Los investigadores escanearon 22,484 sitios web de pornografía para identificar transferencias de datos (Shutterstock)
Los investigadores escanearon 22,484 sitios web de pornografía para identificar transferencias de datos (Shutterstock)

Parece que a Google y Facebook les gusta espiar al 74% y al 10% de los sitios web de pornografía, respectivamente. Según descubrió el estudio New Media & Society, que analizó 22.484 páginas porno, casi la mitad de los sitios para adultos expone detalles de las fantasías sexuales de sus usuarios y el 93% envía datos sobre sus usuarios a un promedio de siete firmas de terceros.

Investigadores estadounidenses de Microsoft y las universidades de Pensilvania y Carnegie Mellon escanearon los sitios para averiguar dónde enviaban los datos de los usuarios. A su vez, encontraron que solo el 17% de las páginas tenía algún tipo de cifrado, lo que hace que los datos de los usuarios del resto sean vulnerables a filtraciones.

Incluso Facebook, que prohíbe la desnudez y el contenido pornográfico en sus diversas plataformas de redes sociales, se encuentra involucrado en la acción, con rastreadores en 1 de cada 10 sitios web de sexo investigados. Por su parte, el desarrollador de software Oracle tenía rastreadores en el 24%  de los sitios.

La investigadora de comunicaciones de la compañía tecnológica multinacional, Elena Maris, y sus colegas utilizaron una herramienta de software de código abierto llamada ‘webXray’ ​​para escanear sitios web de pornografía e identificar la fuente de cualquier solicitud de datos de terceros (Shutterstock)
La investigadora de comunicaciones de la compañía tecnológica multinacional, Elena Maris, y sus colegas utilizaron una herramienta de software de código abierto llamada ‘webXray’ ​​para escanear sitios web de pornografía e identificar la fuente de cualquier solicitud de datos de terceros (Shutterstock)

Los rastreadores, que pueden tomar la forma de pequeños archivos de texto, o cookies, que se descargan en las computadoras cuando se visita un sitio determinado, o pequeñas imágenes de tamaño de píxel integradas en el sitio web anfitrión, se usan generalmente para identificar visitantes repetidos. Pueden ayudar a mantener a los usuarios conectados, retener información sobre las preferencias de su sitio y ayudar a entregar publicidad dirigida.

“Esto no es elegir un suéter a través de la web, es mucho más específico y profundamente personal”, dijo Maris en una entrevista con The New York Times.

Tanto Google como Facebook niegan el uso de datos de rastreadores en sitios web de pornografía para ayudar a desarrollar perfiles de publicidad. "No permitimos Google Ads en sitios web con contenido para adultos y prohibimos la publicidad personalizada y los perfiles de publicidad basados ​​en los intereses sexuales de un usuario o en actividades relacionadas en línea", dijo un portavoz de Google al diario norteamericano.

La red social proporcionó una declaración similar, señalando que la compañía no permite que los sitios web con temas para adultos usen sus herramientas de seguimiento con fines comerciales.

Los hombres no son los únicos

Un análisis neuronal encontró que los cerebros de ambos sexos responden de la misma manera a la pornografía (Shutterstock)
Un análisis neuronal encontró que los cerebros de ambos sexos responden de la misma manera a la pornografía (Shutterstock)

Según una reciente investigación realizada por científicos del Instituto Max Planck de Cibernética Biológica en Tübingen, Alemania, los cerebros responden a las imágenes pornográficas de la misma manera, independientemente del sexo biológico, la creencia de que los hombres son más propensos a las imágenes sexuales que las mujeres puede ser una fantasía.

"Quizás la razón principal es que para la mujer hay efectos inhibitorios secundarios que les impiden expresar lo que realmente sienten", aseguró Hamid Noori, líder del grupo de investigación en el Departamento de Fisiología de los Procesos Cognitivos del Instituto Max Planck. "Al menos por ahora, nuestro estudio indica que los hombres y las mujeres no son muy diferentes".

Sin embargo, sí se observan diferencias en el comportamiento. "La cantidad de hombres que visitan sitios de pornografía completan aproximadamente el 80% de los usuarios totales", aseguró Noori.

SEGUÍ LEYENDO: