE.UU.). Cree que su invención podría ser especialmente útil para los sistemas más sensibles, como las redes eléctricas, los hospitales y los bancos.

"Hay una cantidad cada vez mayor de software en nuestras vidas. Depender únicamente de la experiencia humana para protegerlo es insuficiente y peligroso", concluye Rebert.

Otros seleccionados fueron:

  • Alessandro Chiesa: su nueva criptomoneda es tan privada como el dinero efectivo.
  • Chelsea Finn: igual que los niños, sus robots aprenden por imitación al ver a humanos realizando una tarea.
  • Humsa Venkatesh: ha descubierto un secreto del crecimiento del cáncer que podría conducir a una nueva clase de fármacos.
  • John Schulman: su enfoque de IA podría conseguir que los robots aprendan por sí solos a enfrentarse a cualquier situación inesperada.
  • Joy Buolamwini: cuando la IA fue incapaz de reconocer su rostro de piel oscura, decidió luchar contra los algoritmos sesgados.
  • Julian Schrittwieser: ha ayudado a crear AlphaGo, el programa que venció al mejor jugador de Go del mundo.
  • Nabiha Saklayen: ha creado una forma de edición genética con láseres de bajo coste.

SEGUÍ LEYENDO: