La campaña, insta a todos los usuarios de las redes sociales a dejar de usar, o reducir, el uso de Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram y otras plataformas de medios sociales durante el mes de septiembre (Getty Images)
La campaña, insta a todos los usuarios de las redes sociales a dejar de usar, o reducir, el uso de Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram y otras plataformas de medios sociales durante el mes de septiembre (Getty Images)

El uso excesivo de las redes sociales puede afectar el sueño, la autoestima y las relaciones personales. La iniciativa "Septiembre Scroll Free", impulsada por la Royal Society for Public Health, se anuncia como una "oportunidad para retomar el control de nuestra relación con las redes sociales" y propone a los usuarios abstenerse por completo o reducir su uso durante 30 días. 

La evidencia emergente genera inquietudes sobre el impacto potencial de las redes sociales en la salud y el bienestar mental de las personas. En 2017, un informe publicado por la misma organización destacó una gama de posibles efectos negativos de las redes sociales, que incluían desde ansiedad y depresión, imagen corporal negativa, acoso cibernético, falta de sueño y "FOMO"(miedo a perderse de).

"En un mundo donde existe una ilusión de goce pleno, la omnipresencia en muchas escenas de la vida ajena produce cierta satisfacción. En el deseo de pertenecer a varios mundos, cada vez más virtualizados, se esquiva el encuentro – o desencuentro- con el otro", sostuvo en diálogo con Infobae Oscar A. Paulucci, médico psicoanalista y miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

Construir una relación más sana y equilibrada con las redes sociales, basada en el uso consciente y atento, es clave.

Se estima que 320,000 personas se comprometieron a participar de la iniciativa, entre ellas Jennifer Lawrence, Emma Stone, Elton John y Simon Cowell (Getty Images)
Se estima que 320,000 personas se comprometieron a participar de la iniciativa, entre ellas Jennifer Lawrence, Emma Stone, Elton John y Simon Cowell (Getty Images)

Diferentes investigaciones relacionaron el uso de plataformas como Facebook, Instagram y Twitter con una baja autoestima, insomnio y problemas de memoria, por nombrar solo algunas. Mientras tanto, otros las alaban por funcionar como un espacio para las voces marginadas y para poner en marcha grandes movimientos sociales, como la positividad corporal.

"Sabemos que esto será un desafío debido a la naturaleza adictiva de la tecnología de los medios sociales, pero el objetivo es que a fin de mes se pueda reflexionar sobre lo que se pierde y lo que se consigue", explicó al respecto Shirley Cramer, directora ejecutiva de la organización.

El sondeo realizado por la RSPH encontró que los grandes usuarios de las redes sociales, en particular las niñas, tenían más probabilidades de informar una mala salud mental, siete de cada 10 jóvenes habían experimentado el acoso cibernético y una de cada cinco personas perdió el sueño durante la noche para revisar sus cuentas.

“Las redes generan una fuente permanente de estímulos. Uno puede estar todo el tiempo interactuando con otros, recibiendo algún tipo de mensaje, señal o información” (Getty Images)
“Las redes generan una fuente permanente de estímulos. Uno puede estar todo el tiempo interactuando con otros, recibiendo algún tipo de mensaje, señal o información” (Getty Images)

En diálogo con Infobae, Maximiliano Martínez Donaire, psicoanalista y exsecretario científico del Claustro de APA, aseguró que si bien las redes sociales son un escenario donde se despliegan las relaciones humanas, los vínculos interpersonales son un fenómeno complejo lleno de vicisitudes, y dentro de esa complejidad que atañe los vínculos entre las personas, cuando uno se circunscribe a ellas parte de esos aspectos involucrados en las relaciones humanas son exacerbados al tiempo que otros quedan en un segundo plano o supeditadas a lo otro.

De los encuestados, un 33% consideró que abandonar las redes sociales durante un mes beneficiaría su sueño, las relaciones del mundo real (33%) y la salud mental general y el bienestar (31%).

En una muestra representativa de 2057 adultos, el 65% consideró formar parte de la iniciativa. Casi la mitad (45%) de los encuestados dijo que tomarse un descanso los haría más productivos, mientras que el 40% de los que tenían entre 18 y 34 años pensaban que hacerlo mejoraría la confianza y la autoestima de su cuerpo.

Cinco niveles de compromiso

Desde abstenerse por completo hasta hacerlo solo en eventos sociales, “Septiembre Scroll Free” tiene cinco niveles de compromiso para reducir el uso de las redes sociales (Getty Images)
Desde abstenerse por completo hasta hacerlo solo en eventos sociales, “Septiembre Scroll Free” tiene cinco niveles de compromiso para reducir el uso de las redes sociales (Getty Images)

Abstenerse por completo, hacerlo desde las 18 hs, solo en eventos sociales, en el trabajo o en la habitación, son los cinco niveles de compromiso para participar.

"Como psicopatología de la vida cotidiana, basta caminar por las calles para chocarse con una persona absorta por las redes sociales en su celular", manifestó Paulucci. 

Para los grandes usuarios de las redes sociales, hacerse a un lado puede causar cierta incomodidad a corto plazo a medida que la mente se adapta al cambio. Al principio, renunciar a ellas puede provocar síntomas de ansiedad y depresión; y sentimientos de aburrimiento y soledad.

De hecho, un estudio llevado a cabo por The Guardian en 2016 encontró que los jóvenes que abandonaron las redes sociales durante la noche inicialmente experimentaron períodos de aburrimiento y ansiedad. Sin embargo, a largo plazo, casi todos los participantes informaron sentirse mucho más relajados que cuando pasaban más tiempo en línea.

Pero, ¿qué ofrece una vida sin "me gusta" y filtros, en términos de beneficios para la salud?

Resulta que incluso unas pocas horas afuera de las redes sociales podrían brindar un impulso muy necesario para el bienestar general (Getty Images)
Resulta que incluso unas pocas horas afuera de las redes sociales podrían brindar un impulso muy necesario para el bienestar general (Getty Images)

En el Reino Unido, los adultos pasan un promedio de ocho horas y 41 minutos en las pantallas, más que la cantidad promedio de tiempo que duermen. Una encuesta llevada a cabo por el Banco de América a 1000 adultos estadounidenses descubrió que el 71% duerme acurrucado a sus teléfonos inteligentes, y que la mayoría probablemente los utiliza como alarma.

Sin embargo, permitirse una sesión de "scrolling" antes de acostarse podría impedir un sueño profundo. Según la National Sleep Foundation, la luz azul emitida desde la pantalla de los teléfonos celulares puede interrumpir la producción de melatonina en el cuerpo, la hormona que contribuye al sueño.

Un estudio danés publicado por el Instituto de Investigación de la Felicidad  en 2015 encontró que solo una semana sin Facebook dio lugar a niveles más altos de felicidad de los participantes. Los investigadores dividieron a 1095 usuarios en dos grupos, pidiéndole a uno que continuara usando el sitio de redes sociales de manera normal, mientras que los del otro grupo debían abstenerse por completo. Aquellos que se alejaron informaron que se sentían un 55% menos estresados ​​después de solo una semana.

Permitirse una sesión de “scrolling” antes de acostarse podría impedir un sueño profundo (Getty Images)
Permitirse una sesión de “scrolling” antes de acostarse podría impedir un sueño profundo (Getty Images)

En 2017 un informe también llevado a cabo por la RSPH y la organización benéfica Young Health Movement, descubrió que la plataforma para compartir fotos y videos Instagram era la más perjudicial en términos de salud mental de los jóvenes en comparación con otras plataformas de redes sociales.

Las imágenes constantes de otras personas que parecen tener una vida "mejor" pueden empeorar la calidad de las amistades y relaciones personales. Los usuarios de las redes sociales intentan conectarse con demasiadas personas a la vez, dejándolos rodeadas de personas en línea pero sin relaciones de calidad en la vida real.

Por lo tanto, pasar menos tiempo en las plataformas podría alentar a dedicar más tiempo a cultivar las conexiones fuera de línea. "Septiembre Scroll Free" sigue a otras campañas de salud pública como "Dry January" y "Stoptober", que abordan el alcohol y el tabaquismo, respectivamente.

SEGUÍ LEYENDO: