La noticia fue anunciada a través de un informe de CNN narrado por su hijo y periodista de la CNN, Anderson Cooper (AFP)
La noticia fue anunciada a través de un informe de CNN narrado por su hijo y periodista de la CNN, Anderson Cooper (AFP)

La emblemática socialité de Nueva York, Gloria Vanderbilt, murió a los 95 años después de una batalla contra el cáncer de estómago, según informó su hijo, el periodista de la CNN Anderson Cooper.

Nacida en Nueva York en 1924, Vanderbilt creció en Francia. Su padre, Reginald Vanderbilt, el heredero de una fortuna ferroviaria, murió cuando ella era un bebé. No tenía ni siquiera dos años cuando heredó más dinero del que muchas personas podrían ganar a lo largo de su vida. Desde entonces, la joven fue el centro de atención: desde la intensa batalla de custodia entre su madre y la enormemente rica hermana de su padre cuando tenía 10 años hasta sus cuatro matrimonios, tres divorcios y el suicidio de uno de sus hijos.

"Gloria Vanderbilt era una mujer extraordinaria, que amaba la vida y la vivía en sus propios términos", dijo Cooper en un comunicado. "Era pintora, escritora y diseñadora, pero también madre, esposa y amiga. Tenía 95 años, pero si le preguntás a alguien cercano, te dirá que era la persona más joven que conocía, la más genial y la más moderna".

Antes de establecerse como actriz, artista, autora, ícono de la moda y socialité, Gloria Vanderbilt, era conocida como la famosa “niña heredera” (Instagram)
Antes de establecerse como actriz, artista, autora, ícono de la moda y socialité, Gloria Vanderbilt, era conocida como la famosa “niña heredera” (Instagram)

Vanderbilt nunca dejó que su historia la definiera. En cambio, forjó su propia identidad a través de sus talentos artísticos. En la década del 50 hizo sus primeras apariciones en el escenario y la televisión. En los años 70, como una de las pioneras de los jeans de diseñador, tomó al mundo de la moda por sorpresa. La marca que comenzó como Gloria Vanderbilt Jeans se ramificó en otras prendas de vestir, perfumes y artículos para el hogar, ganando millones por derecho propio.

En los últimos años, Vanderbilt ganó atención por una razón diferente: como la madre del reconocido periodista, escritor y presentador estadounidense, Anderson Cooper. "Cuando era una adolescente, trató de evitar el foco de atención, pero los reporteros y los camarógrafos la siguieron a todas partes", aseguró Cooper. "Estaba decidida a hacer algo de su vida, determinada a hacerse un nombre por sí misma y encontrar el amor que tan desesperadamente necesitaba. Qué vida extraordinaria. Qué madre tan extraordinaria. Qué mujer tan increíble ".

Gloria Vanderbilt no tenía ni siquiera dos años cuando heredó más dinero del que muchas personas podrían ganar a lo largo de su vida (Instagram: @lindagrossspeaks)
Gloria Vanderbilt no tenía ni siquiera dos años cuando heredó más dinero del que muchas personas podrían ganar a lo largo de su vida (Instagram: @lindagrossspeaks)

Cuando su padre murió alcoholizado Gloria quedó a cargo de su madre, que frecuentaba la alta sociedad junto a su hermana gemela, amante del príncipe de Gales. Cuando cumplió los 10 años, su tía paterna, la fundadora del Museo Whitney de Nueva York, pidió su custodia en los tribunales por miedo a lo que su cuñada podría hacer con la fortuna de su sobrina. Pero la vida de Vanderbilt en el ojo público apenas estaba comenzando.

Todavía era adolescente cuando apareció en la emblemática revista de moda Harper's Bazaar. Se mudó a Hollywood y desarrolló una afición por los hombres mayores; Errol Flynn, Ray Milland y Howard Hughes estaban entre los que frecuentaba. A los 17 años, se casó con el agente de Hollywood Pat DiCicco.

Después de mostrarse con Frank Sinatra y Marlon Brando, Vanderbilt se casó con el director, productor y guionista estadounidense Sidney Lumet (Instagram: @gloriavanderbilt)
Después de mostrarse con Frank Sinatra y Marlon Brando, Vanderbilt se casó con el director, productor y guionista estadounidense Sidney Lumet (Instagram: @gloriavanderbilt)

Cuatro años después se divorciaron luego de que Vanderbilt revelara que DiCicco la había maltratado emocional y físicamente. Sin embargo, antes de que el matrimonio terminara oficialmente, la joven ya estaba enamorada del director de orquesta Leopold Stokowski, y se casaron en 1945, ella tenía 21 años y él 63. Durante sus 10 años de matrimonio, tuvieron dos hijos, Stanley y Christopher.

Después de mostrarse con Frank Sinatra y Marlon Brando, Vanderbilt se casó con el director, productor y guionista estadounidense Sidney Lumet en 1956, y permanecieron juntos hasta 1963. Cuatro meses después de divorciarse, Vanderbilt se casó por cuarta y última vez con el escritor Wyatt Cooper en 1963. El matrimonio tuvo dos hijos, Carter y Anderson. Wyatt Cooper murió en 1978 durante una cirugía a corazón abierto. Una década más tarde, mientras Vanderbilt observaba, su hijo Carter de 23 años, se suicidó saltando desde la terraza del ático de la casa de su madre de Nueva York desde un piso 14.

Con sus hijos Carter y Anderson (Instagram)
Con sus hijos Carter y Anderson (Instagram)

Durante la década de 1950, Vanderbilt estudió con el artista y curador del Museo Metropolitano de Arte Robert Beverly Hale en la Art Students League en Manhattan y luego de algunos años realizó sus primeras exposiciones.

La década de 1950 también vio a la joven empresaria probar suerte en la actuación. Su debut en el escenario llegó en 1954, cuando protagonizó el papel principal en The Swan en el Pocono Playhouse en Pensilvania. Al año siguiente, apareció en Broadway como Elsie en un remake de El tiempo de tu vida de William Saroyan.

A lo largo de los años, Vanderbilt fue la favorita de la escena social de Nueva York (Instagram: @amarino4fromny)
A lo largo de los años, Vanderbilt fue la favorita de la escena social de Nueva York (Instagram: @amarino4fromny)

A lo largo de los años, Vanderbilt fue la favorita de la escena social de Nueva York. En 1969, sus ilustraciones la llevaron a una de sus facetas más exitosas, la de diseñadora de moda. Una noche, Johnny Carson exhibió su exposición Hammer Gallery en The Tonight Show. Donald Hall, CEO de Hallmark, y Lewis Bloom, presidente de Bloomcraft, vio la transmisión, y decidió convertir su obra de arte en diseños.

Su carrera como diseñadora de moda despegó cuando se asoció con Mohan Murjani, quien introdujo una campaña publicitaria de 1 millón de dólares en 1978 que convirtió a la marca Gloria Vanderbilt con su sello distintivo de cisne blanco en una sensación. En su punto máximo en 1980, generaba más de 200 millones de dólares en ventas. Décadas más tarde, los famosos jeans de la diseñadora y vestidos cortos o largos, siguen siendo un elemento básico del vestidor de una mujer.

Su vida de heredera multimillonaria, con todos sus altibajos, llenó las páginas de la prensa en todo el mundo e hizo de esta descendiente de la famosa dinastía ferroviaria estadounidense una de las favoritas de la alta sociedad.

SEGUÍ LEYENDO: