Para entender y sanar una enfermedad es esencial prestar atención a los conflictos que experimentó la persona (Getty)
Para entender y sanar una enfermedad es esencial prestar atención a los conflictos que experimentó la persona (Getty)

¿Qué pasaría si, en el momento en el que un médico diagnostica una enfermedad a un paciente, lo analizara más allá de lo estrictamente físico? Si se preocupara por sus emociones, sus vivencias.

Es que, según postulan desde la descodificación biológica original, todo síntoma físico tiene su inicio en el momento en el que una persona vive un evento para el que no está preparada y éste es traumático. Ese momento "desestabilizante", por insignificante que luego parezca, se denomina "conflicto biológico" y si la persona no tiene las herramientas para deshacerse de esa tensión, o cerrar el circuito que fue abierto -por llamarlo de alguna manera- la información de todo lo que ocurre en ese instante queda grabada en el cuerpo mediante un pensamiento y unas sensaciones físicas concretas.

Según la descodificación biológica original, para entender y sanar una enfermedad es esencial prestar atención a los conflictos que experimentó la persona.

La descodificación biológica original ayuda a la persona a encontrar el instante perdido en el que olvidó algo que su cerebro buscó evacuar luego a través del cuerpo

Ángeles Wolder Helling es la directora del Instituto Ángeles Wolder, fundado en Barcelona y con sedes en varios países. Infobae habló con ella en su paso por Buenos Aires, donde vino a brindar la conferencia Descodificando sociedades: Argentina. La repetición de la crisis o tropezarse con la misma piedra.

"La descodificación biológica original es un acompañamiento en el que se está muy atento a la pequeña parte verbal que puede regalar muchísima información a través de lapsus, frases, de la utilización de determinados mensajes, sumado al componente de lo no verbal y sobre todo fisiológico, porque cuando se observan determinados movimientos de la cara, los ojos, gestos, postura, etc., todo ese conjunto 'habla' de algo muy concreto que es lo que quedó registrado en el evento traumático y se ayuda a la persona a liberarlo". Así comenzó a explicar la especialista cómo "a partir de el síntoma hace su resolución, una vez que se accede al punto de dolor, se libera lo que quedó atrapado, se reformula la historia para que la persona pueda verlo desde otro lugar y no seguir repitiendo lo mismo y que el síntoma pueda gestionarse internamente".

Los conflictos no resueltos se traspasan de generación en generación (Getty)
Los conflictos no resueltos se traspasan de generación en generación (Getty)

"Lo que se desgastó en un determinado momento se tiene que recuperar en la siguiente fase -ahondó-. Esto es biológico, fisiológico, las situaciones de estrés se tienen que resolver en un momento, no pueden quedar 'abiertas' por siempre".

Wolder Helling señaló que incluso los conflictos no resueltos se traspasan de generación en generación. "Las situaciones no aceptadas o no acabadas provocan un alto estrés en los miembros contemporáneos que están viviendo el evento y, a su vez, hay generaciones por debajo que canalizan por ejemplo a través de la elección de una profesión lo que ocurrió, como si para el inconsciente el tiempo no existiera y lo que yo haga hoy es como si lo estuviera haciendo 100 años atrás", explicó la especialista, quien resumió los beneficios de esta técnica que se sustenta en la nueva medicina germánica, desarrollada por el médico alemán Ryke Geerd Hamer a principios de los 80: "Aumentar el bienestar en la vida, la capacidad de reconocer cuáles son las historias que ocurrieron para llegar a los resultados actuales. También permite finalizar ciclos de los que muchas veces no podemos o no queremos salir, aunque a veces esté muy claro lo que hay que hacer, por ejemplo salirse de una pareja tóxica, pero se asume el costo que tiene mantenerse en una relación o en una situación que no tiene coherencia con lo que el corazón desea, y eso genera un estrés emocional".

A través de la descodificación biológica original es posible revisar la propia historia en relación a preguntas clave

La especialista definió a la descodificación biológica original como "una herramienta para poder llegar a conocer en la vida de una persona antes de que aparezca un síntoma, antes de que haga una aparición física dio muchas pistas en los gustos, la elección de la profesión, la manera de vivir la vida, etc". "El síntoma es la manifestación que aparece como huella de una experiencia inesperada, dramática -agregó-. En esos casos es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico".

Para Wolder Helling, que en 2016 publicó su primer libro sobre esta temática, El arte de escuchar el cuerpo, "la totalidad de enfermedades tiene un componente de estrés, que disminuye el sistema inmune y cuya carga emocional no pasa inadvertida en el organismo".

Cómo funciona

Cada instante de estrés todo el sistema de alarma se pone en marcha para permitir la supervivencia (Getty)
Cada instante de estrés todo el sistema de alarma se pone en marcha para permitir la supervivencia (Getty)

En una sesión, dos o tres, "una vez que la persona localiza el conflicto biológico, que no es sólo hacerlo consciente: es poder bajarlo al cuerpo y escuchar las sensaciones corporales para lograr desagotar la química del instante vivido", detalló Wolder Helling, quien puntualizó: "Cada instante de estrés tenemos una descarga de neurotransmisores y hormonas; todo nuestro sistema de alarma se pone en marcha para permitir la supervivencia y eso queda guardado como estrés traumático. Hay bloques dentro del cuerpo que tienen acumulado el estrés de un determinado momento, lo que hacemos es tomar conciencia, llevarlo y ponerlo en un pensamiento y luego encontrar a través del cuerpo las emociones y las sensaciones corporales que es la memoria implícita que se aloja en nuestro interior y descargarlo".

Para ella, una de las mayores satisfacciones de su trabajo es "ver cómo las personas, en un momento, con una palabra, caen en la cuenta de eso ha estado tan oculto y al darse cuenta hacen una descarga inmediata". "Es poder salir de las historias de atrapamiento y pasar a una zona más placentera de la vida, para poder vivir más felices, más libres, con menos ataduras", describió la especialista, y especificó: "Es como que les 'cae la ficha', como si hubieran tenido instantes ocultos en los que hay un fotograma caído y esa pieza de la película de su vida se vuelve a reconectar".

En cada instante de estrés todo nuestro sistema de alarma se pone en marcha para permitir la supervivencia y eso queda guardado en el cuerpo

"La gente a menudo llega a verme con un síntoma y muchas veces en busca de una respuesta que no obtienen en el sistema sanitario", aseguró Wolder Helling. "La herramienta es para el desarrollo humano, para tomar conciencia de esas improntas de eventos muy traumáticos o que generan estrés con carga emocional y que de alguna manera necesitamos sacar".
A través de la descodificación biológica original es posible revisar la propia historia en relación a preguntas clave. "Una persona, a través de la totalidad de sus comportamientos y elecciones tiene detrás un tipo de conflicto y esta técnica ayuda a descubrirlo para entender de dónde viene -profundizó-. El origen puede estar en la infancia, en el nacimiento, en la vida embrionaria o incluso en nuestros ancestros".

En ese sentido, enfatizó que "en familias de médicos, por ejemplo, puede hallarse la imposibilidad de acceder a la curación en algún punto de la historia, una muerte prematura que hizo que esa situación sea no aceptada o no acabada y generó un alto estrés, que llevó a las generaciones posteriores a materializar a través de una profesión como la forma de evacuar ese conflicto".

En síntesis, bajo la premisa de que la psiquis y el cuerpo están íntimamente relacionados y que la enfermedad es una forma de "lenguaje", así como la medicina se ocupa de tratar los síntomas, la descodificación biológica original busca ahondar en las causas: propone entender la enfermedad desde otra perspectiva para alcanzar el bienestar emocional.

SEGUÍ LEYENDO