#DíaMundialSinTabaco. La historia de esta start up es de esas meteóricas. Así me la resumió un emprendedor de Córdoba -la misma provincia que vio a nacer a MindCotine -: "Un día me llamaron para pedirme que les diera una mano a estos chicos que recién empezaban; al otro, ya estaban en Silicon Valley; y al siguiente, en Casa Rosada con el Presidente de la Nación".

No fue en tres días, claro. Pero sí, en poco mas de un año, que los creadores de MindCotine lograron pasar de ser un grupo de jóvenes profesionales con una buena idea, a dueños una nueva start up con base en California. De realizar pruebas clínicas, a tener un producto resuelto que ya comienza a cosechar reconocimientos por su potencial de impacto en la salud pública.

La experiencia virtual de Mindcotine resultó un éxito en varios países donde se probó
La experiencia virtual de Mindcotine resultó un éxito en varios países donde se probó

A pesar del éxito, sus fundadores -tres amigos que hicieron el jardín, la primaria y la secundaria juntos- siguen con los pies en la tierra y recuerdan el mejor consejo que recibieron: "No se olviden nunca de la razón por la cual empezaron todo esto".  Ellos no tienen dudas, la motivación que hizo germinar el sueño –fue y sigue siendo– la de crear una solución capaz de mejorar la salud de miles de personas. Ayudarlas a lograr ese objetivo, ofrecerles la posibilidad de acceder a una vida más plena y feliz.

Así es que crearon un equipo multidisciplinario – y hoy, multicultural–  integrado por los cordobeses Nicolás Rosenchovich, ingeniero biomédico; Emilio Goldenhersch, licenciado en Psciología; Cristian Waitman, licenciado en Publicidad y Marketing. A quienes se sumaron Jean Horta, licenciada en filosofía (Israel), Lili Khorsand (Canadá), Vanesa Andresiuk (Buenos Aires), Ignacio Peña (Mar del Plata), Roberto Vaucourbiel; y otro cordobés, Fran Guarnuccio.

Ellos crearon este kit, con un precio de preventa de $500 que permite acceder a las 21 sesiones de un programa integral de terapias cognitivas que usa la realidad virtual para que el usuario logre sumergirse en un escenario animado que contiene los elementos y las situaciones que le despiertan el deseo de fumar.

Para emprender este viaje hacia una vida sin tabaco, todo lo que se requiere es un smartphone, y ganas de hacer un tratamiento que -si bien se adapta a nuestros tiempos y es ambulatorio- requiere cierto compromiso y disciplina en su cumplimiento.

Esta solución digital fue pensada para mejorar la salud de miles de personas
Esta solución digital fue pensada para mejorar la salud de miles de personas

Pero son sus ventajas, especialmente en cuanto a la accesibilidad, las que están llevando a varias empresas a interesarse en el producto. Una gran automotriz, dos pregapas y una ART, se encuentran entre las compañías que están cerrando acuerdos con MindCotine para brindar este beneficio a sus empleados o clientes -en un programa corporativo, alineado bajo las recomendaciones del Programa de Ambientes Libres de Humo para empresas del Ministerio de Salud de la Nación y de la Organización Mundial de la Salud -.

Uno de los fundadores de esta solución y actual director ejecutivo de MindCotine, Nicolás Rosenchovich, conversó con Infobae sobre la idea detrás de esta nueva opción:

—Contanos sobre este método que utiliza las últimas tecnologías para ayudar a la gente a dejar de fumar.

—Bueno, lo resumiste muy bien, porque lo que hemos desarrollado es una solución que ayuda a una de las problemáticas más grandes del mundo que es la adicción al consumo de tabaco. Y lo apuntamos desde la accesibilidad.

—¿Más accesibilidad que los métodos tradicionales?

—Sí, si consideramos que la accesibilidad es la posibilidad que tiene un fumador de dejar el cigarrillo. El día en que decide que está motivado a dejar de fumar, ¿qué tiene al alcance de su mano, hoy, para dejar? Y la verdad es que no hay muchas opciones y las que hay realmente no son económicas. Entonces sigue siendo más fácil elegir fumar, porque es complicado romper esa conducta adictiva.

Se trata de 21 sesiones de un programa integral de terapias cognitivas que usa la realidad virtual para que el usuario logre sumergirse en un escenario animado que contiene los elementos y las situaciones que le despiertan el deseo de fumar
Se trata de 21 sesiones de un programa integral de terapias cognitivas que usa la realidad virtual para que el usuario logre sumergirse en un escenario animado que contiene los elementos y las situaciones que le despiertan el deseo de fumar

—¿Cuál es la alternativa que les ofrece MindCotine?

—Lo que hicimos fue desarrollar una terapia psicológica -conjuntamente con técnicas de la psicología y el "mindfulness" (conciencia plena)– que consiste en una aplicación en el celular a la que se puede acceder con la realidad virtual.

La tecnología de realidad virtual permite transmitir esta terapia de una manera muy eficiente. Entonces, es tan sencillo como bajar una aplicación. Con lo que trae el kit, ya alcanza para comenzar el tratamiento y estar listo para cambiar una conducta adictiva.

—Supongo que lo que da la realidad virtual es la posibilidad de estar inmerso y más concentrado en el concepto y en la reflexión que se trata de transmitir…

—Exactamente. Lo que permite la realidad virtual es generar empatía. Yo me puedo poner en situación en un escenario en el que nunca estuve o en el que no estoy en ese momento. Por eso es una realidad "virtual", porque estoy en otra realidad. Y es en esa realidad, en donde proponemos entrenar ciertos elementos de la terapia  -que si yo no tengo ese escenario es muy difícil-. Es decir, lo que nos ofrece esa tecnología es ponernos en distintos marcos y entrenar en esas situaciones virtuales, similares a las que afrentamos en la realidad.

—¿Por ejemplo? Contame una de esas experiencias que uno puede vivir. ¿Cómo comienza el tratamiento?

—Las bases del tratamiento consisten en entrenar mucho el deseo de fumar. Entonces, lo que hace el tratamiento es generar ganas en ese ambiente y uno, por medio de distintas técnicas de psicología y del mindfulness, empieza a practicar.

Para emprender este viaje hacia una vida sin tabaco, todo lo que se requiere es un smartphone, y ganas de hacer un tratamiento
Para emprender este viaje hacia una vida sin tabaco, todo lo que se requiere es un smartphone, y ganas de hacer un tratamiento

¿Cómo se entrena? Hay distintos elementos disparadores de las ganas de fumar: estás en un ambiente en el que alguien te ofrece un cigarrillo, o en el que hay gente fumando, o elementos como un café, un encendedor. Distintos niveles que van generando estas ganas. Y lo que se hace en esa terapia es empezar a reconocerlas: ¿cómo nos afectan?, ¿cómo uno las identifica?, ¿cuál tiene mayor efecto sobre mis ganas de fumar?

La terapia de mindfulness lo que permite es visualizar cómo reacciono, qué registro yo de todo este proceso, y entonces poder elegir. Una persona que ingresa al tratamiento generalmente es alguien que ya está motivado en cambiar su conducta adictiva y que quiere dejar el cigarrillo, por los motivos que sea.

—¿Se trata de hacer un razonamiento más consciente sobre qué nos lleva a fumar?

—Sí, aunque yo sacaría la palabra "razonamiento". Se trata más de "hacerlo consciente", a todo nivel: mental, emocional, corporal. Porque está todo atado en lo mismo, la adicción no es solamente un neurotransmisor en el cerebro, es toda una conducta que se refleja en nuestro ser. Entonces, esta terapia trabaja sobre todo esa conducta, que se da en varios niveles. Así, por medio de este entrenamiento, uno puede ganar mayor conocimiento sobre los distintos elementos. Eso es lo que, a la larga, me va a dar el poder de decir "Ok,  ahora siento que puedo dejarlo".

Esta tecnología busca ponernos en distintos marcos y entrenar en esas situaciones virtuales, similares a las que afrentamos en la realidad
Esta tecnología busca ponernos en distintos marcos y entrenar en esas situaciones virtuales, similares a las que afrentamos en la realidad

Hoy, MindCotine tiene entre su consejo asesor al profesor de la Universidad de Stanford Dr. Walter Greenleaf, a Rodrigo Tamallini (Intel) y al profesor Dr. Marcelo Ceberio (Conicet).  Realizan investigación clínica en la Universidad de Flores; y están en sociedad con Wilson Sonsini Goodrich RosattiGSV LabsUniversidad de FloresEscuela Sistémica ArgentinaMatufia TVMalditomaus; y son inversores Balero INC (México) y Javier Mural (Argentina).

SEGUÍ LEYENDO: