Día Internacional de los Pueblos Indígenas: destacaron la labor de una red de comunidades aborígenes argentinas

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo anunció los ganadores del 13º Premio Ecuatorial, un reconocimiento a los pueblos indígenas y las comunidades locales que trabajan por mitigar los peligros que acechan a la diversidad biocultural. Entre los ganadores, seleccionados entre más de 500 candidaturas de 109 países, hay solo uno argentino: la Red TICCA

El 22% de la superficie del mundo está habitada por pueblos originarios y, a su vez, alberga el 80% de la biodiversidad (Getty Images)
El 22% de la superficie del mundo está habitada por pueblos originarios y, a su vez, alberga el 80% de la biodiversidad (Getty Images)

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y sus socios anunciaron los ganadores del 13º Premio Ecuatorial, que reconoce a diez pueblos indígenas y comunidades locales de nueve países. Los ganadores, seleccionados entre más de 500 candidaturas de 109 países, proceden del Brasil, la República Democrática del Congo, el Ecuador, el Gabón, Ghana, Panamá, Papua Nueva Guinea, Mozambique y la Argentina. El anuncio también marca el 20º aniversario de la Iniciativa Ecuatorial, que ha reconocido a 264 ganadores hasta la fecha.

Los galardonados de este año destacan el tema del Día Internacional de los Pueblos Indígenas: “El papel de las mujeres indígenas en la preservación y transmisión del conocimiento tradicional”. Cuatro de los ganadores del Premio Ecuatorial de este año son iniciativas dirigidas por mujeres, aunque los diez premiados promueven la igualdad de género en su comunidad, y todos muestran la importancia de situar los conocimientos tradicionales y las soluciones basadas en la naturaleza en el centro del desarrollo local.

Las organizaciones ganadoras demuestran la forma en que las soluciones innovadoras basadas en la naturaleza pueden permitir a las comunidades alcanzar sus objetivos, incluso en una época de choques económicos, medioambientales, políticos y de salud pública. “Durante 20 años, los ganadores del Premio Ecuatorial han demostrado que las comunidades locales ya están poniendo en marcha las transformaciones económicas y de desarrollo que necesitamos para lograr un futuro positivo para la naturaleza para todos”, declaró Francine Pickup, directora adjunta de la Oficina de Apoyo a Políticas y Programas del PNUD.

En la actualidad, las comunidades originarias se encuentran entre los más vulnerables y perjudicadas del mundo. La comunidad internacional reconoce que se necesitan medidas especiales para proteger sus derechos y mantener sus tradiciones, su legado y su forma de vida
En la actualidad, las comunidades originarias se encuentran entre los más vulnerables y perjudicadas del mundo. La comunidad internacional reconoce que se necesitan medidas especiales para proteger sus derechos y mantener sus tradiciones, su legado y su forma de vida

Entre los ganadores de este año se encuentran un grupo de mujeres indígenas organizadoras de base que protegen a los jaguares a través de la defensa política y cultural; una coalición de tribus indígenas que hacen que el campo de la investigación sobre la conservación sea más inclusivo para las comunidades locales; una organización local de justicia ambiental que está a la vanguardia de los esfuerzos internacionales para conservar y proteger puntos vitales de la biodiversidad: los manglares; y un proyecto forestal gestionado por la comunidad que protege los medios de vida locales a la vez que salvaguarda al bonobo en peligro de extinción.

“Nuestros principales problemas son la entrada de camiones para extraer madera, los cazadores que no solo lastiman y matan a los animales del monte sino también a los que nosotros criamos para nuestro consumo, y las carreras de motocross que destruyen la flora y la fauna del monte. Después está la comunicación, claro. Nosotros quedamos como los malos pero somos los que tenemos el Título de Propiedad del territorio”, sostuvo en una entrevista con este medio María Isabel Canabiri, presidenta de la Comunidad Kolla Tinkunaku, ubicada al oeste del departamento de Orán, provincia de Salta.

Comunidades aborígenes como estas, esparcidas por casi todo el territorio argentino, trabajan por mitigar los peligros que acechan a la diversidad biocultural. De la misma manera, lo hacen otros miles de pueblos indígenas y comunidades locales de diferentes lugares del mundo para preservar la biodiversidad del planeta. Con el fin de desarrollar juntos estrategias que les permitan preservar sus territorios, desarrollaron la Red TICCA, una iniciativa que busca preservar la diversidad biocultural y la única argentina entre los ganadores del 13º Premio Ecuatorial. “Queremos fortalecer nuestro territorio y conservar nuestra biodiversidad. Venimos trabajando a pulmón desde el comienzo. Necesitamos apoyo”, añadió Canabiri.

Este inmenso desierto refulgente ubicado a 4.000 metros de altura tiene su origen entre cinco y diez millones de años atrás, cuando la cuenca se cubrió por completo de aguas provenientes de un volcán (Grosby)
Este inmenso desierto refulgente ubicado a 4.000 metros de altura tiene su origen entre cinco y diez millones de años atrás, cuando la cuenca se cubrió por completo de aguas provenientes de un volcán (Grosby)

“Somos una organización política autónoma de comunidades y pueblos indígenas a nivel nacional. Trabajamos en pos de la aplicación de los derechos indígenas, la defensa de los territorios protegidos por las comunidades. En pocas palabras, para promover el reconocimiento político por parte del Estado hacia los pueblos preexistentes portadores de una milenaria sabiduría en materia de protección de la naturaleza, la biodiversidad y los ecosistemas, siendo guardianes ancestrales del territorio. La Red TICCA Argentina, está compuesta por comunidades y organizaciones indígenas de siete pueblos: Kolla, Ocloyas, Guaraní, Qom, Tolombon, Tonokote Llutqui y Mapuche”, indicaron a Infobae desde la Red.

Según pudo explicar a este medio Francisco López Sastre, quien hace seguimiento de los proyectos, “el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD), implementado por el PNUD, celebró en 2015 un acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU) para la implementación de la ‘Iniciativa Global de Apoyo a ICCAs – GSI’, de apoyo a los pueblos indígenas y los territorios y áreas conservados por la comunidad”.

El PPD/PNUD Argentina fue elegido entre los 26 países en el mundo que reciben fondos Ministerio de Ambiente y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU) para la iniciativa TICCA, comprometiendo hasta la fecha 813.999 USD en donaciones PPD/PNUD en apoyo 34 proyectos TICCA en 9 provincias argentinas y diversos pueblos originarios (Mbya Guaraní, Mapuche, Diaguita, Kolla, Wichi, Qom, Atacameño, Tonokote Llutqui, Ava Guaraní y Ocloya).

“Las comunidades, organizaciones y pueblos indígenas, nos encontramos marginados, excluidos y muchas veces vulnerados nuestros derechos, ante la falta de diferentes políticas de gobierno para nuestros territorios. Sin acceso a conectividad, comunicación y caminos; falta de educación y salud digna; falta de acceso a servicios básicos de vida, entre otras cosas”, advirtió Julio Valdiviezo, militante de la Mesa de Salinas Grandes.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (más conocida por su sigla en inglés: FAO), “los territorios ancestrales indígenas abarcan el 22% de la superficie terrestre, albergan el 80% de la diversidad biológica del planeta, lo que convierte a los pueblos indígenas en custodios de los ecosistemas y los recursos naturales. Junto con la diversidad biológica, la diversidad cultural de los pueblos indígenas es esencial para mantener la biodiversidad general”.

Los ganadores del Premio Ecuatorial recibirán USD 10.000 y tendrán la oportunidad de participar en una serie de eventos virtuales especiales relacionados con la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nature for Life Hub del PNUD, la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático 2022 (COP27), que tendrá lugar en Egipto, y la Conferencia de la ONU sobre biodiversidad (COP15) en Montreal. Todos ellos se unirán a una red de 264 comunidades de más de 80 países que han recibido el Premio Ecuatorial desde su creación hace 20 años.

La celebración de los ganadores del Premio Ecuatorial tendrá lugar a finales de noviembre durante el Nature for Life Hub del PNUD, justo antes de la largamente postergada conferencia mundial sobre biodiversidad. El Día Internacional de los Pueblos Indígenas se celebra cada 9 de agosto en conmemoración de la primera reunión del Grupo de trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre esta población en 1992. La efeméride quedó establecida en 1994, cuando en Asamblea se decidió que este día se celebrara cada año para dar visibilidad a las comunidades mundiales y renovar el compromiso con ellas.

La lista completa de ganadores del Premio Ecuatorial 2022

1. Red TICCA “Territorios de Vida en Argentina” – Argentina

Este consorcio de pueblos indígenas de toda Argentina está conservando, gestionando y gobernando 3,5 millones de hectáreas de “Espacio de Vida”, a través de la mayor red de Áreas de Conservación y Conservación Indígena (ICCA) del país. Esta red les permite defender su derecho al Consentimiento Libre, Previo e Informado (CLPI), así como presionar para que sus valores culturales se integren en las políticas públicas.

2. Associação Bebô Xikrin do Bacajá – Brasil

La Associação Bebô Xikrin do Bacajá, que trabaja en la zona indígena de Trincheira Bacajá en Brasil, ha desarrollado un sistema de producción sostenible de aceite de coco. La acción local de las mujeres Xikrin ha convertido los conocimientos ancestrales de la comunidad en una oportunidad de generación de ingresos que financia la conservación de sus tierras.

MBOU-MON-TOUR ha desarrollado un sistema de conservación del ecosistema dirigido por los indígenas en la RDC que promueve la coexistencia de los pueblos indígenas y las comunidades locales con las poblaciones locales de bonobos (REUTERS)
MBOU-MON-TOUR ha desarrollado un sistema de conservación del ecosistema dirigido por los indígenas en la RDC que promueve la coexistencia de los pueblos indígenas y las comunidades locales con las poblaciones locales de bonobos (REUTERS)

3. Associação Rede de Sementes do Xingu – Brasil

La Associação Rede de Sementes do Xingu ha reunido a mujeres de 25 comunidades indígenas, agrícolas y urbanas para recoger y comercializar más de 220 especies diferentes de semillas para la reforestación ecológica a gran escala de la Amazonia y el Cerrado. Con ello han generado unos ingresos de más de 700.000 dólares y han empoderado económicamente a las mujeres indígenas de toda la región.

4. MBOU-MON-TOUR – República Democrática del Congo

Esta organización ha desarrollado un sistema de conservación del ecosistema dirigido por los indígenas en la RDC que promueve la coexistencia de los pueblos indígenas y las comunidades locales con las poblaciones locales de bonobos. Lo han hecho a través de un marco legal de Concesiones Forestales Comunitarias Locales (CFCL) que están específicamente diseñadas para proteger la biodiversidad nativa y respetar las costumbres locales.

C-CONDEM promueve la reforestación participativa y comunitaria de los manglares, recuperando las zonas deforestadas por la acuicultura industrial y promoviendo un uso alternativo, sostenible e inclusivo de la tierra (Pelayo Salinas)
C-CONDEM promueve la reforestación participativa y comunitaria de los manglares, recuperando las zonas deforestadas por la acuicultura industrial y promoviendo un uso alternativo, sostenible e inclusivo de la tierra (Pelayo Salinas)

5. Coordinadora Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar (C-CONDEM) – Ecuador

C-CONDEM promueve la reforestación participativa y comunitaria de los manglares, recuperando las zonas deforestadas por la acuicultura industrial y promoviendo un uso alternativo, sostenible e inclusivo de la tierra. En C-CONDEM, las mujeres rurales de una minoría afroecuatoriana luchan sin descanso contra la deforestación de los manglares mediante el activismo y las campañas de restauración global de los derechos ecológicos de las comunidades costeras de Ecuador. Su activismo llevó a la proclamación del Día Internacional de los Ecosistemas de Manglares.

6. OELO – Gabón

La OELO creó con éxito una solución sostenible para la gestión de los recursos de agua dulce en el mayor sitio Ramsar de Gabón y sus alrededores: el Bas Ogooué. A través de su trabajo, crearon el primer plan de gestión de la pesca de agua dulce sostenible redactado por la comunidad que se convirtió en ley en 2018, mejorando la vida de los pescadores locales y creando numerosas oportunidades económicas alternativas en la región.

7. Sunkpa Shea Women’s Cooperative – Ghana

Esta cooperativa indígena, dirigida por mujeres, está dando un ejemplo de producción sostenible de productos básicos a través de su cooperativa de producción de manteca de karité. El grupo ha conseguido integrar su producción orgánica en las cadenas de suministro internacionales al mismo tiempo que ha mejorado la vida de 800 mujeres.

La Organización de Mujeres Indígenas Unidas por la Biodiversidad de Panamá, dirigida por mujeres, crea capacidad en materia de biodiversidad, cambio climático y técnicas de conservación de los conocimientos tradicionales. Su objetivo principal es proteger a los jaguares, y preservar el territorio y la cultura al mismo tiempo (EFE)
La Organización de Mujeres Indígenas Unidas por la Biodiversidad de Panamá, dirigida por mujeres, crea capacidad en materia de biodiversidad, cambio climático y técnicas de conservación de los conocimientos tradicionales. Su objetivo principal es proteger a los jaguares, y preservar el territorio y la cultura al mismo tiempo (EFE)

8. Ocean Revolution Moçambique – Mozambique

Ocean Revolution Moçambique está capacitando a las comunidades locales que rodean la bahía de Inhambane para que desempeñen un papel central en la decisión de cómo conservar mejor sus recursos marinos. Al animar a la comunidad a participar activamente en sus esfuerzos de conservación, la organización forma a la próxima generación de buceadores de ecoturismo y conservación de la región.

9. Organización de Mujeres Indígenas Unidas por la Biodiversidad de Panamá (OMIUBP) – Panamá

Esta organización indígena, dirigida por mujeres, crea capacidad en materia de biodiversidad, cambio climático y técnicas de conservación de los conocimientos tradicionales. Su objetivo principal es proteger a los jaguares, y preservar el territorio y la cultura al mismo tiempo.

10. Mauberema Ecotourism, Nature Conservation, Education Research & Training Center – Papua Nueva Guinea

Rompiendo barreras en el campo de la conservación de Papua Nueva Guinea, Mauberema Ecotourism, Nature Conservation, Education Research & Training Center lidera un consorcio de organizaciones comunitarias indígenas para conservar sus ecosistemas. Como organización dirigida por jóvenes, también se asocian con universidades locales para estimular a los jóvenes indígenas a ser el futuro de los trabajadores de la conservación en Papúa Nueva Guinea.

SEGUIR LEYENDO: