El nuevo MoMA: más cerca de un laboratorio que de un espacio que resume parte de la historia

El Museo de Arte Moderno más célebre del mundo acaba de reinaugurarse luego de casi un semestre y con la idea de llevar a la vanguardia las experiencias artísticas en sus espacios. Infobae lo visitó previo a su apertura y conversó con su director

El MoMA es uno de los museos más populares del mundo (Shutterstock.com)
El MoMA es uno de los museos más populares del mundo (Shutterstock.com)

Con más de 12 mil metro cuadrados nuevos y una inversión de 450 millones de dólares, el mítico MoMA ( Museo de Arte Moderno) de Nueva York, acaba de reabrir su nuevo campus que apunta a llevar a la vanguardia las experiencias artístics en sus espacios.

La expansión fue desarrollada por los profesionales del propio museo, junto a los con el estudio Diller Scofidio + Renfro, a cargo de los arquitectos Elizabeth Diller, Charles Renfro y Ricardo Scofidio, responsables de obras como las del Lincoln Center o la Escuela de Ballet Americano, en colaboración con el estudio Gensler, de presencia global.

Espacios de galería con acceso directo y nuevos espacios que permiten exhibir significativamente más arte de formas novedosas e interdisciplinarias, son algunas de las impecables puestas que muestra en esta nueva etapa. El flamante escenario en el corazón del museo contará con programación en vivo y perfomances que cuestionan y desafían las historias del arte moderno y el momento cultural actual. Un innovador laboratorio de creatividad en el segundo piso invitará a los visitantes a conectarse con el arte que explora nuevas ideas sobre el presente, el pasado y el futuro. Las galerías a nivel de la calle gratuitas y abiertas en la planta baja ampliada, conectan mejor el museo con la ciudad y acercan el arte a las personas en el centro de Manhattan.

Espacios de galería con acceso directo y nuevos espacios que permiten exhibir significativamente más arte de formas novedosas e interdisciplinarias, son algunas de las impecables puestas que muestra en esta nueva etapa (Flavia Tomaello)
Espacios de galería con acceso directo y nuevos espacios que permiten exhibir significativamente más arte de formas novedosas e interdisciplinarias, son algunas de las impecables puestas que muestra en esta nueva etapa (Flavia Tomaello)

Glenn D. Lowry, el director del museo, indicó que “el valor real de esta expansión no es más espacio, sino espacio que nos permite repetir la experiencia del arte en el museo. Es más que una simple expansión física, el nuevo MoMA es un replanteo conceptual sobre cómo compartimos el arte con el público. Hemos reinstalado toda la colección para compartir visiones emocionantemente amplias del arte de nuestro tiempo de una manera que siempre esté evolucionando”.

La intención de acercamiento también se visualiza en la extensión de treinta minutos diarios (ahora cerrará a las 17.30) y permanecerá abierto hasta las 21 los primeros jueves de cada mes y siempre los viernes.

Actuación en el corazón de las galerías

El estudio Marie-Josée y Henry Kravis es el nuevo espacio para la programación en vivo y experimental. A través de nuevas comisiones, festivales y residencias, así como presentaciones de obras emblemáticas de la colección, la instalación de sonido envolvente, ejemplo de ello es Rainforest V del pionero de la música electrónica David Tudor, es aquí donde se puede interactuar directamente con artistas y obras en proceso y ver piezas fundamentales y emergentes en diálogo común.

El nuevo escenario en el corazón del museo contará con programación en vivo y perfomances que cuestionan y desafían las historias del arte moderno y el momento cultural actual (Flavia Tomaello)
El nuevo escenario en el corazón del museo contará con programación en vivo y perfomances que cuestionan y desafían las historias del arte moderno y el momento cultural actual (Flavia Tomaello)

El Paula and James Crown Creativity Lab es un espacio nuevo y experimental para explorar ideas, preguntas y procesos de arte que surgen de la colección propia y de exposiciones temporarias. El público puede acercarse en cualquier momento para participar en conversaciones culturales, interactuar con artistas, hacer arte, reflexionar y relajarse, y encontrar sugerencias para explorar el museo. Se ofrece una agenda diaria disponible para todo visitante.

Desde contemplar en silencio una sola obra, hasta ver ensayos en vivo en el Estudio Kravis, se encontrará algo inesperado e inspirador cada vez que se llegue al museo. La experiencia está enfocada en el espíritu del visitante neoyorquino que pasea por el museo con frecuencia.

A todo esto se suma una nueva tienda que continúa la fama célebre de aquellos sitios donde encontrar lo que los más innovadores del mundo están produciendo.

Un trabajo interno

Pintura, escultura, arquitectura, diseño, fotografía, medios, performance, películas y trabajos en papel se muestran juntos, en muchas ocasiones en las mismas salas (Flavia Tomaello)
Pintura, escultura, arquitectura, diseño, fotografía, medios, performance, películas y trabajos en papel se muestran juntos, en muchas ocasiones en las mismas salas (Flavia Tomaello)

La presentación de la apertura resalta las afinidades creativas y una interesante conjunción de fricciones de estímulos producidas al mostrar pintura, escultura, arquitectura, diseño, fotografía, medios, performance, películas y trabajos en papel juntos, en muchas ocasiones en las mismas salas. Concebida e instalada por equipos de curadores interdepartamentales de todas las especialidades, la presentación destaca relaciones complejas entre obras de arte y aprovecha la nueva arquitectura para alentar muchas rutas posibles a través de las galerías. Una nueva generación curatorial renovará continuamente la experiencia del museo a través de instalaciones y exposiciones, comisiones de artistas y programas que fomentan el debate y el descubrimiento.

Las galerías de colecciones de quinto, cuarto y segundo piso ofrecen una experiencia más profunda del arte a través de todos los medios y por artistas de geografías y orígenes más diversos que nunca. Una columna vertebral cronológica general une los tres pisos y sirve como piedra basal de continuidad para los visitantes. Las galerías individuales, algunas de las cuales serán de arte específico, profundizan en presentaciones especialmente diseñadas para conjugar expresiones.

Reconociendo que no existe una historia única o completa del arte moderno y contemporáneo, el museo rotará y reinstalará sistemáticamente un tercio de estas galerías de colecciones cada seis meses. Para 2021, el MoMA habrá vuelto a coreografiar cada una de sus espacios en los pisos quinto, cuarto y segundo, y renovará constantemente la presentación.

"El desafío que tenemos ante nosotros hoy es cómo crear un museo que sea a la vez global en su perspectiva pero arraigado en Nueva York", indicaba Lowry previo a la reinauguración (shutterstock)
"El desafío que tenemos ante nosotros hoy es cómo crear un museo que sea a la vez global en su perspectiva pero arraigado en Nueva York", indicaba Lowry previo a la reinauguración (shutterstock)

"El desafío que tenemos ante nosotros hoy es cómo crear un museo que sea a la vez global en su perspectiva pero arraigado en Nueva York; que sea sensible a prácticas artísticas divergentes pero enfocadas sobre los artistas y las ideas en las que más cree; que es abierto y accesible para el público más grande posible pero atractivo e íntimo; que es fundamentalmente participativo pero permite experiencias individuales", indicaba Lowry previo a la reinauguración.

La reformulación de los textos de presentación de las salas conmueven la mixtura de ideas: Pablo Picasso se enfrenta a dos artistas estadounidenses más modernos como Louise Bourgeois y Faith Ringgold en la sala 503; en tanto en la 206 se reúne arte de mujeres de sitios tan diversos como Rumania y Sudáfrica, una expresión de la puesta en marcha de una globalización arraigada en el espíritu de este nuevo MoMA. El ingenio curatorial permite ir encontrando aquello que no se buscaba de manera sorpresiva mientras se visita un clásico.

Un presente revolucionario para una historia a la altura

"La noche estrellada", de Vincent Van Gogh (Shutterstock.com)
"La noche estrellada", de Vincent Van Gogh (Shutterstock.com)

Mientras el colapso de la bolsa se respiraba a una decenas de cuadras en Wall Street finalizando los años 20, tres filántropos tomaban el 7 de noviembre de 1929 como para fecha ideal para dar marcha a lo que hoy es el MoMA. Lizzie Plummer Bliss donó más de 150 pinturas que incluían firmas de Paul Cézanne, Paul Gauguin, Henri Matisse y Pablo Picasso, dando forma al tronco fundacional de la propuesta. Mary Quinn Sullivan, junto a su esposo Cornelius, inició una fuerte colección de arte en su mansión de Queens, portando nombres como Degas y Van Gogh y fue responsable de conseguir los fondos para el alquiler de la primera sede del museo en el número 730 de la Quinta Avenida. Mientras la esposa de la John D. Rockefeller, Jr. atrajo las fortunas familiares de la Standard Oil a favor de arte.

Estas tres audaces se impusieron la misión de “ayudar a la gente a entender, utilizar y disfrutar de las artes visuales de nuestro tiempo”.

La respuesta del público fue abrumadoramente entusiasta, y en el transcurso de los siguientes 10 años, el museo se mudó tres veces a sitios progresivamente más grandes, y en 1939 finalmente abrió las puertas del edificio que aún ocupa en el centro de Manhattan. Tras su nombramiento como primer director, Alfred H. Barr presentó un plan innovador para la concepción y organización del MoMA que daría como resultado una estructura multidepartamental basada en diversas formas de expresión visual. Hoy, estos departamentos incluyen arquitectura y diseño, dibujos y grabados, películas, medios y performance, pintura y escultura y fotografía.

"Las señoritas de Avignon", de Pablo Picasso (Shutterstock.com)
"Las señoritas de Avignon", de Pablo Picasso (Shutterstock.com)

La rica y variada colección del Museo de Arte Moderno constituye una de las vistas más completas y panorámicas de este arte. Desde un obsequio inicial de ocho grabados y un dibujo, la colección d ha crecido a aproximadamente 200.000 pinturas, esculturas, dibujos, grabados, fotografías, medios y obras de arte, modelos arquitectónicos y dibujos, objetos de diseño y películas.

El MoMA también posee aproximadamente dos millones de fotogramas de films. La biblioteca y los archivos del museo contienen la principal concentración de material de investigación sobre arte moderno en el mundo, y cada uno de los departamentos curatoriales mantiene un centro de estudio disponible para estudiantes, académicos e investigadores. La biblioteca del MoMA contiene más de 320.000 artículos, incluidos libros, publicaciones periódicas y extensos archivos individuales de más de 90.000 artistas.

El ingenio curatorial permite ir encontrando aquello que no se buscaba de manera sorpresiva mientras se visita un clásico (Flavia Tomaello)
El ingenio curatorial permite ir encontrando aquello que no se buscaba de manera sorpresiva mientras se visita un clásico (Flavia Tomaello)

SEGUÍ LEYENDO: