El 7 de febrero, con el objetivo de promover un uso responsable y seguro, se celebra el Día Internacional de la Internet Segura
El 7 de febrero, con el objetivo de promover un uso responsable y seguro, se celebra el Día Internacional de la Internet Segura

La privacidad engloba un conjunto de facetas de cada persona; el acceso a cada una de ellas dependerá de cuánto quiera compartir acerca de su vida. Lo mismo sucede con internet. Sin embargo, muchas veces el usuario no sabe qué tipo de información está brindando en sus redes sociales. En este contexto, con el objetivo de promover un uso responsable y seguro de las nuevas tecnologías digitales, cada 5 de febrero se celebra el Día Internacional de la Internet Segura.

Y es que es en cuestión de segundos que la información que brinda cada persona en internet puede llegar a cualquier parte del mundo. Sin importar fronteras, un video, una fotografía, datos de la tarjeta de crédito o seguros de vida, entre otros, pueden viralizarse y llegar a las manos equivocadas trayendo consecuencias para los usuarios, en muchos casos muy difíciles de reparar.

Es importante que los padres sepan qué cuentas tienen y en qué plataformas se encuentran sus hijos
Es importante que los padres sepan qué cuentas tienen y en qué plataformas se encuentran sus hijos

El Día de la Internet Segura pretende reflejar preocupaciones actuales, desde el ciberacoso hasta el abuso por redes sociales. Su propósito es concientizar sobre amenazas emergentes de la vida online. Convertido hace varios años en un evento de referencia en el calendario de la seguridad en línea, empezó siendo un programa promocionado en el 2004 por la Unión Europea y organizado por INSAFE, la Red Europea por una Internet Segura, pero su influencia traspasó las fronteras continentales. Hoy, en más de 140 países del mundo, se lucha para que la web sea un lugar libre de peligros.

"Actualmente son muchos los riesgos que existen. Lo que podemos ver es que los menores tienen muchísima exposición y no miden hasta dónde pueden llegar con las cosas que suben y publican. Y aunque distingamos entre sexting, grooming y ciberbullying, las temáticas muchas veces se van mezclando y el foco está puesto siempre en lo mismo: la privacidad", aseguró a Infobae Cecilia Pastorino, mentora educativa de Argentina Cibersegura y especialista en seguridad informática de ESET.

Cada vez son más las víctimas de grooming o sexting (Getty Images)
Cada vez son más las víctimas de grooming o sexting (Getty Images)

En este contexto, la especialista diferenció los dos principales problemas que se ven con frecuencia: grooming y sexting. "El grooming es cuando un adulto utiliza medios digitales para acosar a un menor de edad. Es importante que si los padres notan que un adulto está hablando con su hijo haciéndose pasar por un menor, hagan la denuncia inmediatamente ya que no hace falta esperar a que haya una foto de pornografía infantil o un encuentro. El solo hecho de que un adulto contacte así al menor es un delito".

"El sexting es cuando una persona envía mensajes de índole sexual, ya sea una fotografía o un video pornográfico, y de algún modo se viraliza por internet. Muchas veces las personas envían a una persona de confianza, luego se pelean o simplemente les muestran los archivos a sus amigos y de esa forma empiezan a circular en las redes sociales. También hay una tendencia que sucede cada vez más, es que hay muchísima extorsión o también que lo utilizan como una especie de venganza de una persona a otra", describió la profesional en materia de seguridad informática.

La tendencia demuestra que los menores estarían comenzando a navegar a edades cada vez más tempranas (Getty)
La tendencia demuestra que los menores estarían comenzando a navegar a edades cada vez más tempranas (Getty)

Aunque las temáticas son distintas, para la especialista, terminan relacionándose directamente. De acuerdo a una encuesta realizada por DigiPadres, a niños y adolescentes de Buenos Aires acerca de los riesgos y situaciones a las que se enfrentan online, el 60% recibió una solicitud de contacto por parte de desconocidos y 1 de cada 3 afirmó haber vivido una situación incómoda en la web.

Aunque el 20% de ellos considera que la seguridad digital no es un tema grave o de importancia, al momento de consultarles qué es lo que más les preocupa, se destacó el robo de contraseñas, la suplantación de identidad y la averiguación de datos o información por parte de terceros.

El uso de las redes sociales en los adolescentes es algo inminente. Sin embargo, al igual que en muchos ámbitos, la tecnología no es lo negativo, sino el uso que le dan las personas (Getty Images)
El uso de las redes sociales en los adolescentes es algo inminente. Sin embargo, al igual que en muchos ámbitos, la tecnología no es lo negativo, sino el uso que le dan las personas (Getty Images)

Finalmente, más del 50% dijo haber recibido información en su colegio sobre cómo cuidarse en internet, pero solo el 3% lo hablaría con sus docentes.

"Una forma de prevenir cualquier delito que atente a la seguridad de los chicos en internet es hablar sobre los temas, ya que muchas veces no forman parte de un diálogo en la casa. Muchos padres se escudan en que los chicos saben más de tecnología y que para ellos es un mundo desconocido, pero ellos también deben conocer cuáles son las plataformas que se utilizan y naturalizar la charla de temas como el grooming, el sexting, entre otros, para contar con más herramientas de prevención", enfatizó Pastorino. 

Por otro lado, la profesional hizo foco en la viralización de los archivos: "Las personas deben entender que una vez que algo está internet, es muy difícil borrarlo, casi imposible. Es muy importante que navegar sea un tema de charla. Que el "cómo", "cuándo" y "con quién" se dialoguen en los hogares para que los chicos no se encuentren solos en internet y que su circulo íntimo sea siempre de confianza y para sumar", concluyó la profesional.

SEGUÍ LEYENDO